$221,526 de cuentas de empleados y call center pasan al Estado por lavado de dinero

La Extinción de Dominio fue determinada tras comprobar que el dinero declarado era inferior al encontrado tras los peritajes y análisis correspondientes.
Enlace copiado
$221,526 de cuentas de empleados y call center pasan al Estado por lavado de dinero

$221,526 de cuentas de empleados y call center pasan al Estado por lavado de dinero

Enlace copiado
El Juzgado de Extinción de Dominio determinó este día que un total de $221,526 de 4 empleados y el call center Benson Communication pasarán a manos del Estado, tras determinar la existencia del delito de lavado de dinero por parte de los implicados.
La medida se estableció luego de los informes, peritajes, análisis y acusaciones presentadas por la Fiscalía General de la República (FGR) y el estado de Florida, en Estados Unidos.

Estas pruebas determinaron que los cuatro empleados, identificados como Philliph Howelll Baires Boyle, Fátima Hidalgo, Maribel Monge y Álex Fabricio Cañas.
 
Según la Fiscalía, Philliph Howelll Baires Boyle. En 2008 ingresó a Benson Communication con un salario de $171 y finalizó sus labores ganando alrededor de $3,100. En 2014 fue el año en el que reportó más ingreso por un total de $42,821.14. Por su parte, Fátima Hidalgo, a quien en una de sus cuentas bancarias le encontraron un depósito de $39,000, pero su salario dentro de la empresa rondaba los $1,000.

Lea también: Empresa y extranjero señalados de lavar $221,536 de EUA

La otra implicada identificada como Maribel Monge trabajó para la empresa desde 2009 hasta 2016, recibió una transferencia por el monto de $10,000. “Se estableció que estas personas en el sistema bancario han movido más dinero del que han ingresado por sus actividades lícitas. Si se compara la información que ellos reportaron como ingresos al Seguro Social y al Ministerio de Hacienda, hay una gran diferencia con los movimientos bancarios”, afirmó uno de los fiscales del caso, durante la audiencia de caso el pasado 3 de marzo.

Sin embargo, la Fiscalía ha establecido que el dinero de los tres exempleados y de Álex Fabricio Cañas proviene de un estadounidense identificado como Kevin Bryan Cox, acusado de estafar al Gobierno de Estados Unidos por más de $34 millones. De hecho, fue la embajada de ese país en El Salvador la que le entregó la información a la Fiscalía porque había detectado que parte del dinero que supuestamente estafó Cox llegó hasta Benson Communication.

Lea también: Inicia audiencia contra “call center” por lavado de $221,000

La FGR detectó que en sus cuentas de ahorro en el país Cox movilizó, entre 2008 y 2014, un total de $5,374,181.27 en cargos, y de bonos $6,824,292.46. El perito agregó que detectó que el 10 de marzo de 2010 Cox, junto con Fátima Monge y Baires Boyle, viajó a las Bahamas en un vuelo privado.
 

Tags:

  • bensom communication
  • lavado de dinero
  • call center
  • el salvador
  • extinción de dominio

Lee también

Comentarios

Newsletter