Lo más visto

Sugieren fortalecer la inversión pública

El programa de inversión del Gobierno para el desarrollo se ha cumplido en poco más del 60 %. El director del FOMILENIO II señala que hay que hacer más esfuerzos por el empleo formal.
Enlace copiado
Sugieren fortalecer la inversión pública

Sugieren fortalecer la inversión pública

Sugieren fortalecer la inversión pública

Sugieren fortalecer la inversión pública

Enlace copiado
El Salvador, antes y después de la guerra civil, mantiene un ritmo de crecimiento que no refleja todo su potencial. Ayer, durante la segunda parte del foro-diálogo que organizó la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), un grupo de economistas propuso apostar por la inversión del Gobierno y hacer un mayor esfuerzo por el empleo formal.

Un grupo de cinco economistas planteó cuáles son las causas del bajo crecimiento de El Salvador y cuáles son las posibles salidas. Durante los últimos 10 años, El Salvador ha tenido un crecimiento promedio de 1.9 % del Producto Interno Bruto (PIB) anual, pero las gremiales empresariales y el Gobierno señalan que el crecimiento debería ser de 3 % a 5 %.

Roberto Rubio, director de FUNDE, dijo que El Salvador tiene “una economía que invierte poco, las ganancias tienden más a consumirse que a invertirse. Es una propensión excesiva hacia el consumo”. Según datos del Banco Central de Reserva (BCR), el consumo general es del 80 % del PIB, es decir que el consumo es el motor más grande de la actividad económica. En contraste, las inversiones de los sectores público y privado, combinadas, aportan un 15 % del PIB.

Por otro lado, Rubio comentó que el país tiene un aparato productivo poco diversificado y que depende de las importaciones y remesas. “Somos un país que produce poco e importa mucho”, dijo, o que compra muchos bienes afuera. Por ejemplo, con datos oficiales hasta mayo, las compras al exterior fueron $1,736.98 millones superiores a las ventas.

Óscar Cabrera, presidente del Banco Central de Reserva (BCR), comentó que una de las recomendaciones es convertir al Estado en un agente que ayude a impulsar la economía. “No olvidemos que el gasto es el principal determinante en la economía y no la oferta”, comentó Cabrera, entendida la oferta como la producción. “Por otro lado, decimos que el gasto público debe ser eficiente, debe centrarse en una estrategia de inversión para reducir los costos de producción de las empresas”, agregó el funcionario.

Mientras que Carmen Aída Lazo, decana de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN), puso ejemplos de países que han mejorado su desempeño a través de la inversión gubernamental, como Etiopía en África o Bolivia en América del Sur. “(En El Salvador) nos hemos movido hacia una estructura fiscal cargada hacia el consumo, los salarios, hacia el gasto corriente. Estoy de acuerdo en que no tenemos que pensar en una contracción, pero sí en una reestructuración que privilegie la inversión pública, porque es dinamizadora y es complementaria de la inversión privada”, comentó la decana. Lazo señaló que las contribuciones del Estado en proyectos del desarrollo no tienen por qué terminar en un endeudamiento, siempre que los resultados sean superiores a los costos que se asumen.

El Salvador siempre ha tenido un atraso en su programa anual de inversión pública, pero después de la crisis financiera mundial de 2008 y la depresión tropical 12-E su capacidad de ejecución se complicó más. Datos del Ministerio de Hacienda (MH) muestran que para mayo el programa de inversión tenía previsto utilizar $374.06 millones. Pero la ejecución o cumplimiento del programa hasta esa fecha ha sido de $249.96 millones. El atraso es de un 33 %. Sin embargo, cuando la cifra se divide por sectores, la información de Hacienda muestra que en el caso de seguridad pública y justicia el atraso es de 65.4 %. Es decir, en el sector de seguridad y justicia tienen pendiente de ejecutar más de $24 millones del programa que tenían para mayo.

Mientras que William Pleités, director ejecutivo de FOMILENIO II, comentó que “el tema que ha sido abandonado es el del empleo. Nunca se le ha dado el énfasis que se requiere”. Pleités advirtió que ni siquiera las estadísticas de empleo contienen información actualizada y completa.

El director ejecutivo de FOMILENIO II sugirió que, dentro de los acuerdos para una estrategia de crecimiento, el empleo sea el centro. Aunque Pleités coincide con el hecho de fortalecer las finanzas públicas y volverlas un instrumento para el desarrollo, enfatizó en la necesidad de invertir en empleo y educación.

Tags:

  • fuunde
  • inversion publica
  • inversion privada
  • bajo crecimiento
  • crecimiento economico
  • empleo
  • empleo formal

Lee también

Comentarios