Lo más visto

El entretelón que rodea la remoción de un magistrado

Exfuncionario fue removido por  “actos inmorales” frente a edificio judicial. Magistrados lo defendieron porque, entre otras cosas, usó un vehículo particular.
Enlace copiado
El entretelón que rodea la remoción de un magistrado

El entretelón que rodea la remoción de un magistrado

Enlace copiado

El exmagistrado de la Cámara de lo Penal de la Tercera Sección de Oriente Carlos Roberto Cruz Umanzor fue removido por tres razones: colaboró  para el Club Deportivo Águila en días laborales; fue visto realizando “actos inmorales”  en su carro frente a un edifico judicial y asesoró en un caso a  una empleada de otro tribunal. Previo a su destitución, cuatro magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) criticaron los motivos de la remoción y defendieron al exfuncionario, según consta en los registros de la reunión plenaria del pasado 7  de septiembre. 

En octubre de 2016, la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a la Asamblea Legislativa que removiera el fuero del funcionario judicial tras vincularlo a eventos de narcomenudeo y asesoría judicial para favorecer a un acusado de acoso sexual. Casi un año después, el pleno de la Corte Suprema de Justicia conoció el expediente administrativo elaborado por el Departamento de Investigación Judicial.

El cual sostenía tres casos por los que se pedía la remoción del exmagistrado: primero, porque fue representante legal de Águila en días laborales y conformó tribunales de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT). La Ley de la Carrera Judicial establece que las magistraturas son incompatibles con cualquier otra función, como abogacía y notariado.


Segundo, porque una noche, empleados de seguridad de la Corte llamaron a la Policía Nacional Civil (PNC) debido a que Cruz Umanzor se encontraba en su carro realizando “actos inmorales en público” junto a otra persona; y finalmente, porque  intervenciones de llamadas realizadas por la Fiscalía evidenciaron que Cruz Umanzor asesoró de manera ilegal a la excitadora del Tribunal de Sentencia de La Unión, María Benavides, para que elaborara una resolución en un caso que iba ser sometido a apelación.

“Escuchar un argumento sobre que era el vehículo propio, que era de noche y que por lo tanto el acto no es reprochable, me sorprende”.
 SIDNEY BLANCO, MAGISTRADO DE LA CSJ 

El magistrado de la Sala de lo Constitucional Sidney Blanco intervino, inicialmente, en la sesión en la que se decidió la suspensión de Cruz Umanzor, y dijo que a su juicio era un caso muy “delicado”, el cual no debía ser tolerado por los magistrados que conforman la máxima autoridad del Órgano Judicial.

Inmediatamente después de la intervención de Blanco, el magistrado Sergio Luis Rivera Márquez, de la Sala de lo Contencioso Administrativo, habló en defensa de Cruz Umanzor. Los argumentos de Rivera Márquez para defender al señalado se centraron en que, a su juicio, era ilegal que se valorara como prueba las intervenciones telefónicas en una caso administrativo, y por lo tanto estas debían ser tomadas en cuenta como meros indicios pero no como prueba. Además, para Rivera Márquez, el hecho de que Cruz Umanzor fuera síndico del Club Deportivo Águila no implicaba una acción de litigio en sentido estricto.  

“El acto fue realizado en el vehículo propio del juez. Segundo, estamos hablando de casi la medianoche, no acompaño la idea del proyecto que se está haciendo”.
Sergio Luis Rivera, magistrado de  CSJ

Finalmente, el magistrado de lo Contencioso opinó que el acto señalado como “inmoral” que realizó Cruz Umanzor en su carro frente al edificio del Órgano Judicial en San Miguel no puede ser catalogado como tal, debido a que el vehículo era de su propiedad y lo que hizo lo realizó en avanzadas horas de la noche,  cuando ya no hay tráfico en la zona.

“El acto fue realizado en el vehículo propio del juez. Segundo, estamos hablando de casi la medianoche, no acompaño la idea del proyecto que se está haciendo en un ambiente público. Público sería a esta hora que alguien esté realizando estos actos, estamos hablando de horas de la medianoche, moralmente puede ser reprochable pero pretender encajar este supuesto como algo para remoción es algo desproporcionado”, argumentó el magistrado Rivera Márquez.

Otros en contra
El criterio de Rivera Márquez fue respaldado por los magistrados Ovidio Bonilla, Elsy Dueñas y Leonardo Ramírez Murcia. Bonilla comentó que él fue síndico del C. D. Águila y que ese cargo no supone lujo alguno; además, señaló que el policía testigo del acto inmoral que realizó Cruz Umanzor realmente no logró identificar al magistrado, ya que lo reconoció como funcionario judicial, pero en su testimonio dijo que no se acordaba del nombre.

Ramírez Murcia, por su parte, apuntó que, a su juicio, no era aceptable incluir la intervención de llamadas en el proceso. Mientras que Dueñas únicamente se limitó a decir que acompañaba todos los criterios presentados por Rivera Márquez.

Luego de escuchar a sus colegas, Sidney Blanco tomó la palabra en el pleno, reiteró su postura a favor de remover a Cruz Umanzor y dijo sentirse sorprendido por el tipo de defensa ejercida por los demás magistrados. “Escuchar un argumento sobre que era el vehículo propio, que era de noche y que por lo tanto el acto no es reprochable, como para que un funcionario judicial continúe en la carrera judicial, un funcionario con estas características, realmente me sorprende”, expresó el magistrado.

Finalmente, el pleno decidió remover a Cruz Umanzor con nueve de 15 votos posibles. Las remociones requieren de al menos ocho votos del pleno.
La Asamblea Legislativa, después de más de un año de haber recibido la petición de antejuicio, sigue sin pronunciarse sobre la situación de Cruz Umanzor.

Lee también

Comentarios