Lo más visto

Más de El Salvador

$144 millones han pagado los salvadoreños por los seguros de los funcionarios

El Estado se encuentra en una crisis financiera que se ha agudizado en los últimos años y de la que no escapan los hospitales públicos. Pese a ello, el gasto en seguros médicos privados para funcionarios se han incrementado en los últimos cinco años. La sección Política de LA PRENSA GRÁFICA publica la primera de varias entregas que retratan cómo el Estado ha erogado millones de dólares del dinero de los salvadoreños para que los empleados públicos y sus familiares gocen de servicios exclusivos de salud.
Enlace copiado
$144 millones han pagado los salvadoreños por los seguros de los funcionarios

$144 millones han pagado los salvadoreños por los seguros de los funcionarios

$144 millones han pagado los salvadoreños por los seguros de los funcionarios

$144 millones han pagado los salvadoreños por los seguros de los funcionarios

Enlace copiado

 

Hospitales nacionales sin medicinas, escuelas deterioradas, falta de recursos para pagar pensiones, a proveedores, a alcaldes, FGR sin pagar alquileres, policías sin sedes propias y reducción de subsidios de agua, luz y gas a la población son solo parte de algunos problemas de caja del Estado.

Sin embargo, para las entidades públicas que conforman los tres Órganos de Estado, esa crisis de recursos no es ningún impedimento al momento de buscar contratar servicios de seguros médicos privados de salud y de vida.

Lea también: “Invito a los funcionarios o a algún diputado que vaya al Rosales”

Así las cosas, entre 2012 y 2016 el Estado tuvo una erogación de $144,671,770 –ciento cuarenta y cuatro millones, seiscientos setenta y un mil, setecientos setenta dólares– en la adquisición de seguros para sus funcionarios y familiares.

El hallazgo de ese monto se obtuvo con base en datos que LA PRENSA GRÁFICA obtuvo en el Ministerio de Hacienda a través de la Oficina de Información Pública. Estos números muestran que el Estado pasó de gastar anualmente $20,141,138, en 2012, a $38,476,770 para 2016. Todos esos recursos salen de los impuestos que cada contribuyente paga.

Llama la atención que la Asamblea Legislativa, el Ministerio de Justicia y la Corte Suprema de Justicia son las entidades que más gastan en seguros.

Lo anterior contradice el discurso de austeridad que el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, ha mantenido desde que llegó a la presidencia el 1.º de junio de 2014.

De hecho, es en su administración donde más se ha dado el gasto de los recursos públicos en los seguros privados.

Con los más de $144 millones que gastó el Estado en seguros se pudo haber construido casi tres hospitales como el Nacional de la Mujer, que costó $50 millones. O se pudo haber edificado 214 unidades de salud como la que se levanta en San Pedro Perulapán en la que se invertirán $669 mil.

Para mejorar la seguridad pública, se pudo construir 36 puestos policiales como la recién inaugurada delegación centro de la Policía Nacional Civil (PNC) que tuvo un costo de $4 millones.

También se pudo hacer una inversión en educación y construir nueve centros superiores de educación bajo el Modelo Educativo Gradual de Aprendizaje Técnico y Tecnológico (MEGATEC), como el de Ilobasco, Cabañas, el que se hizo con una inversión de $15 millones al Estado.

Todos estos datos salen a la luz en momentos en los que el Gobierno prepara una propuesta de decreto ejecutivo de austeridad a raíz de la crisis fiscal que se vive en el país y que ha llevado a que organismos financieros internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) hayan instalado una comisión financiera para buscar soluciones a los problemas que se han dado en el tema de las finanzas públicas.

Ni partidos con representación en la Asamblea Legislativa ni uno de los tres Órganos de Estados quedan exentos de hacer gastos millonarios en estos rubros. Recientemente se dio a conocer cómo en el congreso, por ejemplo, se gastaron $1.6 millones en seguros médicos privados en ocho meses. Este fue utilizado para consultas, entre otras, de celulitis, acné, dolor de cabeza o una gripe. También contradice a la misma Casa Presidencial, que a inicios de año aseguró que no tiene gasto en seguros (ver tabla).

Lee también

Comentarios