72,000 “likes” que no se volvieron personas

Los “troles” que Bukele reunió el miércoles eran estudiantes, sindicalistas, empleados de alcaldías, vendedores informales. Aseguran que el respaldo en web proviene de cuentas falsas.
Enlace copiado
72,000 “likes” que no se volvieron  personas

72,000 “likes” que no se volvieron personas

72,000 “likes” que no se volvieron  personas

72,000 “likes” que no se volvieron personas

Enlace copiado
“Mañana a las 3pm, iré a la oficinas centrales de la Fiscalía en Santa Elena, a que me digan en la cara de que me acusan. ¿Quién me acompaña?”, fue lo que escribió textualmente el martes pasado el alcalde de la capital, Nayib Bukele, en su cuenta de Facebook, para convocar a una manifestación de apoyo a su causa frente a la sede central de la Fiscalía General de la República (FGR).

Más de 72,000 de otras cuentas en la red social marcaron con un “like” el mensaje, como forma de asentir o darse por anotados para asistir al evento, como se leyó en los comentarios posteriores.

Pero de las redes sociales a la calle, el escenario fue distinto. El miércoles pasado por la tarde, frente a la FGR en Santa Elena, lo que había no eran los millares de rostros cuyos perfiles en las redes sociales suelen alabar las palabras que se escriben desde las cuentas del alcalde de San Salvador. Sí había sindicalistas, varios empleados de alcaldías, empleados de la Asamblea Legislativa, empleados de la Presidencia de la República, vendedores informales, estudiantes, dirigentes de un partido político: el FMLN.

La cifra de los manifestantes del miércoles no llegó ni al 1 % de la cantidad de los respaldos que generó el mensaje original.

“Hoy ha quedado al descubierto que lo que maneja Nayib Bukele son apoyos virtuales, troles, es decir, cuentas falsas, personas que no existen”, comentó ayer el diputado de ARENA Ernesto Muyshondt, al referirse al porqué de la disparidad de números.

Muyshondt, quien participa de forma activa en redes sociales, aseguró que el alcalde de la capital lleva varios años con la práctica “engañosa” de que personas en las redes sociales lo siguen y lo apoyan, cuando en realidad son perfiles falsos creados en oficinas llamadas “troll centers”, en donde una o más personas se encargan de dar vida a perfiles irreales.

“Eso no tiene nada de ilegal. Allá él y su moral y ética, porque hacer creer que decenas de miles de personas reales lo apoyan es engañar; pero, al final, no es delito. Lo que sí es delito es que esas mismas estructuras cometan ilícitos contra sus adversarios políticos y contra personas o instituciones. Esas campañas de injurias, difamaciones y calumnias contra personas, contra partidos políticos, contra medios de comunicación, eso es lo ilícito”, dijo el diputado.

En las redes sociales, además, existe la posibilidad de “promocionarse” a cambio de dinero. Por ciertas cantidades económicas, un mensaje puede llegar a ser apoyado (con “like”) por usuarios que siguen un perfil, sin que estas personas lleguen a enterarse de que han respaldado un comentario, confirmaron otras fuentes que utilizan internet.

El miércoles, luego de que terminó su evento, el alcalde volvió a escribir. “Con solo un día de convocatoria, día de semana, al mismo tiempo del partido del Real Madrid, ni pagándole a nadie, el pueblo salvadoreño salió a decirle al fiscal...” Más de 93,000 “likes”.



Tags:

  • ataque cibernético

Lee también

Comentarios

Newsletter