Lo más visto

Más de El Salvador

“Ellos van a meter a su gente y las elecciones se las van a ganar en la mesa”: ciudadano despreciado en una mesa electoral

Un ciudadano que enfrentó problemas a la hora de retirar su credencial para conformar una Junta Receptora de Votos (JRV) comparte su molestia porque a última hora, y después de acudir a las capacitaciones, le notificaron que ya no es necesario que participe en las mesas mañana.
Enlace copiado
Ciudadanos hacen fila para retirar sus credenciales. FOTO DE LA PRENSA/José Cardona

Ciudadanos hacen fila para retirar sus credenciales. FOTO DE LA PRENSA/José Cardona

Enlace copiado

Daniel Vaquerano está furioso. Lo hicieron asistir a dos capacitaciones en dos fines de semana. Ocupar el tiempo de descanso para poder aprender lo necesario para formar parte de una Junta Receptora de Votos (JRV). Y ahora que ha llegado al centro de votación del Centro Escolar Concha Viuda de Escalón, en San Salvador, le han dicho que no existe su credencial y, por lo tanto, no tendrá que presentarse mañana a los centros de votación.

“A los del Tribunal Supremo Electoral les recriminé esa falta de respeto que están teniendo en contra de la población”, comenta Daniel. Le parece extraño que, después de que se ha dicho hasta la saciedad que el recurso humano será escaso para este evento electoral, gente como él ahora esté quedando fuera.  Pero tiene una teoría y acusa al gobierno central de estar fraguando un fraude.

“Ellos van a meter a su gente y las elecciones se las van a ganar en la mesa, no en el voto, sino que en la mesa, en las actas, allí se van a robar el voto”, comenta. Según relata, otras cuatro personas pasaron por lo mismo cuando llegó a traer su credencial.

Contenido relacionado: Persisten problemas en entrega de credenciales

En el Centro Escolar Concha Viuda de Escalón, Lucila Quintanilla lleva una media sonrisa cuando se dirige a la salida del sitio. Como Daniel ella también asistió a dos capacitaciones y ahora, un día antes de las elecciones, le han dicho que no participará, sin más explicación que su credencial no está allí. Para ella, es agridulce: perdió dos fines de semana, pero la idea de trabajar en las elecciones no le resultaba tan atractiva.

Parece que el fenómeno es común: en este momento, Daysi Marina Jaime está consultando sobre su credencial  con el empleado del TSE encargado de entregarlas. Este revisa el listado comparando los nombres allí escritos con el DUI de Daysi. La respuesta es la misma: usted no está.

Daysi se preocupa. ¿Qué pasa si no asiste a la junta receptora de votos y, por ello, deba pagar la multa prometida? El empleado del TSE la anota en una lista junto a su número de DUI y su firma. Es la evidencia de que ella sí quiso participar, pero no la dejaron.

“Queda exenta de pago, no se preocupe”, le dice el empleado del TSE.

–Es posible que mañana, entonces, haya ausencia de gente- se le pregunta a Daysi.

–Yo más bien siento que ellos ya tienen a la gente que van a poner. Esto ya les ha pasado a varios de mis conocidos, que fueron hasta a tres capacitaciones- dice.

Contenido relacionado: 64,128 personas están listas para integrar mesas electorales

Tags:

Lee también

Comentarios