Lo más visto

Más de Economía

Tres aportes para conocer acerca del café y el ganado

Roberto Llach-Hill ha escrito tres libros sobre estas temáticas. Los fondos de las ventas van dirigidos a la Fundación Ayúdame a Vivir.

Enlace copiado
Enlace copiado

Roberto Llach-Hill dedicó la última década a escribir tres libros sobre la agricultura y la ganadería salvadoreñas. El primero fue "El Salvador, tierra de Café", en 2008; continuó en 2011 con "Renovemos la caficultura" y "El ganado lechero en el trópico" en 2017.

"Siempre he tenido una pasión con el café. Era lo que yo más conocía; luego me entusiasmé con el ganado lechero, las vacas son muy sensibles al entorno", comenta el autor sobre sus tres obras.

Al hacer una recapitulación de los libros, Llach-Hill dice que es un imperativo "rescatar la agricultura" así como la caficultura, la que según dice "está en cuidados intensivos". Sin embargo, afirma, las condiciones para reactivar este cultivo están intactas, pues El Salvador cuenta con una buena red de carreteras, caminos rurales, servicios básicos y tierra adecuada.

"Tenemos tierras excelentes para el café en los volcanes y cordilleras. Necesitamos un plan que incentive, con líneas de crédito, el apoyo de los bancos para que nuevos empresarios compren las fincas que ya no están siendo trabajadas y que sus presentes dueños deseen venderlas", afirma el autor. Según dijo, los beneficios salvadoreños están trabajando a un 25 % de su capacidad, por lo que hay suficientes instalaciones para procesar y exportar café.

El Salvador llegó a ser el tercer productor de café a nivel internacional a finales de los años sesenta. En los últimos años, la caficultura local se ha visto afectada por plagas como la roya y precios bajos, entre otros problemas. Revivir la caficultura es necesario, remarcó Llach-Hill.

La semana pasada, Elsa Murano, directora del Instituto Borlaug y exsubsecretaria de Agricultura de Estados Unidos, dijo durante una conferencia en el país que el café es un cultivo importante para sacar a personas de la pobreza. Una deuda pendiente con el sector de la caficultura es la creación de un ente especializado en la investigación del café. Llach-Hill cree que esto es necesario para investigar nuevas variedades y darle asistencia técnica a los productores. "Al no haber un instituto todo el mundo usa sus mismas semillas de café para producir nuevos cafetales y no son las más adecuadas porque son árboles viejos o algunas veces enfermos", explica.

Los tres libros escritos por Roberto Llach-Hill están disponibles en la tienda de Amazon, en este enlace: https://kdp.amazon.com/es_ES/bookshelf y su valor es de $12 por cada ejemplar. Los fondos recaudados con las ventas son para la Fundación Ayúdame a Vivir.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines