Lo más visto

340,886 DUI vencidos siguen dentro del padrón electoral

Falta de agilidad de las alcaldías para informar sobre defunciones y DUI vencidos evidencian que los métodos para depurar los registros de las personas no garantizan exactitud al padrón.
Enlace copiado
340,886  DUI vencidos  siguen dentro del padrón electoral

340,886 DUI vencidos siguen dentro del padrón electoral

340,886  DUI vencidos  siguen dentro del padrón electoral

340,886 DUI vencidos siguen dentro del padrón electoral

Enlace copiado
La calidad de un padrón electoral pasa por sus procesos de depuración. Si los filtros para procurar la mayor exactitud posible en un registro de votantes no son precisos ni tampoco se aplican con rapidez, se corre el riesgo de mantener dentro del padrón a personas fallecidas o casos de DUI vencidos que llevan años sin renovarse pero que no pueden ser retirados del padrón, ya que no se ha comprobado la defunción. Incluso fraude de personas con más de un documento de identidad, con distintos nombres, pero con igual fotografía.

En la actualidad, la preocupación principal de los partidos políticos y de las autoridades electorales es qué medidas tomar con una masa de 340,886 documentos únicos de Identidad (DUI) que se vencieron desde 2010, cuando todos los salvadoreños se vieron obligados a renovar sus documentos, y que a la fecha no han sido renovados por sus poseedores.

Estos 340,886 DUI si bien se encuentran caducos desde 2010, no pueden retirarse del padrón electoral porque el vencimiento del DUI no es una de las tres causales de eliminación. En este caso, aún se buscan soluciones transitorias para dar garantías de precisión en el padrón electoral. Aunque esta masa de DUI ha estado presente en elecciones de 2012, 2014 y 2015. Y si desde la Asamblea Legislativa no se busca una corrección, para 2018 y 2019 podría haber un padrón demasiado alejado de la realidad.

La depuración del padrón electoral tiene cinco mecanismos, tres de ellos son para la eliminación de la persona del registro y dos son para incorporación. En estas depuraciones no se cuenta la incorporación ordinaria al padrón cuando se cumplen los 18 años y se obtiene el DUI, pues la inclusión al listado de los electores ocurre de forma automática.

Las dos incorporaciones al padrón electoral para las cuales se requiere colaboración de instituciones como la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) son la adquisición de la nacionalidad salvadoreña y también la rehabilitación de los derechos civiles de reos que ya cumplieron su condena en prisión.

Mientras que las causales de retiro del padrón son la renuncia a la ciudadanía salvadoreña, que también la informa la DGME, y la pérdida de derechos civiles para reos por condenas judiciales, a cargo de la CSJ.

Y por último están las defunciones, que las informa el Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN) en colaboración con las 262 alcaldías del país.

La “masa negra” de DUI vencidos

La diputada del FMLN Jackeline Rivera, miembro de la comisión de reformas electorales de la Asamblea Legislativa, asegura que hay alrededor de 400,000 DUI que se mantienen vencidos desde 2010 y que han sido incorporados al padrón electoral en comicios de 2012, 2014 y 2015. La falta de depuración de estos DUI en el padrón electoral, según Rivera, conduce a una imprecisión que no solo provoca desconfianza sino pérdida de dineros públicos.

La magistrada del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Guadalupe Medina indica que la falta de depuración del padrón electoral bajo este caso perjudica las finanzas públicas, ya que el TSE organiza todos los eventos electorales con base en el padrón electoral.

Los 340,886 DUI equivalen a 569 urnas, para las que se tendrían que destinar decenas de centros de votación. Para cuidar estas 569 urnas para DUI vencidos, es decir, que no votarán, se tendría que contratar a 2,845 miembros de juntas receptoras de Votos.

Rivera cree que una solución integral podría tener a la base una investigación del padrón y descubrir, mediante los DUI vencidos, cuáles son los que tienen al menos cinco elecciones sin participar y, mediante un decreto transitorio, apartar a este grupo de los votantes activos con DUI vigentes, sin darlos de baja definitivamente. “Esa masa negra con los DUI vencidos desde 2010 es demasiado. Son casos que han estado flotando allí. Tenemos que pensar cómo suspendemos eso. El problema es de fondo”, dijo.

Técnicos del TSE explican que las causas de la no renovación de los DUI desde 2010 podrían ser las que se relacionan con la migración indocumentada, con las desapariciones por causa de la violencia e incluso por desidia de delincuentes que les conviene no tener un DUI vigente ni están interesados en votar.

El problema de las defunciones

La expresión de que “los muertos votan” tiene origen en la costumbre de detectar a personas fallecidas dentro de un padrón de electores, aunque también, en casos más graves, se ha registrado que han votado. Las defunciones, según el método de depuración del padrón electoral, están bajo la responsabilidad del RNPN; sin embargo, en realidad el registro basa su información según actas de defunción que provienen de las 262 alcaldías del país.

En estos casos, comentan los funcionarios relacionados con la materia, hay alcaldías que atrasan la entrega de la información de defunciones y eso tiene como consecuencia que se tenga un desfase en el registro.

El diputado del PCN Mario Ponce, que al igual que Rivera es miembro de la comisión de reformas electorales del congreso, cree que es necesario obligar a las alcaldías a cumplir con un plazo para entregar al RNPN la actualización de las defunciones. Sin embargo, la magistrada Medina apunta que hay alcaldías que tienen problemas con estos registros por falta de recursos, por lo que recuerda que en gestiones anteriores el TSE ayudó a varias municipalidades a mantener una actualización de las personas fallecidas.

El cierre del padrón electoral para 2018 se prevé para agosto o septiembre de 2017 y las trabas para tener un padrón actualizado, más preciso, se mantienen.

Lee también

Comentarios