Lo más visto

1,672 personas con necesidad de desplazarse por violencia

La violencia social obliga a algunos salvadoreños a cambiar de residencia. Los niños y adolescentes también son víctimas.

Enlace copiado
Víctimas.  Los niños y adolescentes sufren consecuencias emocionales por el desplazamiento forzado, según Cristosal.

Víctimas. Los niños y adolescentes sufren consecuencias emocionales por el desplazamiento forzado, según Cristosal.

Enlace copiado

En El Salvador, desde 2014 hasta el 31 de octubre de 2018, se identificaron 1,672 personas con necesidad de desplazarse al interior del país de manera forzada a causa de la violencia social, según estadísticas de Cristosal, una organización no gubernamental que desde hace varios años documenta la problemática.

El dato fue proporcionado ayer en la presentación del informe "Niñez sin tregua. Desplazamiento forzado interno en el norte de Centroamérica", elaborado por Cristosal, Plan Internacional El Salvador y la Fundación Educación y Cooperación (EDUCO).

El documento recopila los problemas a los que se enfrentan la niñez y la adolescencia en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Del total de personas que necesitaban desplazarse, 711 (42 %) todavía no lo habían hecho al momento de la entrevista con Cristosal debido a la falta recursos económicos, no tener dónde alojarse, ser menores de edad o padecer una enfermedad que se lo impida, se lee en el informe de la organización.

Las principales razones que provocan el desplazamiento forzado en el país son las amenazas personales o a un miembro de su grupo familiar, homicidios de familiares, intentos de homicidios y extorsiones, de acuerdo con los datos consignados en el informe.

Pero llega un momento en que el desplazamiento al interior del país deja de ser una opción, las víctimas desean migrar y dejar atrás su vida en El Salvador. La mayoría de personas con necesidad de desplazamientos, específicamente 1,218 casos, explicó a Cristosal que no querían seguir más en el país.

Entre los países preferidos como destinos están Estados Unidos (292 personas), Canadá (87), Costa Rica (29), México (23), Panamá (18) y Nicaragua (12). La fundación agregó que 581 víctimas "solo quieren salir de El Salvador", sin especificar a qué nación les gustaría migrar.

"Nos dicen las personas que quieren migrar, que están tomando la decisión de migrar porque no perciben la atención y protección en su propio país", dijo Celia Medrano, directora regional de programas de Cristosal, quien también pidió a los diputados trabajar en una legislación que proteja a las víctimas.

Niñez en vulnerabilidad

Las organizaciones ratificaron que, entre enero de 2016 y junio de 2018, en El Salvador se registraron 418 casos de niños y adolescentes con necesidad de desplazamiento forzado, un fenómeno que se comparte con Honduras y Guatemala.

"Esta es una seria problemática de país y que requiere de la inmediata atención integral, porque no solo se trata de reubicar a las familias, sino de dar una solución duradera", aseguró Carmen Elena Alemán, directora ejecutiva de Plan Internacional.

El informe regional registra que durante este año han atendido a 160 niños y adolescentes víctimas de desplazamiento en Honduras y El Salvador, con 124 y 36 casos, respectivamente. Mientras que de Guatemala no brindaron estadísticas exactas.

Las pandillas, la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada son los principales actores que vulneran a la niñez y adolescencia en El Salvador, agregaron.

Tags:

  • desplazamiento forzado
  • desplazamiento
  • violencia
  • víctimas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines