Lo más visto

25 años de la tragedia de Aviateca: La caída del vuelo 901 cuya caja negra nunca apareció

En El Salvador, la única grabación que se tiene de los últimos momentos del accidente la tiene la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) que también se niega a hacerla pública sin que hayan argumentos legales.

Enlace copiado
Este 9 de agosto se cumplen 25 años de la mayor tragedia aérea en El Salvador.

Este 9 de agosto se cumplen 25 años de la mayor tragedia aérea en El Salvador.

Enlace copiado

Este 9 de agosto se cumplen 25 años de la mayor tragedia aérea en El Salvador. 58 pasajeros y siete miembros de la tripulación de diez naciones (ninguno salvadoreño) murieron esa noche, cuando el vuelo 901 proveniente de Guatemala y con destino a Costa Rica impactó contra el volcán Chinchontepec, en San Vicente a las 8:14 pm mientras buscaba rutas alternas por el mal tiempo.

El avión, un boeing 737-200 era pilotado por el guatemalteco Axel Byron Miranda, quien acumulaba una experiencia equivalente a 104 días volando.

La revista Enfoques de La Prensa Gráfica publicó un especial que reconstruye con gráficos y audios los últimos minutos del trayecto y la transcripción de la conversación entre el piloto y la torre de control del Aeropuerto Internacional. Expertos señalan que tanto el controlador como el piloto tuvieron responsabilidad en el accidente; sin embargo, las empresas apuntaron a Miranda como el culpable.

Su hermana Gladys Miranda duda de la versión oficial y cuestiona el porqué iban los mecánicos del avión en el vuelo. “Me contaron que él no quería volar. Dijo que se iba a matar con la gente”, cuenta. Reclama que nunca pudieron tener acceso al informe final de la aeronáutica civil guatemalteca. 

En El Salvador, la única grabación que se tiene de los últimos momentos del accidente la tiene la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) que también se niega a hacerla pública sin que hayan argumentos legales.

Misteriosamente solo una de las dos cajas negras del avión fue encontrada, la grabadora de las conversaciones de la cabina. La FDR, que graba los datos del vuelo y está diseñada para soportar grandes impactos y altas temperaturas, crucial para llevar adelante la investigación para saber si hubo fallas técnicas, nunca fue hallada.

Pese a que el Ejército y la Policía Nacional Civil (PNC) mantuvieron un cerco para impedir el paso a la zona donde podría estar la caja negra, este se eliminó a la siguiente mañana del accidente e ingresó una gran cantidad de personas. Después de esto se anunció el extravío de la caja negra.

Aviateca ofreció una recompensa de $571.42 (5 mil colones) a quien la entregara; sin embargo esto nunca sucedió.

Aviateca y Taca enfrentaron las demandas de al menos 21 familias de las víctimas. Las empresas y demandantes llegaron a acuerdos fuera de los tribunales con una compensación económica cuya cantidad no fue hecha pública.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines