Lo más visto

Más de El Salvador

300 ingenieros de 16 países se graduaron en Zamorano

Enlace copiado
Primera fila, mesa de honor.  Al fondo, los graduandos de 16 países.

Primera fila, mesa de honor. Al fondo, los graduandos de 16 países.

300 ingenieros de 16 países se graduaron en Zamorano

300 ingenieros de 16 países se graduaron en Zamorano

Enlace copiado
El pasado 3 de diciembre, bajo un enorme túnel formado por vigorosos laureles de la India, fue celebrado el acto de graduación de 300 profesionales de la agricultura, entre ellos 24 salvadoreños, en su mayoría apoyados por sus familias e INSAFORP, con especialidades en agroindustria alimentaria, agronomía, administración en agro negocios, ambiente y desarrollo.

Mi persona fue invitada para tal acto y ofrecer una breve exposición que titulé “La llave del éxito profesional”.

Primeramente invité a los padres de los graduados a ponerse de pie y los traté de estimular con lo siguiente: Ustedes con sus oraciones, sus desvelos, sus consejos, y sin escatimar todo apoyo moral y económico, han hecho realidad su sueño de ver a sus hijos coronar su carrera universitaria en esta prestigiosa institución, mundialmente conocida como Zamorano.

Ustedes pueden levantar orgullosos sus brazos al cielo y expresar a Dios y al mundo: Esta es mi obra.

Dirigiéndome a los nuevos profesionales, les manifesté: “Colegas de la clase 2016, permítanme autonombrarme su hermano mayor, pues hace 65 años egresé de Zamorano y tuve la dicha de recibir mi diploma y anillo de graduación de la madrina de nuestra escuela, doña Doris Stone, representada actualmente por su nieta, la doctora Alison Stone, actual presidenta de la administración de fiduciarios de Zamorano”.

Para aquellos que pudiesen no conocerlo, doña Doris fue hija del verdadero visionario que hizo realidad su idea de fundar esta institución y además dotarla de todo lo indispensable para convertir su sueño en realidad, pues visualizo que solamente mediante la educación teórico-práctica podrían lograrse cambios en la agricultura de las Américas.

Y no solo eso. Tuvo la visión de nombrar como primer director al eminente horticultor Doctor Wilson Popenoe, quien nos inculcó el amor al trabajo, al estudio y a usar la disciplina en todas las actividades de nuestras vidas.

Colegas de la clase 2016, he venido para entregarles un regalo valioso, como es LA LLAVE DEL ÉXITO PROFESIONAL.

Esta se compone de 10 piececitas que debemos coordinarlas y se las enumeraré: 1) PRIMER TRABAJO. Acepten el primero que se les presente y demuestren con entusiasmo sus capacidades. Este será el primer peldaño en su escala de ascensos.

2) EL TIEMPO. Organícenlo de la mejor manera posible y a sus compromisos acudan con esmerada puntualidad.

3) AGRADECIMIENTO. Vivan agradecidos con los que les brinden apoyo: Dios, sus padres, maestros, buenos amigos, jefes o compañeros de trabajo.

4) EL AHORRO Y EL CRÉDITO. Ahorren por lo menos el 10 % de sus ingresos. Inicialmente será poco, pero con el tiempo será mucho. Cuiden con esmero su crédito. Es mejor tenerlo que mucho dinero en efectivo.

5) SUPERACIÓN. El mundo cambia día a día, por lo que es indispensable actualizarse constantemente.

6) CAMBIOS DE TRABAJO. Los tiempos y la gente cambian. Si desean retirarse, esmérense de llevar un recuerdo agradable de las experiencias vividas.

7) LOS VICIOS. Cuídense mucho de los vicios y esmérense en escoger muy bien sus amistades.

8) CASAMIENTO. No se casen muy jóvenes. Maduren, y cuando lo decidan, formen un hogar ejemplar.

9) SALARIOS. No pretendan ganar $20 la hora, si el tiempo libre lo tiran como si no valiera nada.

10) AUTOEVALUACIÓN DIARIA. Evalúen a conciencia por qué algo les salió bien o mal y corrijan los aspectos mejorables.

Permítanme externarles un pensamiento de Confucio, que reza: Elige un trabajo que te agrade, y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida.

EXTRA. Con anticipación hice imprimir 350 tarjetas que titulé LA LLAVE DEL ÉXITO, la cual tiene en su carátula una llave dorada, con el propósito de entregar a cada graduado la suya.

El problema se planteó en que cada uno de los 2,000 asistentes solicitaba una, por lo que se ha enviado a los solicitantes por internet.

Por otro lado, hice entrega de una pintura original del pintor primitivista hondureño Antonio Velásquez, la cual mi hijo Gustavo adquirió en una subasta en Antigua, Guatemala, y fue recibida por la doctora Alison Stone.

[email protected]

Tags:

  • Gotas Agrícolas
  • Zamorano

Lee también

Comentarios