Vigente el pacto fiscal entre países europeos

Finlandia permitió el apoyo mínimo para implementar el estricto plan.
Enlace copiado
Nuevas reglas para las finanzas. Dieciséis países del continente europeo iniciarán este año la implementación de un pacto fiscal que exige disciplina.

Nuevas reglas para las finanzas. Dieciséis países del continente europeo iniciarán este año la implementación de un pacto fiscal que exige disciplina.

Vigente el pacto fiscal entre países europeos

Vigente el pacto fiscal entre países europeos

Enlace copiado
El pacto fiscal europeo, el acuerdo intergubernamental destinado a incrementar la disciplina fiscal de los países de la zona del euro, y que incluye “la regla de oro” presupuestaria, entró en vigor.

La suscripción de Finlandia el 28 de diciembre permitió el respaldo mínimo de países exigido para su entrada en vigor a partir del primer día de 2013.

Así, más de una docena de países (España, Austria, Chipre, Alemania, Dinamarca, Estonia, Francia, Grecia, Italia, Irlanda, Lituania, Letonia, Portugal, Rumania, Eslovenia y Finlandia) ha ratificado este acuerdo, firmado por todos los Estados miembros de la UE, salvo el Reino Unido y República Checa.

El tratado, que fue sellado el 2 de marzo del año pasado, establece una disciplina fiscal reforzada y una vigilancia más estricta dentro de la zona, con la introducción de la conocida como “regla de oro”, que limita el déficit estructural anual (sin incluir los gastos e ingresos de carácter cíclico) al 0.5% del PIB.

Los 17 Estados miembros que forman parte del euro deben transponer en su legislación nacional la “regla de oro”, paso que ya dio España en junio.

El Ejecutivo comunitario elaborará informes sobre la correcta introducción del freno de deuda en las legislaciones por parte de cada país, de modo que si persiste el incumplimiento, uno o más firmantes podrá llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE.

Otros países comunitarios también pueden solicitar sanciones financieras al Tribunal de Justicia de la UE para los Estados que no trasladen el techo de gasto según la normativa.

Las multas podrán ascender al 0.1% del Producto Interior Bruto y los fondos que se recauden se ingresarán en el Mecanismo Europeo de Estabilidad o fondo permanente (MEDE) o en el presupuesto de la Unión Europea. Además, el pacto vincula a partir del 1.º de marzo de 2013 la concesión de rescates a países a su ratificación del pacto fiscal.

Los países que forman parte del pacto fiscal se comprometen también a mantenerse en línea con el objetivo de déficit establecido para cada Estado miembro, en consonancia con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo.

Los Estados miembros tendrán que implantar un mecanismo automático de corrección de los desvíos de los objetivos, así como anticipar el impacto acumulativo en la deuda.

Los países que atraviesen circunstancias como una “severa contracción económica” podrán desviarse de los objetivos a medio plazo.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter