Lo más visto

$177.1 millones ha gastado Casa Presidencial de partidas secretas en tres años

Informe de FUNDE-ALAC confirma que en partidas secretas de CAPRES, PNC y la FAES se han gastado $183.6 millones. También refuerza que sobresueldos a exfuncionarios se habrían pagado de estos fondos y cómo la Corte de Cuentas de la República no ha cumplido con su papel fiscalizador.
Enlace copiado
Control.  FUNDE-ALAC hizo énfasis en la necesidad de que haya más control por parte de las autoridades que velan por la transparencia al momento de revisar este tipo de gastos públicos.

Control. FUNDE-ALAC hizo énfasis en la necesidad de que haya más control por parte de las autoridades que velan por la transparencia al momento de revisar este tipo de gastos públicos.

Ganan más que el presidente.  Otro hallazgo realizado por FUNDE-ALAC es que hay funcionarios que ganan más de $5,000, que es el salario del presidente de la República.

Ganan más que el presidente. Otro hallazgo realizado por FUNDE-ALAC es que hay funcionarios que ganan más de $5,000, que es el salario del presidente de la República.

$177.1 millones ha gastado Casa Presidencial de partidas secretas en tres años

$177.1 millones ha gastado Casa Presidencial de partidas secretas en tres años

Enlace copiado
La Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE) a través de Transparencia Internacional Capítulo El Salvador, dio a conocer ayer que la Presidencia de la República gastó de 2013 a 2015 $177.1 millones de las partidas secretas. Este dato se obtuvo del estudio que realizaron tras recibir informes de la Oficina de Información Pública de Casa Presidencial (CAPRES), que entregó a representantes de la fundación.

De acuerdo con el informe, en 2013 CAPRES gastó de las partidas de gastos reservados $81.7 millones; en 2014 fueron $42.9 millones y en 2015 fueron $52.5 millones. Los fondos reservados para Casa Presidencial son parte del presupuesto que le es aprobado en la Asamblea Legislativa.

En ese sentido, para FUNDE los datos obtenidos evidencian que hay excesiva discrecionalidad, opacidad y abuso en el manejo de los fondos públicos que se obtienen de todos los salvadoreños. Cabe mencionar que no se dio detalle de en qué se han gastado los recursos.

“El monto es bastante grande a nuestra manera de ver y su uso es demasiado discrecional. Es un uso bastante discrecional que puede servir para fines inadecuados y su manejo también puede caer en vicios de ilegalidad”, expresó el director ejecutivo de FUNDE, Roberto Rubio Fabián.

Para los representantes de FUNDE, el tema de los gastos reservados o partidas secretas “era un secreto a voces” que adquirió mayor fuerza con la aceptación de exfuncionarios que recibían sobresueldos, dinero que habría salido de estas partidas y por el cual la Fiscalía General de la República ha iniciado investigaciones.

El mismo exfiscal general de la República confirmó en su declaración de patrimonio a la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia que durante su gestión recibió entre $10 mil y $20 mil por parte de Casa Presidencial en la gestión del expresidente Mauricio Funes. Esto es parte de los hallazgos que hicieron (leer nota secundaria). “Sí hay indicios, no solo de su existencia de los gastos reservados, sino sobre su mal uso. El camino para que esta información comenzara a revelarse ha sido bastante largo y bastante difícil”, expresó Jaime López, coordinador de la ALAC de FUNDE.

CAPRES gastó 40 veces más que PNC y FAES

Otro de los hallazgos del informe de FUNDE-ALAC es que lo gastado por Casa Presidencial de 2013 a 2015 sobrepasa en más de 40 veces lo que gastó la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada de El Salvado (FAES) en el mismo período.

Los gastos de la PNC en 2013 fueron de $1.2 millones, y en 2014 y 2015 fueron de $1.3 millones. Mientras tanto, la FAES hizo gastos en esos mismos tres años de $900 mil por cada uno.

Al sumar esos datos se obtiene que en conjunto la PNC y la FAES gastaron de la partidas secretas $6.5 millones.

Esa diferencia entre la casa de Gobierno y otras entidades llama la atención a los representes de FUNDE-ALAC. “El problema de los gastos reservados es que en la medida que sean tan secretos y tan discrecionales pueden ser mal utilizados contra, inclusive, en conspiración contra el mismo Estado”, dijo López.

FUNDE considera que no se trata de que no exista una partida secreta, sino de que esta sea utilizada en los casos que ya las leyes determinan, como, por ejemplo, en operaciones de seguridad y defensa, recolección y análisis por parte de inteligencia, operaciones encubiertas y protección a testigos que corren alto riesgo.

Falta actuación de la CCR

Uno de los puntos que el informe de FUNDE-ALAC da a conocer es que la Corte de Cuentas de la República no está informando sobre los procedimientos y resultados obtenidos de los exámenes de auditorías de los gastos de las partidas secretas. Para los representantes de la fundación, esto llama la atención tomando en cuenta que ya hay varios casos judicializados por el uso indebido de estos fondos.

“No se sabe si la Corte de Cuentas ha exigido un sistema de control interno confiable para el manejo de las partidas de gastos reservados, y si ha examinado el desempeño de dicho sistema y el uso correspondiente de los fondos”, se lee en el informe dado ayer.

En ese sentido, FUNDE-ALAC considera que la CCR debe realizar un examen especial sobre el manejo de las partidas de gastos reservados de CAPRES, la PNC y la FAES, para determinar si han cometido irregularidades y determinar responsabilidades.

Lee también

Comentarios