Lo más visto

Más de El Salvador

21 estaciones de bombeo sin cloro en occidente

ANDA dice que no hay falta del químico y muestra un documento por la compra realizada en abril, igual que los controles en dichas estaciones.
Enlace copiado
El abastecimiento de agua que no proviene de ANDA podría tener bacterias al no estar clorada.

El abastecimiento de agua que no proviene de ANDA podría tener bacterias al no estar clorada.

Enlace copiado

Varias estaciones de bombeo de la zona occidental estuvieron sin hipoclorito de calcio, químico utilizado por la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) para clorar el agua, lo que podría tener consecuencias para la salud si no se trata de manera inmediata.

Son 21 estaciones de Ahuachapán, Sonsonate y Santa Ana las que se vieron afectadas con el problema del químico.

“Las siguientes estaciones de bombeo no están clorando debido a la falta de hipoclorito de calcio en las bodegas de ANDA”, dice un documento al que LA PRENSA GRÁFICA tuvo acceso.

La versión fue negada por la autónoma. Douglas Ernesto García, jefe de la Unidad de Laboratorio, aseguró que se cumple diariamente con la revisión y aplicación de químicos, cuando es necesario, para mantener el agua con la debida calidad para la población.

García dijo que el objetivo de ANDA es llevar hasta las viviendas agua inocua, libre de toda contaminación, y que, en ese sentido, no se puede descuidar la falta de cloro en las estaciones de bombeo.

Juayúa, Nahuizalco, Ataco, Chalchuapa, Candelaria, El Refugio, Ciudad Arce, Atiquizaya y Pajonal, entre otras, son parte de las estaciones afectadas, según señala el documento.

ANDA, sin embargo, presentó también documentos de cada estación en la que se hacía revisión y análisis del cloro contenido en el agua, la que, según estos, estaba en los índices normales.

El director ejecutivo de la institución, Manuel Serrano, dijo que ya han tenido que aclarar el problema de las plantas en dos o tres ocasiones más, y aludió a una campaña contra la institución, incluso aseguró que se investiga la posible fuga de información y alteración de esta y, si es necesario, se llegará hasta instancias judiciales.

Según el director, no tienen desabastecimiento de cloro, y mostró un documento de la compra que hicieron en abril de este año por 411,000 kilogramos, lo que, según él, comprueba que no pueden haber estaciones sin el químico.

Serrano dijo, además, que los estudios y las revisiones son permanentes, y que incluso fueron solicitados por la Asamblea Legislativa para conocer el estado del agua.

Igual aseguró sobre los controles del cloro residual libre, del que fueron tomadas 180 muestras y tres estaban fuera de la norma requerida.

El mínimo, según la norma del país para el agua potable, es de 0.3 y el máximo 1.1.

“El agua está controlada y sin patógenos, más en este momento del brote de tifoidea; si el agua tuviera la bacteria, tuviéramos una epidemia generalizada en el país”, dijo Serrano.

Lee también

Comentarios