Lo más visto

Más de Economía

Transportistas de carga piden paso más ágil en aduanas de ES

Las delegaciones de las fronteras La Hachadura y El Amatillo urgen de más personal y mejor distribución del flujo, afirman.
Enlace copiado
Enlace copiado
Transportistas de carga que transitan por las aduanas ubicadas en La Hachadura, en el departamento de Ahuachapán, y El Amatillo, en La Unión, demandaron más agilidad de parte del personal que atiende los diferentes trámites que deben realizar en su paso por El Salvador. Ambas fronteras constituyen el punto de entrada y de salida de la mercancía que mueven desde México y Guatemala al resto de países del istmo centroamericano.

Durante un recorrido por la aduana de La Hachadura el pasado lunes, LA PRENSA GRÁFICA constató que 37 camiones estaban parqueados mientras los conductores completaban sus trámites.

Ese día no se había formado la cola de varios kilómetros que se ha vuelto una constante en las últimas semanas, según han señalado las gremiales empresariales de El Salvador. Para Julio Mota, quien transportaba latas para una empresa de bebidas gaseosas, la aduana más complicada es la salvadoreña. “Tengo 30 años de trabajar en esto. La ineficiencia de lado de El Salvador es lo peor; está hasta más atrasada que la de Nicaragua”.

El transportista consideró que la ubicación del escáner de rayos X ha dificultado el flujo de mercancías en La Hachadura. Sugirió ampliar el parqueo que está atrás de este equipo para que los camiones pasen y esperan en ese lugar los resultados y no entorpezcan el paso de otros camiones.

Atrasos en El Amatillo

El domingo pasado transporte de mercaderías que sale por El Amatillo en Pasaquina, La Unión, presentaba algunos inconvenientes. Los transportistas adujeron que los atrasos para el paso de carga se dan a raíz del poco personal asignado en esa aduana, lo que por momentos genera congestión vehicular en el punto fronterizo.

Ese día más de 50 furgones que conducían mercadería a Honduras y Nicaragua esperaban pasar por la aduana. Algunos transportistas dijeron que habían permanecido por dos horas en el lugar, pero otros aseguraron que tenían cuatro horas de espera. Sin embargo, al momento de verificar en las ventanillas de aduana se comprobó que no había filas para hacer trámites; en tanto los camiones hacían espera para pasar por el escáner. “El problema es con el personal que no agiliza los trámites y hay grupos que producen que se hagan estas colas. En la noche solo se queda una persona trabajando cuando deberían estar por lo menos tres”, dijo Juan Antonio Flores, quién transportaba boquitas hacia Honduras.

Según los transportistas el mayor inconveniente lo tienen las mercaderías de El Salvador, pues al llegar a la aduana El Amatillo deben realizar más trámites que las que provienen de Guatemala o México, porque ya son mercaderías en tránsito. “Los que salen del país deben hacer manifiesto de carga, carta de porte, la guía de tránsito y el marchamo. Todo ese proceso puede tardar más de dos horas, pero cuando está lleno puede ser más tiempo”, explicó el trabajador de una tramitadora en El Amatillo.

En tanto, las mercaderías que provienen de países como Guatemala o México y que van en tránsito por El Salvador solamente presentan la guía de tránsito y continúan el recorrido; pero ellos también dicen que en ocasiones deben hacer fila hasta por dos horas porque no hay suficiente personal para revisar ese documento.

Víctor Cabrera, un transportista que el pasado lunes hacía sus trámites en la aduana de La Hachadura, comentó que los retrasos no solo dependen de las aduanas sino también de los dueños de la carga.

Según dijo, uno de los problemas es que las empresas a veces no realizan los pagos correspondientes a las aduanas a tiempo.

“Esto le genera gastos a uno y gastos a ellos. Es problema de los empresarios, no de las aduanas, porque si ellos pagaran a tiempo sus tiempo sus impuestos, yo vengo me sellan, parqueo un rato, voy a hacer el trámite y solucionado todo. Así es como los países deberían de moverse”, consideró.

Según los transportistas y tramitadores los días donde más movimiento comercial pasa por la aduana El Amatillo son los miércoles y viernes, y es cuando se requiere que la Dirección de Aduanas agilice los trámites asignando más personal.

Ernesto Gómez, encargado de la Dirección General de Aduanas (DGA), se comprometió esta semana, ante diputados, a colaborar en las iniciativas que se impulsan para facilitar el comercio.

Lee también

Comentarios