Lo más visto

Más de El Salvador

27 puntos críticos de abastecimiento de agua en el Gran San Salvador

ANDA dice que son problemas históricos y graves que se tratan de solucionar.   El plan pasa por la construcción de pozos.  También hay problemas de tuberías que vencieron su vida útil en 13 municipios.
Enlace copiado
Crisis. ANDA dijo que hay 27 puntos críticos de suministro en el Gran San Salvador que sufren problemas con el servicio de agua potable.

Crisis. ANDA dijo que hay 27 puntos críticos de suministro en el Gran San Salvador que sufren problemas con el servicio de agua potable.

Enlace copiado

Los problemas de ANDA no solo pasan por muchas de las tuberías obsoletas, las fugas, el subsidio y posibles “sabotajes”. Las protestas por el suministro en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) son permanentes para exigir que el agua llegue a los lugares de barrios y colonias donde no cae por días y hasta semanas, según demandan los habitantes de estas.

El presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Felipe Rivas, dijo que hay 27 puntos críticos de suministro en el Gran San Salvador los cuales sufren de una u otra manera problemas con el servicio potable.

Los problemas por el abastecimiento en el AMSS no son nuevos y el mismo Rivas se adelanta a aclarar, ante la comisión de medio ambiente y cambio climático de la Asamblea Legislativa, que no corresponden a su reciente administración, “pero estas zonas particularmente tienen unos desabastecimientos históricos”.

LA PRENSA GRÁFICA solicitó el mapa de los 27 puntos críticos, pero no hubo respuesta de la autónoma. Igualmente se solicitó entrevista para ampliar información sobre estas zonas, la que igualmente quedó en solicitud.

Las quejas de la población son constantes y con mucha frecuencia hay cierre de calles en zonas de San Martín y Rancho Navarra, para reclamar el servicio.

El martes, habitantes de la residencial Las Conchas, en San Jacinto, reclamaban por el desabastecimiento que sufren. “Cuando tiene ganas echa el agua ese señor”, dijo un residente.

Rivas aseguró en la comisión en la Asamblea que se buscan las medidas para contrarrestar estos problemas, específicamente los 27 citados.
 “Son los que están al final de la cadena de suministro, así como en los puntos altos. Por eso uno de los temas claves es cómo fortalecemos a través de los sistemas tradicionales el suministro”, explicó el presidente.

Sin saber si los habitantes de San Jacinto están al final de esa cadena, los residentes de  viviendas ubicadas en la avenida Flor de Loto aseguran que el servicio llega solamente en las noches. A pocos metros están las colonias Buena Vista y San Roque, que reciben agua algunos días a la semana.

“A veces cae tres días y tres días la quitan. A veces no tenemos ni para el café”, se quejó una vecina el martes, para reclamar después que no se les notifica sobre los cortes que se harán.

“A veces la quitan dos días y no avisan. Hace unos meses la quitaron dos semanas. No avisan cuándo la van a quitar”, comentó .
En junio recién pasado eran los habitantes de la colonia Miralvalle y el reparto Santa Eleonor los que ponían las quejas por la falta del líquido. Esta misma semana, también, los habitantes de zonas de San José Villanueva aseguraban que llevaban cuatro días sin abastecimiento.

Los pozos

Rivas habló de las opciones tradicionales para resolver este problema, con compromiso a realizarlo al final de este gobierno. El plan es la construcción de “40 pozos que estamos en proceso de ejecución”, explicó.
De estos ya están cuatro, no mencionó dónde pero se infiere que uno es Santa Tecla, de la que dijo no sufrió problemas tras la crisis de la tubería rota.

“Tenemos otros en equipamiento y los otros en proceso”, aseguró el funcionario. La otra alternativa es la rehabilitación de la planta Las Pavas, un proyecto que es costeado por el Gobierno francés con un préstamo de ¤53 millones y otros $16.9 millones del BCIE.

Ricardo Navarro, presidente del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (CESTA), sostiene que el problema de solución en los puntos críticos no solo pasa por la construcción de los pozos, pues hay otros factores de la cadena medio ambiental que han sido dañados en el país.
El ecologista asegura que evidentemente hay daños en los mantos acuíferos y esto complica los problemas del agua potable en todo el AMSS.
Y agrega: “Hay que rehabilitar las zonas recolectoras de agua lluvia que hayan sido destruidas”.

Más allá de los pozos, los préstamos o las deudas de ANDA, para Navarro el gran problema es que “se ha descuidado el funcionamiento del ciclo hidrológico” en el Gran San Salvador y todo el país.

Las dudas para poder sacar adelante los proyectos pasan porque ANDA es una institución endeudada, Rivas admitió a su llegada que la autónoma estaba en una “quiebra técnica” y el mismo asegura que esta “no se resuelve en tres meses”.
Si a los problemas de la insolvencia y el desabastecimiento se agregan los de las tuberías, la problemática parece mayor que la planteada por el presidente.

Días atrás el director técnico de Administración, Saúl Vásquez, dijo que necesitan al menos $68 millones para la reparación de las tuberías en 100 lugares de 13 municipios en San Salvador y La Libertad: 77 son de agua potable y 23 de aguas negras. Santa Tecla y San Salvador son los más complicados. Vásquez sostiene que las tuberías tienen más de 70 años y su vida útil llegó a su fin hace mucho tiempo. Los cambios, según el director, se  deben hacer cada siete.

La tubería que se dañó a principios de mes dejó sin servicio de agua potable a más de un millón de personas en el Gran San Salvador.

Lee también

Comentarios