Urge política cafetera de largo plazo

El sector cafetalero del país hace un llamado a que haya un trabajo integral en el que se involucre a todos los sectores, desde Gobierno hasta bancos, con el fin de rescatar al parque cafetero del país.
Enlace copiado
Urge política cafetera de largo plazo

Urge política cafetera de largo plazo

Enlace copiado
El sector cafetalero de El Salvador se muestra preocupado por las debilidades que ha dejado al descubierto el severo brote de roya. El plan que el Gobierno impulsa para palear el problema de este hongo que causa defoliación en los cafetos no será suficiente, afirman, y por ello es necesario pensar en un plan de largo plazo para rescatar al parque cafetero.

“Necesitamos ir renovando, aquí no es una solución sola. Nos tenemos que sentar todos, toda la cadena productiva, analizar el problema y diseñar un programa de largo plazo que lleve acciones desde ya, de aquí a 3-5 años, necesitamos diseñar la ruta a seguir para levantar la caficultura nacional”, afirmó Carlos Borgonovo, presidente de la Asociación de Beneficiadores y Exportadores de Café (ABECAFE) que congrega a más de 15,000 productores.

La Fundación Salvadoreña para Investigaciones del Café (PROCAFE) lanzó una advertencia sobre la infestación del parque cafetero en septiembre de 2012, pero la afirmación fue desestimada por el Gobierno. Fue hasta este mes que el Estado lanzó un plan, cuando se estima que hay una afectación del 40% que reduciría la producción 2012/2013 en al menos 400,000 qq.

En 2004 hubo un brote de roya y broca donde se detectó focos de infestación en el 75% del área cafetalera del país. PROCAFE lanzó la alerta y de inmediato se lanzó un plan de rescate en el que se invirtieron $100,000 ($60,000 facilitados por la cartera de Estado y el resto por la fundación).

La semana pasada, el Gobierno anunció un plan en el que prevén invertir $3 millones para comprar insumos de combate a la roya. Más adelante se destinarán otros $5 millones para otro tipo de actividades, como transferencia de tecnología, control preventivo e investigación. Sin embargo, el plan entrará en vigencia hasta que sea publicado en el Diario Oficial.

Estos fondos, a juicio de Borgonovo, no serán suficientes ya que si bien servirán para evitar que se expanda la roya, no se debe de dejar de lado que los cafetales han quedado en “estado deplorable” y se deben de tomar medidas adicionales, como poda, recepa, fertilización y hasta resiembra por aquellos árboles que mueran por la antracnosis (un hongo que afecta junto a la roya) y se deban de reemplazar.

“Con las bajas en las cosechas que vienen, el avío no va a ser suficiente por eso necesitamos de medidas creativas, audaces para poder llevarle a los productores el ánimo y los fondos para trabajar sus fincas”, añadió.

Borgonovo habló además de la necesidad de impulsar créditos blandos para renovar el parque cafetero, pagaderos a 3-4 años, ya que este es el plazo en que comienza a rendir fruto el árbol.

El Banco de Fomento Agropecuario (BFA) afirmó que hay una línea abierta para el combate a la roya (con plazo de un año), pero que solo se han recibido una o dos solicitudes. “El problema que enfrentan muchos caficultores es que ya tienen créditos de largo plazo con otros bancos y cuando ya tienen un crédito, tienen hipotecada la finca con otro banco, es imposible ir a otra a pedir financiamiento”, sostuvo Borgonovo.

Los créditos de avío también han ido a la baja y los bancos están ofreciendo $50 por manzana, cuando en años previos otorgaron hasta $75. Esto será insuficiente para el trabajo que se debe de hacer, señaló Carlos Riera, presidente la Cooperativa Cuzcachapa, por lo que hizo el llamado al Gobierno a abrir líneas de financiamiento de largo plazo. “Les pedimos (al Gobierno) que salgan de la oficina, que salgan a ver los cafetales. Están acabados”.

Por su parte, Ernesto Lima, presidente de la Unión de Cooperativas de Cafetaleros de El Salvador (UCAFES), señaló que no ven una planificación confiable del combate a la roya por parte del Estado, ya que no se han hecho pruebas de campo. “Dudamos de la capacidad técnica que pueda tener el Consejo Salvadoreño del Café (CSC) para decidir sobre los productos (de combate a la roya) más adecuados”, expresó Lima. Lamentó además que otros gobiernos de la región han dado más importancia al problema. Para el caso, Guatemala, Honduras y Costa Rica han declarado alerta fitosanitaria por el brote.

Hugo Flores, viceministro de Agricultura, consideró que la cartera que dirige debe “estar abierta a analizar” si amerita una declaratoria de emergencia fitosanitaria. El funcionario fue cuestionado ayer por los diputados de ARENA en la comisión agropecuaria tras presentar el plan de emergencia que pondrá en marcha el MAG junto a otras instituciones.

“¿Por qué no se ha declarado emergencia? Hemos reaccionado muy tarde, sinceramente”, interrogó Vicente Menjívar, del partido tricolor. Su compañero de bancada Mario Marroquín agregó que esta acción permitiría acceder a fondos internacionales.

Flores explicó que la ley permite declarar emergencia fitosanitaria “toda vez que ingrese una nueva plaga al país”. De acuerdo con el funcionario, el plan de combate a la roya cubrirá 110,000 manzanas del cultivo, un 64% del aérea cultivada a escala nacional.

Tags:

  • cafe
  • roya
  • politica para la caifcultura
  • cosecha de cafe
  • creditos de avio
  • empleo del sector cafetalero

Lee también

Comentarios

Newsletter