Sistema regional de energía requiere de más seguridad

Las deficiencias en los controles de seguridad de los generadores y la limitada capacidad de transmisión hacen que las fallas de un país puedan afectar la red de energía del resto de Centroamérica, señaló el AMM.
Enlace copiado
Sistema regional de energía requiere de más seguridad

Sistema regional de energía requiere de más seguridad

Enlace copiado

Entre los retos que tiene el Sistema de la Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC) está la solución a los problemas de oscilaciones y fallas en la red, puesto que cuando un país tiene problemas, puede arrastrar al resto, provocar apagones e incluso llegar a destruir los generadores.

Según Édgar Navarro y Élmer Ruiz, presidente y gerente del Administrador del Mercado Mayorista (AMM) de Guatemala, un equivalente a la Unidad de Transacciones (UT) de El Salvador, es decir, el ente que opera el mercado eléctrico, una forma de superar los problemas es ampliar la capacidad de transporte de energía e invertir en controles de seguridad.

Los voceros explicaron que el apagón que hubo este año se produjo por una falla en el sistema eléctrico panameño, que dejó a Costa Rica con un exceso de energía en su red, por lo que tuvo que desconectarse.

Al hacerlo, Nicaragua quedó afectada y se aferró a la energía eléctrica de Honduras, El Salvador y Guatemala, que tuvieron apagones parciales.

El problema de las oscilaciones surge cuando hay cambios en la energía que transita por la red. Los generadores reaccionan a estos cambios incrementando o reduciendo su aporte para poder compensar el problema, pero al hacerlo, producen otro desequilibrio; en esos momentos, que son segundos, pueden transitar hasta 500 megavatios (MW) por la región.

Sin embargo, esta energía no es algo que los países pueden aprovechar, más bien es un exceso que pone en riesgo a los mismos generadores, que pueden llegar a destruirse; de hecho, el presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, David López, dijo que el año pasado una unidad de LaGeo en Berlín se dañó por uno de estos problemas.

Élmer Ruiz explicó que esto se debe al funcionamiento de las generadoras hidroeléctricas. Una alternativa es invertir en calibres de seguridad para regular la reacción de estos aparatos y evitar que se desestabilice el sistema eléctrico regional, ya que, cuando esto pasa, los países tienen que reducir la energía, y lo hacen con apagones. Hay un protocolo regional que establece cuánto tiene que apagar un país, pero es el operador local, como la UT, el que decide dónde desconectar. De acuerdo con Navarro, esto puede afectar a la industria.

De acuerdo con el AMM, hay una disparidad en Centroamérica: lo que llaman el bloque norte, Guatemala y El Salvador, tiene mejor capacidad y más seguridad; mientras que el sur, es decir, de Honduras a Panamá, tiene más retos.

De hecho, señaló que el Ente Operador Regional (EOR), que administra el mercado centroamericano, establece limitantes para transmitir la energía según la capacidad de todos los países, por lo que entre El Salvador y Guatemala se transmiten alrededor de 280 MW, cuando la interconexión entre ambos da para 600 MW.

Por otra parte, Navarro explicó que Costa Rica aplicó medidas de seguridad para evitar un problema como el que tuvo tras la falla de Panamá, pero lo hizo sin analizar primero cómo esas medidas afectarían a los demás países, lo que, consideró, impacta la certeza jurídica del mercado centroamericano.

Mercado de C. A.
Surgió después del tratado  que firmaron seis países para comprar y vender energía.
 El CDMER
El Consejo Directivo del Mercado Eléctrico Regional es el que debe impulsar el desarrollo. El Consejo Nacional de Energía (CNE) representa a El Salvador. 

 La CRIE
La Comisión Regional de la Interconexión Eléctrica es la reguladora del mercado, desacuerdos y aplica sanciones. El país está representado por la SIGET.

El EOR
El Ente Operador Regional es el que administra el mercado. El Salvador está representado ahí por la UT.
 La EPR
La Empresa Propietaria de la Red es la dueña de las líneas de transmisión. ETESAL es accionista de esta.

Lee también

Comentarios

Newsletter