Lo más visto

Más de Economía

Economía OPINIÓN

Unión aduanera del Triángulo Norte avanza

Nuestro país se alista para iniciar su incorporación a la unión aduanera del Triángulo Norte bajo los principios de gradualidad y flexibilidad. En ese sentido, no se trata de una adhesión “pura y simple”, sino de un proceso negociado que pone al centro los intereses del país y respeta las competencias de cada institución.

Enlace copiado
Unión aduanera del Triángulo Norte avanza

Unión aduanera del Triángulo Norte avanza

Enlace copiado

Entre el 11 y 14 de septiembre, El Salvador se incorporó en calidad de observador a las reuniones bilaterales entre Guatemala y Honduras celebradas en la sede de la SIECA en Guatemala.

En dicha ronda, se sostuvieron reuniones entre funcionarios de la Aduana de El Salvador y las autoridades de Guatemala y Honduras, a fin de analizar el modelo que se va a implementar en el puesto fronterizo de Anguiatú, que desde el punto de vista de nuestras exportaciones es el más importante porque a través de él transitan nuestras mercancías que tienen como destino el mercado de nuestro principal socio comercial, Estados Unidos. El modelo a implementar en Anguiatú se encuentra en concordancia con los trabajos de infraestructura que se van a desarrollar en dicho puesto fronterizo como parte de la Política Integrada de Movilidad y Logística impulsada por el Ministerio de Obras Públicas, y es consistente con la puesta en funcionamiento de la aduana intermedia de Santa Ana, que agiliza los flujos de comercio de las mercancías que circulan por ese corredor logístico. Asimismo, las autoridades de Guatemala y El Salvador trabajamos en las medidas de facilitación del comercio que se implementarán en el puesto fronterizo de La Hachadura, las cuales contemplan la intervención de funcionarios de ambos países a cada lado de la frontera para garantizar una sola parada del medio de transporte para la verificación de las mercancías.

Los trabajos a desarrollar demandan de una importante cantidad de recursos, y para ello se cuenta con el acompañamiento de diversos organismos cooperantes, cuyo aporte contribuirá a hacer frente a las necesidades de infraestructura, desarrollo tecnológico y estudios técnicos requeridos dentro del proceso de incorporación. El Salvador será la sede de la primera ronda de negociaciones de los países del Triángulo Norte, la cual se realizará del 16 al 18 de octubre y en la que sesionarán siete mesas, entre ellas, la de aduanas, tributos internos, migración y medidas sanitarias y fitosanitarias. En esta ronda esperamos avanzar sustancialmente en la negociación del protocolo de incorporación de nuestro país a este proceso de integración profunda. Una de las acciones inmediatas que debemos impulsar es la ratificación por parte de la Asamblea Legislativa del Convenio de Compatibilización de los Tributos Internos, a través del cual se crea la Factura y Declaración Única Centroamericana (FYDUCA). Este documento ampara las transacciones comerciales de las mercancías que gozarán de libre circulación en el nuevo Territorio Aduanero Único.

Con nuestra incorporación a la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras se estaría conformando un territorio que representa más del 57 % del área total de Centroamérica y que abarca una población de 31 millones de habitantes, lo que equivale al 73 % de la población total de Centroamérica. La decisión de sumarnos a este proceso nos plantea grandes desafíos, pero al mismo constituye una oportunidad histórica de trabajar junto a nuestros vecinos del Triángulo Norte y al sector privado nacional, en la conformación de un nuevo espacio económico que podría representar un Producto Interno Bruto de casi $118 mil millones, y se genera con esto mejores condiciones para el desarrollo económico y social de nuestros pueblos. Así reafirmamos nuestra visión integracionista y avanzamos en la construcción de una Centroamérica más unida y más próspera.

Unámonos para crecer.

Lee también

Comentarios