Un regreso con escalas para madres y padres

Las empresas tienen opciones para que las madres que recién han dado a luz puedan proveer los cuidados necesarios al bebé sin descuidar sus funciones en el trabajo. Ahí entra el “aterrizaje suave”.
Enlace copiado
Lactancia.  Fruit of the Loom apoya a sus trabajadoras y a sus bebés. Han asignado espacios y tecnología específicos para que las madres puedan extraer la leche y guardarla con las medidas necesarias de higiene.

Lactancia. Fruit of the Loom apoya a sus trabajadoras y a sus bebés. Han asignado espacios y tecnología específicos para que las madres puedan extraer la leche y guardarla con las medidas necesarias de higiene.

Orientación.  Textiles Opico ha contratado personal médico para que ayude a las madres desde la gestación hasta que los bebés se alimentan con la leche materna.

Orientación. Textiles Opico ha contratado personal médico para que ayude a las madres desde la gestación hasta que los bebés se alimentan con la leche materna.

Un regreso con escalas para madres y padres

Un regreso con escalas para madres y padres

Enlace copiado
El regreso al trabajo fuera del hogar, cuando recién ha nacido un bebé, puede ser una de las experiencias más difíciles de llevar para los padres. El bebé necesita muchos cuidados especiales, constantes, y el vínculo familiar suele ser bastante fuerte.

Las empresas, con el propósito de retener a sus empleados más valiosos y para fomentar la productividad, han puesto en práctica iniciativas como el “maternity soft landing” o “aterrizaje suave durante la maternidad”. En términos sencillos, consiste en adaptar los horarios. La licencia por ley termina cuando el bebé ha cumplido cuatro meses de vida. Entonces, con el aterrizaje suave, la jornada laboral será de cuatro horas. Por cada mes que cumple el bebé, se agrega una hora a su agenda, hasta llegar a las ocho horas tradicionales.

La implementación en El Salvador no es tan común como en otros países –por ejemplo Argentina–, pero sí hay empresas que facilitan un arribo escalonado para la madre y el padre.

Kalena de Velado, de EMPREPAS, explica: “Las empresas necesitan descubrir que la maternidad (paternidad) del empleado es una riqueza y no un problema”.

Según la experta, la clave está en lograr un balance entre los cambios naturales que enfrenta la madre –psicológicos y fisiológicos– y la actividad laboral. “Diferentes estudios han revelado que el cerebro de una mujer que acaba de dar a luz se parece mucho al de un adolescente”, ilustró Velado. La similitud está en la prioridad que asigna la madre a su hijo y que le exige concentración. Pero es posible vivir la etapa con éxito.

Luego está la opción para que los papás tengan su propio período de licencia. Ximena Casas, en un artículo para la edición electrónica de El Cronista, destacó que hay empresas como el gigante Telecom que provee 15 días de paternidad en Argentina. Otro caso es Aguas Danone –del mismo país–, donde “los padres tienen horario flexible y reducido de cuatro horas diarias durante las dos semanas siguientes a la licencia por paternidad”, consignó Casas.

Ejemplos locales

Textiles Opico es una de las pocas empresas en El Salvador que implementa el “maternity soft landing”. Los voceros de la empresa explicaron que las ventajas que le representa este tipo de acciones “en el plano laboral, nuestras colaboradoras se sienten con más deseos de trabajar y ser más eficientes en su trabajo, lo cual también se refleja en los niveles de rotación de personal”.

Fruit of the Loom aún no tiene esta prestación para sus empleadas, pero sí reconoce que “apoyar a las madres con diversos planes que le faciliten afrontar las variables normales de este periodo de su vida contribuye a mantener un clima saludable y disminuye las posibilidades de un no retorno a sus labores”.

Sobre este punto, De Velado sostuvo que cuando una empresa pierde a un trabajador talentoso deja de percibir $5,000 en el año (por cada uno). De igual manera, aquellas compañías que consiguen mantener a sus empleados destacados reducen la rotación de personal entre 2 % y 4 %.

Tanto Textiles Opico como Fruit of The Loom desarrollan otro tipo de actividades para las empleadas. Textiles Opico, por ejemplo, tiene un salón especial para que las mamás extraigan la leche materna y puedan llevarla a sus hijos a la hora de salida. Fruit of the Loom tiene seis salas de lactancia (una por cada planta de sus instalaciones) con refrigeradores especiales. En ambos casos también proveen charlas sobre el tema.

Tags:

  • RSE
  • empresas
  • maternidad
  • paternidad
  • licencia
  • incentivos

Lee también

Comentarios

Newsletter