8 de 10 detenidos en la PNC son reos procesados

Según las estadísticas de la PNC, hasta la primera quincena de agosto el 78% de los recluidos en bartolinas policiales ya enfrentaba procesos judiciales. La Dirección de Centros Penales dice que no cuenta con una partida para pagar la alimentación de los 2,324 reos que ya deberían estar en penitenciarías.
Enlace copiado
Saturadas.  Desde hace aproximadamente cuatro años, las bartolinas policiales sirven también para mantener a reos que ya están siendo procesados por un juez de Paz, de Instrucción o de Sentencia que ha ordenado su permanencia en un penal.

Saturadas. Desde hace aproximadamente cuatro años, las bartolinas policiales sirven también para mantener a reos que ya están siendo procesados por un juez de Paz, de Instrucción o de Sentencia que ha ordenado su permanencia en un penal.

8 de 10 detenidos  en la PNC son reos procesados

8 de 10 detenidos en la PNC son reos procesados

Enlace copiado
<p></p><p></p><p>judicial</p><p></p><p>La Policía Nacional Civil (PNC) tiene bajo su resguardo a 2,985 internos, de los cuales 2,324, según órdenes emitidas por juzgados de Paz, de Instrucción o incluso de Sentencia, ya deberían estar dentro de un centro penal.</p><p>Dicho de otra forma, hasta el pasado 14 de agosto, según estadísticas de la PNC, ocho de cada 10 de las personas custodiadas en bartolinas ya deberían estar internas en un reclusorio porque ya enfrentan un proceso judicial. Ese 78% de detenidos continúa en las celdas de la PNC por la falta de espacio en las 19 penitenciarías que administra la Dirección General de Centros Penales (DGCP).</p><p>Las estadísticas policiales detallan que hasta mediados de agosto, solo 661 reos detenidos en las bartolinas estaban a la orden de la Fiscalía General de la República (FGR) a la espera de una audiencia inicial. La cantidad de detenidos sin cumplir las primeras 72 horas de detención, establecidas en el Código Procesal Penal, no pasa del 25%, es decir, no tiene una variación significativa mes a mes.</p><p>Los casi 3,000 reos son albergados en las 20 bartolinas instaladas en las delegaciones policiales del país. Esos pequeños cuartos de piso de cemento, rodeados de barrotes de hierro delgado que simulan una jaula fueron creados para albergar un total de 1,578 detenidos en los 14 departamentos. En la práctica la cantidad de reos es el doble. En algunas delegaciones policiales la cifra de resguardados es cinco veces más de la capacidad real. </p><p>La delegación de Chalatenango, por ejemplo, tiene una capacidad para 15 reos. La realidad es otra: son 89 los reclusos que ocupan esas bartolinas ubicadas en el centro del patio de la delegación policial, una casa rodeada de árboles.</p><p>Del total de reclusos, 83 están siendo procesados judicialmente y solo seis se encontraban bajo la orden de la Fiscalía General de la República para la audiencia inicial, en la cual se determina, a partir de las pruebas preliminares, si son dejados en libertad o continúan bajo resguardo en un penal.</p><p>En ese reducido espacio, los agentes encargados de las bartolinas se las ingenian para separar a los reos. Toman en cuenta si han cometido delitos comunes o si son miembros de pandillas. Ese dato, para ellos, es más importante que saber si están a la orden de la FGR o si ya han sido condenados.</p><h2>Casos puntuales</h2><p>Quieren evitar el contacto entre los pandilleros rivales. En Chalatenango, el pasado 14 de agosto había 20 de una pandilla y seis de la rival. Juntarlos podría generar disturbios en el interior. La mayoría de los detenidos son por delitos comunes. También hay seis mujeres, quienes permanecen esposadas a unos balcones fuera de la bartolina. </p><p> A la hora del desayuno, el almuerzo y la cena, los familiares de los reos se acumulan a la entrada de la delegación. Llevan platos de comida, bebidas y algunas ropas a sus parientes. La alimentación de los reclusos corre por cuenta de los familiares. Los alimentos que ingresan a las bartolinas, en muchas ocasiones, son compartidos entre los internos.</p><p>El director general de Centros Penales, Nelson Rauda, afirma que no existe una partida presupuestaria asignada para alimentar a los reos procesados que continúan en las bartolinas (ver nota aparte).</p><p>La imagen de Chalatenango se repite afuera de la sede del Sistema de Emergencias 911 de la ciudad de Sonsonate, donde una veintena de mujeres esperan entregar los alimentos a sus familiares recluidos.</p><p>“Yo prefiero que esté aquí y no lo envíen a un centro penal, porque aquí lo tenemos cerca, y a veces podemos verlo; además, los penales son más peligrosos”, comentó Mercedes Romero, familiar de uno de los reos.</p><p>En esas bartolinas, hace dos semanas había 214 reos, 172 a la orden de juzgados y 38 de la FGR. Son siete celdas. Las más grandes son la seis y la siete, con 53 y 40 reos, respectivamente. En el pasillo había ocho detenidos. “Ya no hay más espacio”, dijo el bartolinero. </p><p></p><p>El hacinamiento en las bartolinas no es nuevo, pero ha generado varias fugas de internos e incluso agresiones hacia los agentes policiales en 2012. Uno de esos episodios sucedió en la delegación de Colón, en el departamento de La Libertad, donde hasta el 14 de agosto había 199 reos en un espacio diseñado para 45 detenidos. </p><p>El pasado 8 de julio, los agentes encargados de custodiar esas bartolinas fueron atacados por los reclusos con piedras en un intento de fuga masiva. Según el reporte policial de aquel momento, los reos utilizaron pedazos de hierro para romper el piso de cemento de las bartolinas. </p><p>La situación se salió de las manos de los guardias y fue necesario que agentes de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) llegaran hasta esa delegación para controlar la situación.</p><p>La UMO sacó a los reos de las bartolinas para realizar una requisa. En el lugar encontraron 30 objetos contundentes elaboradas de forma artesanal. </p><p>El pasado 18 de junio, la PNC movió a 525 reos desde bartolinas a diferentes centros penales, pero no ha sido suficiente. El hacinamiento continúa.</p>

Tags:

  • el-salvador
  • judicial

Lee también

Comentarios

Newsletter