Lo más visto

23 años de prisión por atentado contra alcalde en Metapán

Dos hermanos fueron condenados por atacar a un alcalde guatemalteco, quien estuvo en Metapán en octubre de 2014 acompañado de un amigo. Los hermanos compartieron con ellos en un restaurante y en un jaripeo, y luego los tirotearon. El amigo falleció.
Enlace copiado
23 años de prisión por atentado contra alcalde en Metapán

23 años de prisión por atentado contra alcalde en Metapán

Enlace copiado

Agonizando, con un disparo en el cuello y tendido en una calle de Metapán (Santa Ana). Así encontró la policía a Juan Antonio Vanegas Hernández, alcalde de Concepción Las Minas, en Chiquimula, Guatemala, el domingo 19 de octubre de 2014 por la noche. Un juez especializado condenó el miércoles pasado a dos hermanos por haber disparado y escondido evidencias del ataque en el que murió un amigo del alcalde.

Noel y Félix, ambos de apellidos Umaña Heredia, fueron hallados culpables de intentar matar al alcalde guatemalteco. Noel fue enviado a cumplir 23 años de cárcel por haberle disparado a Vanegas Hernández y a su amigo. Félix fue condenado a tres años de prisión porque se encargó de ordenar a sus empleados que escondieran evidencias.

El día del atentado, Vanegas Hernández cruzó la frontera de Anguiatú, cerca del mediodía, acompañado de su amigo Otto Iván López Garza, las esposas de ambos y otros familiares. Un día antes, López Garza había planeado celebrar su cumpleaños y el de su esposa en El Salvador, en el balneario Apuzunga.

Antes de salir de Concepción Las Minas, el alcalde recordó que Noel Umaña Heredia, un amigo salvadoreño, le había encargado, en un encuentro previo, unas cuantas cervezas.

Camino al balneario, el alcalde pasó por el centro recreativo piscinas Linda Vista, propiedad de Noel, para entregarle las cervezas. Ahí, el anfitrión los invitó a todos a almorzar y luego les pidió que lo acompañaran al restaurante Jaguar Blanco, también en Metapán, y a un jaripeo.

La fiscalía logró certificar, con varios testimonios, que luego de salir de Jaguar Blanco, el alcalde y López Garza abordaron una camioneta gris, propiedad de Noel, y partieron hacia el jaripeo. Ahí se les unió Félix Umaña Heredia, hermano de Noel.

Cerca de las 6 de la tarde, el alcalde guatemalteco le dijo a su esposa que se adelantara en el regreso al vecino país, y que él, junto con López Garza, viajaría después porque Noel se había comprometido a ir a dejarlos a casa.

Según los testigos, los guatemaltecos regresaron al Jaguar Blanco casi a las 7 de la noche, minutos después llegaron los hermanos Umaña Heredia. Casi al mismo tiempo entraron otros dos hombres, identificados con los alias “Gory” y “Caballo”. Todos, coinciden los testimonios, compartieron una misma mesa.

El relato de los testigos, que se conocieron en el juicio, da cuenta de que Noel le dijo al alcalde que, antes de llevarlos de regreso a Guatemala, pasarían por Omega, un burdel ubicado cerca del centro judicial de Metapán, porque ya había acordado con su hermano, con “Gory” y con “Caballo” que irían a ese lugar. El alcalde alegó que era muy tarde para regresar a su país, pero, ante la insistencia de los cuatro, aceptó ir.

Cuando circulaban por la 1.ª calle oriente y avenida San Carlos, de Metapán, López Garza fue tiroteado adentro del vehículo y el alcalde fue lanzado al piso, donde también recibió un disparo.

Personas que salían de una iglesia encontraron el cadáver de López Garza y al alcalde agonizando en el piso de tierra compactada, por lo que dieron el aviso a la policía.

Pese a que el alcalde fue trasladado al hospital de Metapán, la esposa, con la ayuda de agentes de migración salvadoreños, se lo llevó herido a Guatemala sin dar declaraciones sobre lo ocurrido.

El juez encontró a Noel culpable del ataque contra el alcalde y su amigo. A Félix lo responsabilizó por ordenar limpiar el vehículo donde fue tiroteado López Garza.

Lee también

Comentarios