Lo más visto

30 heridos en fuerte choque

Rastra transportaba producto químico tóxico que fue retirado sin que hubiera fuga. Bus de la R-238 quedó prácticamente destruido.
Enlace copiado
30 heridos en fuerte choque

30 heridos en fuerte choque

Enlace copiado

Al menos 30 personas lesionadas, entre ellas algunas de gravedad, fueron el saldo que dejó un aparatoso accidente de tránsito por una rastra cargada con productos químicos tóxicos que impactó en la parte trasera de un autobús de la ruta 238 en la carretera que de Sonsonate conduce a Santa Ana, ayer en la mañana, en el kilómetro 70.5 vía Los Naranjos, en la colonia San José, del cantón Ayutepeque, jurisdicción de Chalchuapa, en Santa Ana.

Según las primeras investigaciones, a la rastra placas C-94-012 y remolque RE-4-585 le fallaron los frenos cuando se desplazaba hacia el municipio santaneco e impactó con el autobús placas AB-76-268, que hace su recorrido entre Juayúa y Santa Ana, al que subían pasajeros en una parada.

Debido al impacto, el autobús fue arrastrado por media cuadra y se subió al bordo de un terreno de finca, donde quedó atorado junto a la rastra, cuyo conductor, identificado como Melvin Antonio Herrera Cáceres, de 35 años de edad, fue detenido por la PNC.

Una fuente de la División de Tránsito señaló que pese a la existencia de la Ley del FONAT, el conductor fue detenido por la magnitud del accidente, que hasta el mediodía ya arrojaba 28 heridos.

La rastra transportaba 1,700 kilogramos de bisfosfato, que es tóxico para la salud de las personas, y debido al impacto el contenedor en el que iba el producto se desprendió del vehículo, generándose el riesgo de fuga del químico y que provocara daños en la salud de los residentes del sector.

Sin embargo, ninguno de los recipientes con el químico tuvo daños, pero la policía ordenó retirar los depósitos del lugar, llegando dos camiones de la empresa propietaria del producto para llevarlo a su destino.

Un agente policial dijo que todos los lesionados eran pasajeros que se conducían en la unidad del transporte colectivo y fueron trasladados al Hospital San Juan de Dios y al hospital regional del Seguro Social, en Santa Ana. Ambos vehículos pesados prácticamente quedaron destruidos.

Lee también

Comentarios