Lo más visto

Más de El Salvador

5,400 niños han sido asesinados en 8 años

Para generar un verdadero cambio en el país, UNICEF lanzó en El Salvador la campaña ¿No te indigna?
Enlace copiado
Enlace copiado
Las cifras de violencia contra la niñez y la juventud en El Salvador no han sido nada positivas en los últimos ocho años, ya que según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) más de 5,400 niñas, niños y adolescentes (NNA) fueron asesinados.

Ante esto, UNICEF lanzó ayer la campaña ¿No te indigna?, la cual es una cruzada de movilización, concienciación y fundamentalmente de transmisión de mensajes para el cambio y la modificación de comportamientos y actitudes.

¿No te indigna? pretende fomentar en la opinión pública en El Salvador el rechazo total a todo tipo de violencia, generar un cambio de actitudes frente a ella y romper con la creencia de que es en ocasiones una vía legítima para resolver los conflictos.

“Lo que presentamos como marco conceptual para esta campaña son cuáles son estos comportamientos que llevan a la violencia, pero más importante cuáles son las creencias y las actitudes que tenemos que cambiar para generar un entorno donde la niñez nazca, crezca y se desarrolle en un entorno libre de violencia que permita que potencien completamente sus capacidades y oportunidades para ir reimaginando un nuevo El Salvador para los niños”, enfatizó Gordon Jonathan Lewis, representante de UNICEF.

En El Salvador, siete de cada 10 niños y adolescentes dicen que son violentados en el hogar, que diariamente han sufrido algún tipo de vulneración a su derecho integral: han sido violados físicamente, acosados sexualmente y denigrados y minimizados con la humillación psicológica.

Las estadísticas son mayores entre 2011 y 2012, ya que se registraron casi 20,000 agresiones sexuales en el país y donde el 73 % de ellas fue cometido contra niños y adolescentes de 12 a 18 años.

Los datos brindados por UNICEF revelan que los niños y adolescentes en un momento de sus vidas, directa o indirectamente, todos serán víctimas de violencia o si no estarán expuestos.

“Sin embargo, lo que decimos también es que en la gran mayoría de los casos son niños y adolescentes que provienen de familias viviendo en situación de pobreza, viviendo en comunidades marginadas, altamente afectadas y asediadas por el fenómeno pandilleril, y viviendo en familias desintegradas que probablemente van a ser los niños más vulnerables a situaciones de violencia sistemática en sus vidas”, reiteró Lewis.

Énfasis

Durante el lanzamiento de la campaña también se dio a conocer que la violencia tiene sus principales impactos en la deserción escolar, lo cual le cuesta grandes cantidades de dinero al país, principalmente en el enfoque reactivo y curativo, no así en el preventivo.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, entre 2009 y 2013 la atención hospitalaria a víctimas de violencia supuso un gasto de $44 millones ($10 millones en atenciones por heridas de bala); mientras que la Escuela Superior de Economía y Negocios estimó que la violencia le cuesta al país el 11 % de su Producto Interno Bruto (PIB).

UNICEF reconoció el trabajo que realiza el Estado a favor de la niñez y adolescencia; sin embargo, recalcó que dicha campaña no pretende sustituir “ninguna de las acciones excelentes y las muchas acciones educativas por parte del Estado o la sociedad civil. Lo que estamos diciendo es que estas acciones tienen que continuar; sin embargo, tienen que incidir en comportamientos, actitudes y creencias”, explicó el representante de UNICEF.

¿No te indigna? contará para su difusión con el apoyo de personalidades de diferentes ámbitos, mediadores sociales, comunicadores, niños y adolescentes, comunidad educativa, agentes institucionales y municipales.
 La campaña pone el enfoque en la modificación de las normas sociales y prácticas socioculturales y creencias.

Esta acción continuará a lo largo de 2014 y 2015 con diferentes actividades e iniciativas lideradas por el Estado y la sociedad civil.

Tags:

  • ¿no te indigna?
  • niñez
  • unicef
  • violencia
  • abuso
  • adolescentes

Lee también

Comentarios