Lo más visto

Vemos a El Salvador como un centro de innovación”

Tigo cumplirá 25 años de operar en el país en 2017. Millicom, su casa matriz, considera que El Salvador es central en la operación, porque su mercado anticipa las tendencias regionales. La compañía implementará la red LTE con una inversión de $1,000 millones.
Enlace copiado
Evento con el Gobierno. Tigo anunció la semana pasada la implementación de la red LTE 4G, que implica una importante inversión en el país.

Evento con el Gobierno. Tigo anunció la semana pasada la implementación de la red LTE 4G, que implica una importante inversión en el país.

Vemos a El Salvador como  un centro de innovación”

Vemos a El Salvador como un centro de innovación”

Enlace copiado
Esteban Iriarte es vicepresidente ejecutivo de operaciones para Millicom en Latinoamérica. Vivió en El Salvador cuando la empresa adquirió las operaciones de Amnet. El ejecutivo explicó que El Salvador es un importante centro de innovación para Millicom y que mucho de eso se debe al perfil de los usuarios. Tigo El Salvador, la subsidiaria de Millicom en el país, anunció una inversión de $1,000 millones en cuatro años para implementar la red LTE 4G, que es más veloz. Iriarte, quien visitó el país la semana pasada para el lanzamiento oficial, dijo que el proyecto es posible porque se reacomodó el espectro que ocupa la compañía y que la reducción de los costos de los aparatos permitirá que la tecnología sea más accesible.

¿Qué significa para Millicom invertir en una red LTE en El Salvador?

En 2017 cumplimos 25 años en El Salvador. Para nosotros esta es una operación bien importante. Cuando uno pensaba, hace quince años, cómo se veía el mercado de las telecomunicaciones, este país ya era un punto central. Hoy seguimos pensando en El Salvador e invertimos, pues el país es un hub de innovación para el resto de la región. Aquí hacemos pruebas de productos y destinamos nuestros mejores recursos a pensar el trabajo. Seguimos viendo en este país como un centro (de innovación), eso no cambió. De hecho, cuando mirás la inversión que estamos pronosticando para los próximos cuatro años, te das cuenta que (el país) sigue siendo un centro de pensamiento de lo que ocurre en el futuro. Desde el punto de vista del usuario yo creo que el salvadoreño refleja las tendencias que vemos en el resto de las regiones.

¿Cuáles son esas tendencias?

En términos de incursión, hay una penetración muy alta. En cuanto a la masa de clientes, cuando uno mira el “mix” de productos, es decir los productos que tenemos en los negocios pospago, prepago y en los otros, de alguna manera esto anticipa lo que sucede en otros países, por eso es que consideramos este país como un hub. Cuando yo decidí basarme en El Salvador es porque desde aquí manejábamos Amnet en toda la región y desde aquí podíamos pronosticar lo que ocurría en la región.

¿Qué destaca a los usuarios salvadoreños?

Cuando uno elige un mercado y cree que ese mercado puede ser un espejo para el futuro es porque su gente hace cosas que anticipa lo que otros van a hacer. El salvadoreño es una persona trabajadora, que mira los costos, que le interesa tener buenos productos, pero también le interesa pagar un precio justo. Es alguien que está buscando todo el tiempo y está desafiando las compañías para tener lo mejor de ellas, y ese desafío del consumidor hace que seamos una mejor empresa y una mejor industria.

¿De qué manera?

Cuando nuestros consumidores reclaman el mejor producto al precio más justo, nos obliga a ver cómo reestructuramos y cómo usamos la tecnología. Por ejemplo, una red LTE es mucho más eficiente que una de 3G o 2G. Dar una servicio de datos en una tecnología 2G es muy difícil y muy costoso, pero si los clientes no están dispuestos a pagar más eso nos obliga a mirar nuestra estructura de costos, y ahí encontramos innovación y desarrollo, luego buscamos fuera de la región quién nos puede dar el soporte que necesitamos.

¿El Salvador sigue con ese rol en la región?

Cuando mirás la inversión que estamos pronosticando para los próximos cuatro años, que tendrá un impacto muy significativo y estará más que doblando la inversión que venimos haciendo en los últimos cuatro años, llegando a los $1,000 millones, te das cuenta que sigue siendo el centro de pensamiento de lo que ocurrirá en el futuro.

¿Cómo ve la empresa el clima de negocios en El Salvador?

El clima de negocios es muy bueno. Sería difícil pensar una inversión de este tamaño, si no creyéramos en el que el clima es bueno. El Salvador viene de varios años de estar en una situación difícil en la industria de las telecomunicaciones. Ahora sí estamos viendo un cambio de tendencia, estamos viendo crecimiento que se da en el lugar indicado. Es decir en lo digital, no en la voz, ni en el SMS (servicio de mensajes de texto). El cliente salvadoreño está moviéndose al mundo digital.

