Lo más visto

Más de El Salvador

20,880 casos de violencia contra la mujer en 2017

Uno de los casos es el de Lilian Méndez, asesinada cuando tenía ocho meses de embarazo. La FGR presentó las pruebas que vinculan a su novio con ese feminicidio. Creen que la mató porque no quiso abortar.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Francisco Alemán Feminicidio San Pedro Perulapán, Cuscatlán  Silvia Esperanza Ascencio Cruz, de 34 años, fue asesinada ayer por la madrugada en la zona rural de San Pedro Perulapán, departamento de Cuscatlán.

Foto de LA PRENSA/Francisco Alemán Feminicidio San Pedro Perulapán, Cuscatlán Silvia Esperanza Ascencio Cruz, de 34 años, fue asesinada ayer por la madrugada en la zona rural de San Pedro Perulapán, departamento de Cuscatlán.

Enlace copiado

Lilian y Henry acordaron salir juntos después del trabajo el 20 de octubre de 2017. Ella pensó que irían a comer pupusas a Olocuilta y que aprovecharía para volver a pedirle ayuda para el bebé que ambos esperaban pero del que él se había negado a responsabilizarse hasta el punto de pedirle que abortara.

Henry Alberto Salazar Burgos, de 26 años, trabajó horas extras ese día y salió a las 5:10 de la tarde, minutos después se juntó con su novia, Lilian Beatriz Méndez Ramírez, de 24, quien tenía ocho meses de embarazo, en la acera del establecimiento en el bulevar de Los Héroes, de San Salvador, donde ambos eran compañeros de trabajo, caminaron al estacionamiento y abordaron el vehículo de él.

La pareja viajó por la 49.ª avenida norte hasta tomar la autopista a Comalapa. Faltaba un minuto para las 7 de la noche cuando pasaron por la terminal del sur, en San Marcos. Media hora después, el vehículo se estacionó en las inmediaciones de Santo Tomás. Ahí, hizo una pausa de “unos 24 minutos”, hasta continuar el recorrido pasando por Olocuilta hasta llegar a la zona franca Miramar. Eran las 7:45 de la noche.

El siguiente día por la mañana, residentes del cantón Cupinco, de Olocuilta, en las cercanías de la zona franca Miramar, hallaron el cadáver de Lilian a la orilla de la carretera con señales de haber sido estrangulada durante la noche.

Lilian, según datos del Ministerio de Justicia y Seguridad, fue una de las 20,880 mujeres que sufrieron violencia en 2017. Este dato fue presentado ayer en un documento que consigna la violencia que han sufrido las mujeres entre 2015 y abril de este año.

Los 20,880 casos de violencia contra las mujeres del año pasados incluyen feminicidios, violencia sexual, física, patrimonial y laboral.

Henry le dijo a las autoridades, después del crimen, que él llevó a su novia hasta la terminal del sur y que luego retornó a San Salvador. Sin embargo, las grabaciones de cámaras de video y las activaciones de las antenas del celular de Lilian prueban que el recorrido de la pareja fue diferente. La Fiscalía está convencida de que Henry planificó el crimen de su novia y por eso la engañó con salir de paseo a Olocuilta.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), Henry y Lilian iniciaron una relación de noviazgo en 2013, la cual terminó en 2016. Pero volvieron a encontrarse en febrero de 2017, fecha en que ella quedó embarazada, algo que él le reprochó e incluso, según le contaron testigos a la Fiscalía, le pidió que abortara, pero ella se negó.

La Fiscalía cree que Henry no quería al bebé porque tenía otra relación con alguien a quien consideraba “como algo formal”.

Douglas Meléndez, fiscal general, dijo ayer que Henry volvió a acercarse a la víctima en agosto del año pasado “tratando de venderle la idea de que le iba a ayudar con el embarazo, cuando anteriormente la había estado presionando para que abortara”.

Meléndez agregó que Lilian le pidió a Henry, días antes del crimen, que le ayudara con $75 mensuales porque “tenía un embarazo complicado”.

Foto de LA PRENSA/Francisco Alemán Capturado. Henry Alberto Salazar Burgos, de 27 años, fue capturado el martes por la noche en Ciudad Credisa, Soyapango. Está acusado de matar a su novia en octubre de 2017.

Silvia de Saca, jefa fiscal de la Unidad de Atención a la Mujer de Zaragoza, dijo que para Henry eso implicaba “cambiar su estilo vida”. “Hemos podido detectar que Lilian estaba enamorada de él y por eso confió y decidió subir a su vehículo ese día, horas antes de que la matara”, afirmó la fiscal.

La Fiscalía dijo que las grabaciones de video y las activaciones de las antenas del celular de Lilian revelan que Henry regresó por la autopista a Comalapa hasta San Jacinto la misma noche que supuestamente mató a su novia, tomó el desvío a San Jacinto y llegó, minutos después de las 8 de la noche, hasta la Juan Pablo II para terminar “departiendo con unos amigos en un bar ubicado en el sector de San Luis”.

“Nosotros sospechamos que esos 24 minutos que estuvo en Santo Tomás fue el tiempo en que Henry mató a la víctima. Estamos investigando si tuvo la ayuda de otra persona”, aseguró el fiscal general, y agregó que el bebé falleció en el vientre de Lilian debido a la falta de oxígeno de la madre.

Según la FGR, Henry llegó el siguiente día a la gasolinera de la terminal del sur “para averiguar si tenían cámaras en la carretera y si lo tenían en video”. No asistió al funeral ni al entierro de la víctima. Días después del crimen, según las indagaciones de la Fiscalía, retiró todo el dinero que la víctima tenía en una cuenta bancaria. Meléndez dijo que “prácticamente la dejó solo con centavos”, y también pidió permiso de un mes en su trabajo.

El documento presentado ayer como parte del informe del Sistema Nacional de Datos, Estadísticas e Información de Violencia contra las Mujeres da cuenta de que los casos como el feminicidio de Lilian han aumentado este año con respecto al mismo período del año anterior. Este año hay 17 casos más de asesinatos de mujeres que en el mismo período de 2017.

Un caso reciente ocurrió ayer por la madrugada en el caserío Guadalupe, del cantón El Espino, en San Pedro Perulapán. La policía dijo que ahí fue asesinada Silvia Esperanza Ascencio Cruz, de 34 años. La fiscal que acudió a la escena del crimen dijo que aún no tenían pistas del motivo del crimen.

Silvia, según esos datos oficiales, se suma a las 173 mujeres que fueron asesinadas durante los primeros cuatro meses de 2018.

Lee también

Comentarios