Lo más visto

Más de Economía

Transformando la matriz energética y transformando la economía

A dos años de la administración del Presidente Salvador Sánchez Cerén, se están cumpliendo los objetivos propuestos en el Programa de Gobierno “El Salvador Adelante” que consisten en “Diversificar y optimizar la matriz energética del país para asegurar un suministro más accesible y sostenible que garantice alta productividad del país, en armonía con los ecosistemas y potenciando la generación de empleo” (Eje 1, compromiso 5).
Enlace copiado
Transformando la matriz energética y transformando la economía

Transformando la matriz energética y transformando la economía

Transformando la matriz energética y transformando la economía

Transformando la matriz energética y transformando la economía

Enlace copiado
La diversificación de la matriz energética unifica dos importantes políticas públicas: la Política Energética Nacional y la Política de Transformación Productiva. La transformación de la economía y su crecimiento sostenido no son posibles sin la transformación de nuestra matriz energética.

Actualmente la estructura instalada está dominada por la energía térmica con 48.4%, hidroeléctrica con 30.2 %, geotérmica (generada con vapor del subsuelo) con 13.1 % y la biomasa con 8.3 %. Los contratos de largo plazo, adjudicados mediante concursos públicos abiertos y transparentes, son mecanismos claves para lograr nuestros objetivos de transformación de la matriz energética.

En los últimos años se han adjudicado un poco más de 450 MW a través de esta modalidad, dando espacio a empresas internacionales en asocio con empresas locales, que desarrollan proyectos innovadores tanto en energía solar como proveniente del gas natural licuado.

El pasado 22 junio participamos en el lanzamiento de ‘Providencia Solar’, proyecto ubicado en el departamento de La Paz. Con una inversión de $151 millones, esta planta de 101 MW de capacidad (6% de la capacidad de generación del país) se convertirá no solo en la primera planta solar de tamaño industrial en El Salvador, sino en la más grande y eficiente de Centroamérica, ubicándonos a la vanguardia en materia de energía fotovoltaica en la región.

Sus operaciones inician en abril de 2017, y entre sus múltiples beneficios destacan un aporte de $500,000 anuales para el desarrollo de obras locales de interés social, generando más de 300 empleos directos durante su construcción, la inyección de 101 MW a la red a precios competitivos y su contribución para evitar la emisión anual de 114,500 toneladas de CO2.

Providencia Solar con la empresa francesa Neoen son una muestra de que El Salvador cuenta con una visión y una política pública de largo plazo, pero más importante aún, cuenta con instrumentos que permiten implementarla bajo un esquema de certidumbre y confianza para los inversionistas nacionales e internacionales.

La demanda de energía de los salvadoreños crece a una tasa promedio 3.6% anual desde ahora hasta el año 2024. Por eso es importante promover activamente nuevos proyectos de generación diversificados, competitivos y sostenibles.

Los contratos de largo plazo, el significativo aumento en la compra en el mercado de importación y la indexación de los precios de la energía, aunados a la coyuntura favorable de precios del petróleo, contribuyeron a que en el período de enero 2015 a mayo 2016, los precios de la energía se redujeran en un 49.2%.

Esto beneficia la economía familiar, las finanzas públicas (redujo $40 millones en pagos de subsidio a la energía), contribuye a dar mayor competitividad a los sectores productivos nacionales para el mercado nacional y exportaciones.

Recordemos que la industria salvadoreña consume cerca del 40% de total de energía que se produce. Por tanto, es imperativo dar certeza a los sectores productivos de contar con un suministro estable, con calidad, eficiencia y a precios competitivos en el largo plazo.

Esto genera confianza, promueve la inversión privada, facilita la transferencia, la adopción de nuevas tecnologías, más y mejores empleos para los salvadoreños y es la base para el desarrollo socio-económico anhelado.

Tags:

  • economia
  • ministro
  • tharsis salomon
  • energia

Lee también

Comentarios