Además de los usuarios particulares, ¿la tecnología LTE puede beneficiar otros nichos?

Sí, nosotros trabajamos mucho para los emprendedores. Para ellos esta tecnología brinda un set de productos nuevos, porque se incrementa la capacidad de datos. Les va a permitir datos móviles y el acceso desde cualquier lugar, a una velocidad similar al que tendrían en una estructura de red fija. El LTE es como el ferrari de la tecnología, pero cuando ves los precios estás accediendo al mismo precio.

¿Qué ventajas trajo la red LTE en otros países?

Hay varias ventajas. Primero, que las plataformas de nuestra industria (telecomunicaciones) cambian y tienen ciclos. La inversión que estamos haciendo es en conectividad. Nosotros conectamos a las personas a un estilo de vida digital. Dicho esto, hemos lanzado (la red LTE) en otros países, y esos lanzamientos tuvieron que ver más con los tiempos de la regulaciones locales y con la disponibilidad de espectro en cada uno de esos países.

¿Puede mencionar algún ejemplo?

Colombia se lanzó la red LTE a fines de 2013, al mismo tiempo lanzamos Tigo Music. En menos de doce meses el producto se convirtió en el principal distribuidor de música legal y permitió salirse de algo muy complejo, que era toda la piratería de la música. La tecnología no hay que verla solo por la tecnología, hay que ver qué puede hacer la gente con la tecnología. En El Salvador tenemos el “All you can app”, que permite a las personas usar una aplicación todo un día de manera ilimitada. Esto no hubiera sido posible hace dos años. Este producto nació en El Salvador y se implementará en el resto de países.

¿Por qué se lanza ahora la red LTE en el país?

Cuando hablamos de LTE tenemos que pensar en cambiar el equipo y cambiar el SIM (tarjeta desmontable). El SIM lo regala Tigo, no hay costo para eso, mientras que el equipo ha bajado mucho su costo en los últimos dos años. Además, llegamos a una evolución de Tigo, estamos lanzado con el aprendizaje que nos deja haber lanzado en otros lados. No hay que soslayar en que una inversión de este tipo es algo muy fuerte para la economía de este país. Invertimos de esta manera, no solo porque generamos empleo, sino porque ponemos un acceso la tecnología que permite desarrollar negocios de una manera más eficiente.

¿Hubo otros factores?

Estamos lanzando LTE hoy, porque hubo una evolución en la tecnología durante el último año que nos ha permitido acomodar el espectro que ya teníamos, comprimirlo mejor y dar uso a una porción marginal de ese espectro. Pensando en el mediano y largo plazo es muy importante que el Gobierno haga una licitación de espectro para que podamos acceder no solo nosotros, sino toda la industria, a esto que es nuestra materia prima, con lo que trabajamos.

¿Qué pasaría si no se da una licitación?

No veo posible ese escenario. Creo que hay un Gobierno que entiende las necesidades tecnológicas de la gente y que sabe que la materia prima de nuestra industria es el espectro. El espectro es crítico, podemos lanzar ahora y los usuarios tendrán un producto de excelente calidad, pero para mantener y desarrollar más esa calidad, rápidamente necesitaremos el espectro. En los próximos meses seguiremos un diálogo, no solo de Tigo, sino de la industria con el Gobierno, para ver cuál es el momento correcto para dar ese paso.

¿Cuál es el próximo paso para El Salvador?

El próximo paso está dentro de cada uno de nosotros, está cercano al futuro de la nación y de su gente, porque cuando nosotros entendemos bien las necesidades del consumidor salvadoreño es cuando nosotros podemos saltar y ver más allá de los proyectos que se están desarrollando. ¿Dónde está el futuro de la compañía? En el cliente. Lo que sí creemos es que nosotros hemos desarrollado internamente un ADN de progreso y de ser rápidos, eficientes y cercanos. Por algo cumpliremos 25 años en este país.

¿Qué retos enfrentó la empresa durante los 24 años que ha operado en el país?

El Salvador, pese a que su superficie geográfica es relativamente pequeña en comparación a otros lugares, su geografía es desafiante por las montañas y los volcanes. Lo que lo hace bello, lo hace desafiante para nuestra industria, porque es difícil establecer una red estable y demás. Nuestros desafíos vinieron de ahí.

Tags:

  • Tigo
  • economía
  • inversión
  • Millicom
  • Irirarte
  • telefonía
  • LTE
  • 4G
  • pymes
  • tecnología

Lee también

Comentarios