“FMI cuestiona la distribución de los subsidios en El Salvador

Estudio del FMI reveló que el 50 % de los de mayores ingresos recibe el subsidio de energía. En el caso del transporte colectivo, ese porcentaje llega a un 70 %.
Enlace copiado
“FMI cuestiona la distribución de los subsidios en El Salvador

“FMI cuestiona la distribución de los subsidios en El Salvador

Enlace copiado
La mitad de la población con los mayores niveles de ingreso también recibe el subsidio a la energía, de acuerdo con el reporte de país que elaboró el Fondo Monetario Internacional (FMI) este año.

La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica (CEL) hará un estudio detallado para encontrar la manera en que se pueda reorganizar la entrega de este beneficio. Desde 2012, esta empresa pública asumió el gasto por el subsidio y con el tiempo ha llegado a perjudicar sus finanzas.

El reporte que publicó el FMI toma como referencia a los hogares, divididos por su nivel de ingresos en 10 grupos o “deciles”. Así, el documento del FMI destaca que “los deciles de ingresos más elevados se benefician con aproximadamente un 40 % del subsidio al gas licuado de petróleo, 50 % en electricidad y 70 % en transporte”. En otras palabras, así como están estructuradas estas subvenciones, benefician a más de la mitad de las personas que ya tienen mejores posibilidades económicas.

Estos programas de apoyo a los hogares, originalmente para aquellos que lo necesitan, llevan más de 10 años desde que el Gobierno comenzó a implementarlos.

El estudio del FMI toma como referencia datos a 2014, cuando ya el Ministerio de Economía (MINEC) tenía tres años de haber comenzado a cambiar el proceso de entregar el subsidio del gas.

También son dos años desde que la CEL asumió el gasto del subsidio para los hogares en los que se consumen hasta 200 kilovatios por hora al mes.

Gasto acumulado

Según el balance financiero de la CEL hasta abril de 2014, el aporte a subsidios directos e indirectos requirió desembolsos por $1,447 millones entre 1998 y 2014.

De ese total, en 2013 se erogaron $166.4 millones para la factura de los hogares, $112.1 millones para los contratos a largo plazo (beneficio indirecto) y $49.3 millones que se dejaron de percibir para vender la energía a un precio más cómodo a la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA). La suma para todo 2013 fue $327.8 millones. Hasta abril de 2014, la cifra es de $112.2 millones.

Con mayor detalle, CEL consigna que los clientes de CAESS y DelSur, que distribuyen energía en amplias zonas de San Salvador y La Libertad, requirieron el 52.5 % del subsidio directo (para los hogares) y el 69 % del indirecto.

La Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM), a cargo de la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC), detalla por otro lado que el 80.08 % de los hogares en San Salvador está en la categoría de “no pobres”, mientras que en La Libertad el 72.95 % entra en esta categoría.

Es importante destacar que CAESS cubre también a Cabañas, el segundo departamento con el mayor porcentaje de hogares pobres, que son aproximadamente el 44.2 % según la encuesta. Sucede que en Cabañas, siete de cada 10 hogares están en la zona rural, donde la cobertura de energía eléctrica es de un 92 % (EHPM).

El FMI también destacó que incluso la manera en que se beneficia con otros servicios amerita una revisión, “el 60 % de los subsidios cruzados para suministro de agua corresponde principalmente a consumidores urbanos (con un mejor estado de salud)”, reveló el informe. En el campo, el 72.4 % de los hogares recibe el agua por cañería, frente a un 93.9 % que vive en la zona rural, siempre de acuerdo con la encuesta que publicó la DIGESTYC.

Según el FMI, los gastos en estas subvenciones estatales irán creciendo cada vez más. En 2014, por ejemplo, se requirieron $420 millones. Este año se tiene previsto desembolsar $387 millones, ya que el costo de los productos elaborados a partir de petróleo ha bajado de precio y eso ayuda.

Pero a partir de 2016 la tendencia será hacia el alza, de tal manera que para 2019 se gastarían $457 millones.

Si se lograra ordenar, o focalizar, el conjunto de subvenciones estatales que se ha descrito, entonces el país tendría un ahorro equivalente al 1 % del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, unos $250 millones, indicaron los técnicos del fondo monetario.

El Gobierno hizo el compromiso, consignado en la página 13 del reporte país, de considerar una mayor focalización después de las elecciones de marzo.

La CEL desarrollará una investigación casa por casa, entrevistas incluidas, para determinar quién realmente necesita el aporte para su factura de energía, confirmó su titular, David López Villafuerte.



Tags:

  • cel
  • subsidios
  • fmi
  • energía

Lee también

Comentarios

Newsletter