Lo más visto

Más de Economía

Violencia genera devalúo de viviendas

La violencia en el país ha generado pérdidas económicas en el valor de las viviendas ubicadas en los sectores con altas tasas de inseguridad.
Enlace copiado
Se fueron.  Una casa abandonada en el reparto La Campanera, en Soyapango, una de las zonas más golpeadas por la violencia.

Se fueron. Una casa abandonada en el reparto La Campanera, en Soyapango, una de las zonas más golpeadas por la violencia.

RESTRINGIDO.  EL INGRESO DE VEHÍCULOS EN JARDINES DE SELSUT, EN SAN MARTÍN, ES CONTROLADO CON  BARRICADAS PARA EVITAR QUE INGRESEN EXTRAÑOS.

RESTRINGIDO. EL INGRESO DE VEHÍCULOS EN JARDINES DE SELSUT, EN SAN MARTÍN, ES CONTROLADO CON BARRICADAS PARA EVITAR QUE INGRESEN EXTRAÑOS.

Violencia genera devalúo de viviendas

Violencia genera devalúo de viviendas

Enlace copiado
La seguridad se ha vuelto, más que un lujo, un requisito indispensable para vender o comprar una propiedad en El Salvador. En algunos sectores del país, como consecuencia de la delincuencia, se ha generado un devalúo de las viviendas ubicadas en sectores con altos índices de criminalidad; donde las propiedades, en lugar de ganar plusvalía, disminuyen su precio, generando pérdidas económicas para sus propietarios, afirman diversas fuentes.

La jefa de agencia de LOTIVERSA, Sara de Vásquez, aseguró que esta situación siempre ha existido, pero ha incrementado en los últimos cuatro años, “ahora en algunos sectores del país, en vez de dar un terreno en $5,000 se da en $3,000, por el hecho delincuencial y, a veces, ni siquiera se baja el precio, sino que se da un estancamiento total de los lotes y no se venden”.

La vocera de LOTIVERSA también manifestó que hay lugares donde un lote puede valer $5,000 y al día siguiente incrementa a $8,000, porque la ubicación y las condiciones de su entorno lo permiten. Sin embargo, existe el caso contrario, donde se baja el precio de los terrenos con el fin de venderlos.

Las zonas donde más se presenta esta problemática están en La Libertad, Soyapango, Ilopango y Apopa, manifestó la administradora de Inmobiliaria Las Américas, Estela de Dubón. “En algunas zonas se firman contratos de venta por $12,000, luego se baja a $10,000 y así se termina vendiendo en $7,000”, añadió.

En Apopa, el costo de la vivienda ronda los $10,000 a $15,000, en las casas con mayor extensión de terreno, pero algunas, con el tiempo, bajan su precio por la delincuencia en el sector. “La casa puede tener un valor físicamente, pero la gente le baja el precio con tal de venderla”, dijo Dubón.

La administradora de Inmobiliaria Las Américas añadió que ahora sus clientes buscan viviendas ubicadas en pasajes privados, colonias con portón o caseta de vigilancia y con eso la seguridad adquiere más valor. La empresa asegura que existe un auge importante en la venta de la vivienda nueva y en proyectos de construcción cerrados.

Asimismo, una fuente anónima del Banco Agrícola afirmó que de los inmuebles que el banco tiene en lugares como Soyapango y Apopa, las casas pueden permanecer sin venderse por meses, donde una vivienda que cuesta $12,000 se puede ofertar hasta en $4,000. Caso contrario en sectores como Santa Tecla o Santa Elena, donde los inmuebles tienen mayor demanda y el valor aumenta por su ubicación, aseguró.

Además de presentar una pérdida económica, las empresas también han reportado que sus empleados ponen en riesgo sus vidas, al ir a ciertas zonas del país. “Nosotros tuvimos un caso de uno de nuestros compañeros que fue privado de libertad mientras conducía en el vehículo de la empresa hacia una de nuestras viviendas”, manifestó Dubón.

Hay lugares en El Salvador, afirma Vásquez, donde clientes y empleados tienen temor a ingresar por la presencia de grupos delincuenciales. “En ocasiones, los clientes pueden estar interesados en una propiedad , pero pierden el interés al ver la zona, incluso, hemos visto el caso de empresas de seguridad que nos dicen que en ciertos lugares ya no están dando servicio por ese mismo problema”, manifestó.


El gerente de Inclusión Social del Fondo Nacional de la Vivienda Popular (FONAVIPO), Salvador Alvarado, dijo que ellos no han percibido un cambio en la devaluación de las viviendas; sin embargo, expresó: “El tema más complicado está en la accesibilidad de nuestro personal a esos sectores, hemos delimitado mecanismos para no entrar a ciertas zonas, la mayoría de veces cuando ingresamos lo hacemos con la junta directiva de las colonias”, manifestó.

Las viviendas que ofrece FONAVIPO están ubicadas en lugares catalogados de “alto riesgo”, afirmó el gerente. Sin embargo, aunque reconoce que las ventas no han disminuido, las transacciones se hacen con personas del sector porque de lo contrario pueden poner en riesgo sus vidas.

Los proyectos que tienen en proceso están ubicados en Santa Ana, Ayutuxtepeque, San Martín, Ilopango y San Salvador, donde la demanda siempre continúa, aseguró Alvarado.

Las zonas más cotizadas en el Área Metropolitana de San Salvador, según las inmobiliarias, se encuentran en Santa Tecla, Ciudad Merliot, Santa Elena, San Francisco o en residenciales que ofrecen seguridad privada, a las que pueden acceder personas con más posibilidades económicas.

En especial, las residencias que ofrecen seguridad privada son aquellas que se han visto beneficiadas con la búsqueda de bienes raíces. La empresa privada, así como el Gobierno, se han visto afectados de una u otra forma, ya que se ha generado para muchas de estas empresas hasta un 25 % de pérdidas en sus ganancias económicas.

Tags:

  • violencia
  • vivienda
  • devaluo

Lee también

Comentarios