10 años de prisión para ama de casa que lavó $20 millones

Fiscalía sospecha que el dinero manejado por la acusada pudo ser de criminales que buscaban enviarlo hacia Suramérica. Otra de las teorías que maneja la institución es que la imputada podría estar encubriendo a otra persona.
Enlace copiado
10 años de prisión para ama de casa que lavó $20 millones

10 años de prisión para ama de casa que lavó $20 millones

10 años de prisión para ama de casa que lavó $20 millones

10 años de prisión para ama de casa que lavó $20 millones

Enlace copiado
Sonia del Carmen Morales, la ama de casa acusada de lavar poco más de $20 millones, se paró ayer por la tarde frente al juez que preside el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador, para escuchar el veredicto.

Escuchó decir al juez que la condenaba a 10 años de prisión, debido a que no pudo justificar por qué, sin tener un empleo, pudo hacer depósitos en sus cuentas por $20,902,632.83 y retiros por $20,961,868.63.

Mientras escuchaba la sentencia, Morales permaneció de pie, sin bajar la cabeza y con los ojos puestos en el juez. Al escuchar el fallo, que la llevará a prisión y a perder sus inmuebles, la mujer de 55 años respondió al juez que él no tenía pruebas suficientes para condenarla por ese delito.

La Fiscalía General de la República (FGR), en cambio, dijo que hay suficientes pruebas que la incriminaron, como los movimientos en sus 22 cuentas bancarias. El jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), Jorge Cortez, declaró: “Estamos satisfechos con la condena que este día ha emitido el tribunal”.

Por su parte, Juan Manuel Chávez, abogado defensor de Morales, dijo que apelará la resolución. “Para que se configure el tipo penal de lavado de dinero, tiene que probarse que la procedencia de este es de carácter ilícito y eso no se hizo”, consideró.

El juez informó a la acusada que sus inmuebles podrían pasar a manos del Estado, mediante un proceso de extinción de dominio. La sentenciada, entonces, le pidió clemencia al juez, argumentando que adquirió su primera vivienda en 1990 y que era de sus hijos. Agregó que sabía que el trabajo que había realizado era “riesgoso”, pero que no podían quitarle esa casa a su familia, porque también la dejarían sin hogar al salir de la cárcel.

La defensa explicó después que Morales se refería a que su trabajo era riesgoso, porque supuestamente se dedicó al cambio de moneda en una frontera, y pudo haber sido víctima de la delincuencia por andar efectivo.

El jefe la UIF explicó que tienen diferentes teorías sobre la procedencia del dinero. Consideran que Morales pudo ser utilizada por criminales para ingresar y retirar dinero, de procedencia ilícita, del sistema financiero. Presumen, también, que el dinero procedía de Norteamérica para ser enviado a Suramérica. “Es muy posible que la señora esté protegiendo a un tercero”, dijo Cortez.

En una etapa judicial previa se ventiló que un hijo de la acusada había sido procesado por el delito de tráfico de personas. Sin embargo, la Fiscalía no concluyó si el dinero procede de ese ilícito.

Lee también

Comentarios

Newsletter