65 municipios sin atención en educación inicial

La cobertura de atención de la primera infancia por el MINED alcanza el 5.16 % de la población infantil entre cero y tres años de edad, y oscila entre 41.9 % y 84.4 % en educación parvularia de cuatro a seis años.
Enlace copiado
65 municipios sin atención en educación inicial

65 municipios sin atención en educación inicial

Enlace copiado

El programa de Primera Infancia del Ministerio de Educación (MINED) dio cuenta ayer al Consejo Nacional de Educación (CONED) que 65 municipios del país no tuvieron intervenciones en educación para la niñez entre los cero y tres años de edad este año, una reducción de 23 en comparación con 2016.

La mayoría está en el oriente del país. No se tuvo cobertura en 11 municipios de La Unión, 10 de Morazán, nueve de San Miguel, 10 de La Paz, 10 de Chalatenango, siete de Cuscatlán, tres de La Libertad, dos de Usulután, dos de Sonsonate y uno de Ahuachapán. Para 2018, sumarían 35,389 infantes a atender.

En cada uno se necesitaría implementar Asistencia Técnica para la Primera Infancia (ATPI), lo que implica un costo mínimo de $705,250, incluyendo kits de materiales y cada uno tiene un costo de $300.

“Esta sería brecha y es lo que necesitamos concreta y claramente para intervenir en todos los municipios que por ahora no están siendo atendidos, más que todo en el área de oriente”, dijo Lilian de Benavides, directora nacional de Educación de la Primera Infancia del MINED.

Los recursos destinados para la educación inicial rondaron $2.7 millones anuales, mientras que el Plan El Salvador Educado (PESE) tiene como meta lograr la cobertura plena para 2026; eso implicaría la inversión anual de $8 millones.

En este programa reciben apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y de la cooperación de Luxemburgo, entre otras organizaciones. “La señora directora planteó unas necesidades para atender los municipios que aún no tienen atención en tema de educación inicial y eso andaría por un poco menos de $1 millón; pero es un millón que obviamente tenemos que conseguirlo de alguna manera para poder darle cobertura a estos municipios”, dijo el titular del ramo, Carlos Canjura.

Considera que la atención de la primera infancia permite romper con ciclos de desigualdades vitales de la sociedad. “Y es, en consecuencia, muy importante que avancemos en la cobertura, sobre todo en aquellos municipios de pobreza extrema, de alto nivel de pobreza, porque creo que por ahí podemos comenzar a emparejar situaciones de vida, de la sociedad del futuro”, expresó.

En este aspecto, se tiene presencia en 60 municipios de pobreza baja, 55 municipios de pobreza moderada, 43 de pobreza alta y 26 municipios de pobreza severa.

En las intervenciones participan Plan Internacional, el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), los comité locales de derechos, el Ministerio de Gobernación, el Instituto Salvadoreño de la Niñez y Adolescencia (ISNA), pactos con alcaldes, Save the Children, EDUCO y Visión Mundial.

“Desde 2012 a 2017 hemos avanzando significativamente. Ese dato de 27,639 niños y niñas solamente es lo que estamos atendiendo como Ministerio de Educación y es tasa neta, niños y niñas de cero a tres años 11 meses”, dijo De Benavides.

“Globalmente, porque en este tema participan también organizaciones no gubernamentales tanto nacionales como internacionales, andamos arriba del 8.3 %. Pero obviamente es un porcentaje aún bajo”, aseguró Canjura.

Mientras que la cobertura de parvularia de cuatro años es de 41.9 %, en cinco años de 71.5 % y de seis años es 84.4 %. Para 2018, se prevé que 7,848 niños y niñas que participaron en círculos de familia pasen a parvularia 4.

Municipios priorizados

Con fondos de Unicef realizaron el proyecto de Territorialización de la Atención de Primera Infancia en municipios priorizados por el Plan El Salvador Seguro. Se dio atención a 2,170 infantes en educación inicial y a 31,115 en parvularia de los municipios de Santa Ana, Ciudad Delgado, Soyapango, Mejicanos y Sonsonate.

“En primer lugar presentamos el modelo a los consejos municipales y se ha logrado la firma de muchos alcaldes. Tenemos también el elemento de hacer un diagnóstico intersectorial de la situación, quiénes están en el territorio, qué es lo que están haciendo y de qué manera articulamos”, afirmó la directora de Educación Inicial.

En este tema, Diana Aquino, asistente técnico de primera infancia de Santa Ana, presentó el trabajo que realizan en la zona del mercado en dicha ciudad, principalmente en los círculos de familia donde reciben niños con algún tipo de discapacidad.

“¿Qué hacíamos con esos niños? Cierto día en el salón que ocupábamos, que es un centro de alcance, había una guitarra y los docentes tenemos que tener esa habilidad y capacidad de inventarnos las cosas, de solucionar las cosas en el momento, porque no todas las prácticas que hacemos son aprendidas, algunas son autodesarrolladas. Empezamos a darnos cuenta de que la música traía múltiples beneficios para los niños”, dijo.

De esa manera comenzaron a utilizar la musicoterapia como una herramienta de ayuda para el desarrollo integral en primera infancia de forma participativa, es decir, que los niños también tocaran algún instrumento musical. Mientras que la armonía favorece el desarrollo del área cognitiva y lógica de los niños que atienden, sostuvo la técnico.

Lee también

Comentarios

Newsletter