Lo más visto

Vuelve a subir el riesgo de El Salvador por no pagar deuda

Esto es resultado de que el Gobierno falló al devolver el dinero a tiempo a los fondos de pensiones, es decir, a las cuentas de los trabajadores que ahorran para pensión.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Salvador sigue deteriorando su imagen como pagador de deudas en el mercado local y también el mundial. La firma mundial Fitch Ratings bajó la calificación y aumentó el riesgo porque el Gobierno ha fallado en devolver $34.45 millones a las cuentas de ahorro para pensión de los trabajadores y no recibe apoyo de la Asamblea Legislativa para resolverlo.

Fitch cambió la categoría de la deuda de El Salvador en dos direcciones. En primer lugar, la deuda interna pasó desde IDR a RD o Impago Restringido (restricted default, en inglés). Esto significa que el Gobierno ya incumplió uno de sus compromisos con actores locales, que en este caso especial son los trabajadores. “El Gobierno falló en pagar los intereses de la deuda con los fondos de pensiones privados, emitida bajo leyes internas”, indicó Fitch en un comunicado.

Entre el viernes 7 de abril y el lunes 10 de abril, el Gobierno acumuló un pendiente de $34,447,302.51 que debería devolver a los trabajadores que ahorran para su pensión en las AFP. Hasta el cierre de esta nota, el MH no había cancelado. Para el 20 de abril próximo, esta cantidad podría subir hasta $55,217,141.96, según datos de las AFP.

“Así, Fitch considera que El Salvador está en impago con sus obligaciones soberanas”, detalló la firma calificadora. Las obligaciones soberanas son las que afectan a todos los que residen en El Salvador y trabajan bajo sus leyes: ciudadanos, hogares, empresas y el mismo Gobierno.

En una segunda dirección la deuda externa de El Salvador cayó de la categoría B a la CCC, según la evaluación de Fitch. “La intensificada polarización política podría volver difícil que el Gobierno cuente con la aprobación de más préstamos de largo plazo, los cuales son necesarios para cubrir las necesidades de financiamiento para 2017, remarcando así los crecientes riesgos de impago”, destacó Fitch en su comunicado. Esta evaluación de CCC es para la deuda externa y se distingue de la primera porque incluye a inversionistas internacionales, organismos financieros y bancos extranjeros.

En pocas palabras, El Salvador aumentó el riesgo de no pagar sus deudas con los actores nacionales y con la comunidad internacional, desde la perspectiva de Fitch. El efecto de esta degradación cae sobre las obligaciones del soberano, es decir, del Estado y todos sus participantes. Los expertos y analistas ampliaron sobre este punto.

Hacienda espera que los diputados aprueben con 56 votos un nuevo paquete de bonos, o deuda externa de largo plazo, por $282 millones. Con eso podrían resolver el compromiso de los trabajadores por el resto del año. Si reforman el plan oficial de gastos o presupuesto 2017, necesitan solo 43 votos. ARENA no tiene disposición de votar en ninguno de los dos casos.

Préstamos más caros

Luis Membreño, analista, señaló que el impacto se percibirá en los próximos meses. “Al no haber una plenaria esta semana, Hacienda no podrá hacer el pago. El daño está hecho. Aunque vengan y lo reviertan la siguiente semana, el daño está hecho por una cantidad mínima que no debió ocurrir”, comentó el experto.

Hacienda dijo que sí tenía dinero para cumplir su responsabilidad con los trabajadores, pero que no podía mover ese dinero sin aprobación de los diputados.

“Es poco inteligente lo que se ha hecho porque no había necesidad de generar un impago cuando había dinero para pagar. Se está jugando con fuego, se está jugando con el prestigio del país. Dañar la imagen del país es rápido pero recuperar la credibilidad y la imagen lleva muchos años”, advirtió Membreño.

Carlos Pérez, investigador de FUNDE, lamentó que el país haya caído a niveles bajos. “Una de las consecuencias inminentes de la RD es que si El Salvador sale en este momento a conseguir financiamiento, los mercados financieros pueden estar ya cerrados. Si en un dado caso encuentra un acreedor que pueda prestarle, dado que ya hay ‘default’, se cobrará la tasa de interés más alta”, resaltó el investigador.

La imagen del país estaría en los niveles más bajos. “Esto abre la posibilidad de que la deuda externa también pueda caer en ‘default’ (o impago). La RD es peor. La CCC es fuerte porque es la antesala del ‘default’”, agregó Pérez.

Al caer la nota del país, suben los costos que tienen los bancos. Para obtener recursos, los bancos usan los depósitos y además recurren a créditos en el exterior. De hecho, son $2,124 millones que la banca que opera en el país ha prestado afuera para tener más dinero y con eso dar créditos. Si los bancos tienen que pagar un precio más alto por estos recursos externos, entonces suben las tasas de los créditos que ofrecen en el mercado interno. Por este motivo, el costo final de que baje la calificación del país lo cargarán los hogares y las empresas.

“La disminución en la calificación de riesgo de El Salvador sí tiene una repercusión importante en las tasas de interés que todos tenemos que pagar”, apuntó Raúl Cardenal, presidente de la Asociación Bancaria Salvadoreña.

A finales de 2016 y luego en febrero de este año, S&P, Fitch y Moody’s, las tres calificadoras de riesgo internacional, bajaron la nota del país por el nivel de polarización política que impide lograr acuerdos fiscales.

En su informe macroeconómico de febrero, el Banco Central de Reserva (BCR) admitió que los bancos están teniendo que pagar más para poder captar dinero.

“Los competidores bancarios están ofreciendo altas tasas pasivas, ajustándolas por análisis de las condiciones de mercado nacional e internacional y a las bajas en las calificaciones por riesgo país. Los costos del financiamiento interno y externo han tendido a incrementarse derivados del aumento en las tasas internacionales y mayor costo por fondeo interno”, reza el informe.

Cardenal afirmó que se restringe el crédito productivo, lo que se traduce en menos generación de empleo. Esto no es algo nuevo, puesto que el mismo BCR señaló que “se observan mayores incrementos en tasa de interés activa mayor a un año a empresas”, es decir que invertir se ha vuelto más caro.
 

Tags:

  • Fitch Ratings
  • impago
  • default
  • CCC
  • bonos
  • pensiones
  • Hacienda
  • AFP
  • ARENA
  • FMLN

Lee también

Comentarios