67 colegios y escuelas fueron cerrados en 3 años

El factor económico, menor tasa de natalidad, crecimiento desordenado, migración interna y externa, violencia y trabajo infantil son las principales causas señaladas.
Enlace copiado
67 colegios y escuelas fueron cerrados en 3 años

67 colegios y escuelas fueron cerrados en 3 años

Enlace copiado
El país tiene menos centros educativos (tanto en el sector privado como público), revelan datos consolidados del Ministerio de Educación (MINED) publicados recientemente.

En el año 2009 había a escala nacional 6,162 colegios y escuelas, en 2010 totalizaban 6,129 y un año después eran 6,095.

La reducción en dicho período fue de 67 instituciones de educación primaria a media, principalmente de colegios, que pasaron de 983 a 923, lo que equivale a 60 menos; mientras que de escuelas públicas la caída fue de siete, para totalizar 5,172.

Las autoridades, asociaciones, gremiales docentes, analistas y directores señalan diversas causas que van desde lo económico hasta el descenso en la tasa de nacimientos, pasando por las migraciones internas y externas debido a la guerra e inseguridad social.

“La reducción de centros educativos privados en el país ha sido una constante desde hace varios años. Dos leyes que se emitieron casi al mismo tiempo han propiciado eso y todavía están vivas”, consideró por su parte Javier Hernández, presidente de la Asociación de Colegios Privados de El Salvador (ACPES).

Esas leyes son: el sistema de categorización y el decreto 533, que regula el incremento de colegiaturas y matrículas en el sector privado. Según la ACPES, estos dos factores propiciaron que desde 2007 desaparecieran 450 colegios y a partir de 2009 la tendencia se redujo, pero no se detuvo, acorde con las cifras del MINED.

“En cuanto a política educativa, es un punto negativo que en vez de abrir puertas se cierren, no va en coherencia con ningún proyecto social ni modelo de inclusión. Es la ley del país que limita la inversión privada en centros educativos”, afirmó Hernández.

El presidente de la ACPES recordó que durante la época del conflicto bélico la apertura de colegios privados fue en respuesta al cierre de escuelas, estableciéndose centros educativos diurnos y nocturnos con más de 6,000 estudiantes.

“Hoy los centros tienen una presión financiera tan fuerte que son más los que deciden no continuar porque la motivación que reciben del Estado es nula”, dijo Hernández.

Franzi Hato Hasbún, titular del MINED, señaló otra causa del cierre de instituciones educativas, en este caso escuelas, considerando que la distribución geográfica de los centros de estudio es desordenada, ya que su construcción no obedeció en años anteriores a una estrategia educativa.

“Hay escuelas que están a medio kilómetro una de otra, y nosotros con el tema de centros integrados estamos haciendo un trabajo de focalización, para juntar varias escuelas de municipios”, manifestó el funcionario.

Agregó que focalizar no equivale a menor cobertura, sino ampliación de servicios, pero es necesario concentrar los centros públicos de varios municipios que están desordenados.

También reconoció que algunas escuelas han sido cerradas porque registran poca matrícula, lo cual “tiene que ver con aspectos demográficos, de migración, de seguridad. Lo tenemos mapeado”.

Hasbún aseguró que su compromiso es impulsar los centros integrados (nuclearización) con tiempo pleno, que producirán un mejor ordenamiento de la infraestructura que garantice los ambientes escolares e impulse el modelo de Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

Pero la realidad es otra: algunas escuelas se están quedando sin estudiantes (ver nota secundaria), teniendo que cerrar secciones o todo el complejo.

Manuel Molina, secretario general del Sindicato de Maestros de la Educación con Participación de las Comunidades (SIMEDUCO), coincidió con el presidente de la ACPES al decir que los procesos de evaluación iniciados por la administración anterior del MINED provocaron el cierre paulatino de colegios privados.

“En la escuela pública lo que más está sucediendo es la disminución de estudiantes, llegan menos a matricularse debido a la disminución en la población. Otro fenómeno es el de la migración y la delincuencia con la gran cantidad de asesinatos en los últimos años”, dijo Molina.

A estas causas agregó el hecho de que las mujeres están teniendo menos hijos, como fenómeno sostenido, lo que arroja una disminución en la población educativa del nivel básico y un incremento en bachillerato.

Para los analistas Felipe Rivas y Joao Picardo, lo importante ahora es que se investigue a fondo el fenómeno del cierre de centros educativos, con el fin de brindar alternativas a los estudiantes que quedan sin centro de estudios y para que se haga un aprovechamiento óptimo de la infraestructura sin utilizar.

“Nunca debe afectarse al grupo, porque a veces se estimula la deserción por la ausencia de un servicio cercano”, manifestó Rivas.

Picardo señaló: “Salvando los detalles de casuística que pueden darse en una comunidad, otra hipótesis (para el cierre de escuelas) podría ser que estamos de forma silente ante el hecho de que los niños estén yendo a trabajar por la misma situación económica de sus familias”.

Tags:

  • Escuelas
  • colegios
  • cerrados
  • MINED
  • matrícula
  • migración

Lee también

Comentarios