Lo más visto

Más de Economía

Varios apagones regionales han tenido su origen en el sur

Centroamérica ya ha registrado interrupciones a gran escala en otras ocasiones.
Enlace copiado
Enlace copiado

El último apagón de impacto regional se originó en Panamá y tuvo en ese país una duración de más de seis horas. Sucedió el domingo 20 de enero de este año a las 11:42 de la mañana, justo tres días antes de que en la capital de ese país se celebrara la Jornada Mundial de la Juventud.

En esa ocasión, una falla originada en la línea entre la Ciudad de Panamá y La Chorrera activó el esquema de protección regional, provocando un apagón que afectó desde Panamá hasta Guatemala.

Aunque en la nación canalera el restablecimiento total de la red demoró horas, en el resto del istmo, la interrupción fue parcial y no costó mucho regresar a la normalidad.

Antes de esa falla, el 1 de julio de 2017, varios países de la región sufrieron también otro apagón parcial. El origen del mismo estuvo de nuevo en Panamá. En ese evento, la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) confirmó que la red a escala nacional se encontraba en un estado de fragilidad. Sin embargo, la autoridad aclaró que estaban por terminar mejoras a fin de evitar más apagones. En esa ocasión, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua registraron interrupciones parciales y por poco tiempo.

En los últimos años, Panamá ha ejecutado importantes inversiones en su red, lo que ha ayudado a mejorar su situación.

Otros países, en contraste, como Honduras y Nicaragua poseen una red deficiente, lo que dificulta el aprovechamiento al máximo del Mercado Eléctrico Regional, del Sistema de Interconexión de los Países de América Central (Siepac) y limita las transacciones de energía hacia el sur de Centroamérica.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines