TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

La empresa donde son elaboradas prendas –en su mayoría deportivas– ejecuta un programa que respalda a jóvenes que se convierten en madres a temprana edad, para que obtengan ingresos.
Enlace copiado
TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

TexOps promueve el desarrollo de madres jóvenes

Enlace copiado
En El Salvador, cada 30 minutos una adolescente da a luz y se convierte en madre, según datos revelados por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA). El embarazo a temprana edad, según consignan los especialistas, se convierte en un obstáculo para que las jóvenes concreten su proyecto de vida y se desarrollen en todos los sentidos.

La mayoría de las salvadoreñas que no son apoyadas por sus parejas en la crianza de sus hijos tiene dificultades para conseguir empleo, o para continuar con sus estudios.

Textiles Opico (TexOps), una empresa de textiles ubicada en el municipio de San Juan Opico, en La Libertad, ejecuta el proyecto Garrobo. Esta iniciativa tiene como objetivo potenciar económicamente a madres solteras adolescentes y mujeres jóvenes que viven en condiciones de riesgo social.

“Garrobo está comprometido a fomentar en jóvenes la necesidad de aprender un oficio y valerse por sí mismas y que sean capaces de cambiar su situación y brindar un mejor futuro a sus hijos”, consigna la empresa en una presentación sobre esa iniciativa.

En el proyecto, las jóvenes reciben capacitación sobre procesos internos de la fábrica y especialización para la elaboración de prendas de vestir.

La empresa que nació con capital coreano anunció en febrero que invertirá $8 millones más en su planta textil, para expandir sus operaciones y aumentar las exportaciones.

En TexOps son elaboradas prendas de vestir, en su mayoría deportivas, que son vendidas en Estados Unidos.

Actualmente, 1,200 personas trabajan en los diversos departamentos de la empresa textil.

Las condiciones de vulnerabilidad de los lugares donde habitan las jóvenes las expone a que sean abusadas sexual, sicológica y físicamente. Un diagnóstico que hizo TexOps reveló que la mayoría de abusos no es denunciada ante las autoridades policiales por temor o vergüenza.

El proyecto Garrobo trabaja en alianza con otras instituciones. El Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA) y el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA) son dos entidades que apoyan a Textiles Opico.

En la actualidad, en el marco del proyecto Garrobo, seis jovencitas están aprendiendo el proceso de diseño de ropa, aplicaciones manuales sobre tela, producción de ropa deportiva y pedidos internacionales. Al final de los cursos, las jóvenes serán especialistas en procesos de producción de prendas de ropa.

Paralelo a la capacitación técnica, según consigna la empresa en un informe, provee asistencia espiritual y sicológica.

“Se les incita a tomar buenas decisiones y a cuidar de sí mismas y de otras personas. Además del respeto mutuo, la tolerancia y la responsabilidad”, explica TexOps.

Consolidación

El proyecto Garrobo comenzó a ejecutarse en 2012. David Ha, propietario de Textiles Opico, abrió las puertas de su empresa con el propósito de mejorar la vida de las jóvenes que buscan oportunidades laborales.

En una primera etapa, el proyecto brindó charlas semanales sobre conocimientos de salud, cuidados personales, alimentación, desarrollo infantil e historia nacional.

Con el paso de los años, la iniciativa se ha ido consolidando al punto de mejorar las instalaciones donde se desarrolla.

Las proyecciones de Textiles Opico es inscribir el proyecto como una fundación, para expandir la iniciativa en otros sectores del país. “Se espera que las jóvenes sean ejemplo de cambio y superación; se busca que cada una sea una historia de éxito”, concluye TexOps.

Tags:

  • textiles
  • opico
  • mutuo
  • proyecto
  • garrobo
  • jovenes

Lee también

Comentarios

Newsletter