Lo más visto

326 familias reciben herramientas de trabajo

Entrega fue realizada por representantes de la fundación suiza Advent-Stiftung y la Iglesia Adventista del Séptimo Día.
Enlace copiado
Preparadas.  Un grupo de beneficiados muestra los certificados que recibieron junto con los equipos y herramientas para iniciar un pequeño negocio o desarrollar un oficio. Las capacitaciones a los seleccionados estuvieron a cargo del INSAFORP.

Preparadas. Un grupo de beneficiados muestra los certificados que recibieron junto con los equipos y herramientas para iniciar un pequeño negocio o desarrollar un oficio. Las capacitaciones a los seleccionados estuvieron a cargo del INSAFORP.

326 familias reciben herramientas de trabajo

326 familias reciben herramientas de trabajo

Enlace copiado
Planchas para hacer tortillas o pupusas, soldadores con todos sus accesorios, herramientas básicas de carpintería y kits de cosmetología fueron parte de los equipos laborales que 326 familias de diferentes lugares del país y escasos ingresos recibieron recientemente como parte del proyecto “Viva Mejor”.

Dicho proyecto es ejecutado en El Salvador por la fundación suiza Advent-Stiftung y la Iglesia Adventista del Séptimo Día, el cual ha beneficiado durante los últimos seis años a más de 1,000 familias.

La última entrega de herramientas laborales fue realizada en el gimnasio de la Universidad Don Bosco, con la participación del subdirector del Instituto Salvadoreño para la Formación Profesional (INSAFORP), Carlos Daniel Orozco; la gerente de Formación Inicial del mismo instituto, Suyapa Marroquín; el director para América Latina de la fundación benéfica de suiza Advent-Stiftung, Giuseppe Carbone; y directivos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Desde 1992, bajo el proyecto “Viva Mejor”, la Iglesia Adventista y Advent-Stiftung han asistido con herramientas de trabajo a personas en situación de extrema pobreza en nuestro país.

A partir de 2008 se incluyó en el proyecto la formación profesional brindada por el INSAFORP, que provee los instructores y la materia prima para brindar capacitación vocacional en una amplia variedad de oficios a los participantes que son seleccionados previamente a través de un estudio socioeconómico.

Cada participante tuvo que cumplir con requisitos establecidos, recibiendo su diploma al finalizar la capacitación, así como la herramienta de trabajo con la que podrán arrancar con un pequeño negocio familiar, trabajando desde su casa o colocándose en una empresa, para llevar el sustento a su familia.

Entre 2010 y 2015, las familias beneficiadas totalizan 1,010, haciendo un promedio de 150 familias por año que reciben equipos y herramientas, con una inversión de $250 por persona.

Además de los ya mencionados, también se entregan equipos de hornos para panadería, carritos de sorbete artesanal, kits de electricidad, carretones para vender sorbete y kits de herramientas para reparación de computadoras, entre otros.

Los recursos para adquirir los equipos donados a las familias provienen de la fundación suiza Advent-Stiftung, aportaciones que realizan miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, donantes voluntarios e instituciones que hacen sus aportaciones anualmente.

Tags:

Lee también

Comentarios