"Solo hay una opción, destacar o vender un producto que sea único y destacable”

Las nuevas tendencias en el comercio al por menor obligan a las marcas que quieran sobrevivir a innovar, explica el especialista Doug Stephens.
Enlace copiado

"Solo hay una opción, destacar o vender un producto que sea único y destacable”

"Solo hay una opción, destacar o vender un producto que sea único y destacable”

"Solo hay una opción, destacar o vender un producto que sea único y destacable”

Enlace copiado
Doug Stephens ha sido catalogado como uno de los principales influenciadores globales de las ventas al detalle. Fundador de una consultora especializada en la predicción de tendencias, sus perspectivas únicas han sido presentadas en medios de comunicación como The New York Times, The BBC, The Wall Street Journal, entre otros. El experto, que estuvo en El Salvador la semana pasada en una conferencia organizada por Grupo Roble, explicó que las marcas tienen que encontrar una forma de destacar para poder sobrevivir a los cambios que suponen los avances tecnológicos.

¿Cuáles son las últimas tendencias en el comercio al por menor y en el comportamiento del consumidor?

Hay muchas pero el cambio más grande de todos, en mi opinión, es que nos estamos moviendo de una economía basada en la escasez de información, acceso y productos hacia una economía que está basada en la abundancia.

El reto que tienen ahora los consumidores no es la ausencia de ofertas para tomar una decisión, sino al contrario, que hay más disponibilidad de ofertas para tomar una decisión. Cada vez más los consumidores están teniendo el poder por la tecnología para acceder a lo que ellos quieren, cuando lo quieren y en donde sea.

¿Qué retos generan todos estos cambios para las empresas?

Estos cambios significan que ser mediocre ya no es suficiente. Los consumidores tienen demasiadas opciones y alternativas. Las empresas tienen que subir el nivel de la experiencia que le dan al cliente si quieren sobrevivir.

¿Cómo pueden las empresas o las organizaciones superar estos nuevos desafíos que suponen estos cambios?

Solo hay una opción: destacar o vender un producto que sea único y destacable. Si su producto no es único, pues lo tiene que vender en una manera que sí lo sea. Esto significa reexaminar la forma en la que los productos de esa categoría se venden para pensar en una nueva, mejor y más eficiente forma de hacerlo.

Esto puede involucrar nuevas tecnologías, diseño de tiendas, prácticas de reclutamiento y muchas otras cosas.

¿Qué tan difícil es para la empresa acoplarse a estos nuevos cambios?

Es muy difícil por varias razones. Primero, significa confrontar todo de una forma honesta y ver qué hay de malo en la experiencia que se le está dando al consumidor.

Segundo, significa encontrar la creatividad para diseñar una experiencia que sea mejor en una manera tangible.

Por último, requiere que las marcas tengan el coraje de implementar de verdad las innovaciones que se les puedan ocurrir.

¿Qué implican estos cambios de tenencia en términos de formación o preparación para la organización?

El punto de partida es asegurarse que la organización realmente esté lista para innovar. ¿Hay acaso una definición común y aceptada de qué es innovación? ¿Tiene usted las mentes creativas correctas para apoyar el proceso creativo? ¿Acaso estos recursos creativos están siendo recompensados y apoyados de forma apropiada por la organización?

La mayoría de las compañías que buscan ser innovadoras fallan porque no tienen los componentes fundamentales en el lugar en el que tienen que estar.

¿Estos cambios son solamente un reto para la empresa o también representan una oportunidad?

Son ambos. Realmente creo que todos los cambios representan oportunidades. Si usted mira las marcas más conocidas y exitosas en el mundo, como Hyatt, Microsoft, Burger King, CNN, entre otras, verá que todas fueron fundadas durante un revés económico. Esto se debe a que todo reto conlleva una oportunidad.
 

Tags:

  • productos
  • consumidor
  • marcas
  • innovación

Lee también

Comentarios

Newsletter