Lo más visto

Más de El Salvador

804 bebés murieron en dos años por anomalías congénitas

El MINSAL informó que una de las principales causas de muertes en los recién nacidos por enfermedades congénitas es la cardiopatía.
Enlace copiado
FOTO DE LA PRENSA/archivo Prevención de las enfermedades.  El sistema de salud público de El Salvador busca generar impacto en temas relacionados con recién nacidos y sus madres, para propiciar acciones intersectoriales en prevención y mejora en la calidad de la atención.

FOTO DE LA PRENSA/archivo Prevención de las enfermedades. El sistema de salud público de El Salvador busca generar impacto en temas relacionados con recién nacidos y sus madres, para propiciar acciones intersectoriales en prevención y mejora en la calidad de la atención.

Enlace copiado

El Ministerio de Salud (MINSAL) informó que solo en dos años 804 bebés murieron por anomalías congénitas durante los 28 días de nacidos, siendo las cardiopatías una de las principales causas de que los infantes pierdan la vida a temprana edad.

“Para el año 2017, de aproximadamente 70,000 nacimientos, 1,173 niños presentaron anomalías congénitas, el dato global de mortalidad infantil que fue ocasionada por anomalías congénitas es de 2.5 por 1,000 nacidos vivos, siendo la principal causa de anomalías congénitas con 16 % las cardiopatías, con 13 % las anomalías del sistema nervios central y con 12 % las no anomalías músculo esqueléticas”, dijo Marcela Hernández, coordinadora de persona integral de la niñez y adolescencia del MINSAL.

“El control prenatal durante el embarazo es un período crucial para que la mujer sepa la importancia que es una alimentación nutritiva”. 
Dannet Quijano, jefa de la División Políticas y Estrategias en Salud del Isss

El Sistema Nacional de Salud informó que en El Salvador las anomalías congénitas ocupan el segundo lugar en mortalidad neonatal. Entre 2014 y 2016 se reportaron 4,857 nacimientos con estos problemas, de los cuales 804 murieron. La causa más frecuente fue el sistema nervioso central.

Según la UNICEF, a escala mundial, los defectos al nacer o anomalías congénitas afectan a uno de cada 33 bebés, son la segunda causa de muerte en menores de 28 días de nacido y se cobran cada año la vida de 270,000 recién nacidos.

En El Salvador, las anomalías congénitas ocupan el segundo lugar de mortalidad neonatal, las cuales pueden tener un origen genético, infeccioso o ambiental; sin embargo, en la mayoría de los casos resulta difícil identificar su causa, según la jefa de la División Políticas y Estrategias en Salud del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Dannet Quijano.

“El control prenatal durante el embarazo es un periodo crucial para que la mujer sepa la importancia que es una alimentación nutritiva, todas aquellas bebidas que tiene que evitar como lo es la ingesta de alcohol, tabaco, control de infecciones, control de diabetes, control gestacional y control de peso, así como también la consejería sobre la mejor edad del embarazo”, señaló ayer la doctora Quijano.

“Muchas veces las madres que salen embarazadas son mamás con enfermedades crónicas que ya tienen de base”. 
Marcela Hernández, coordinadora de persona integral de la niñez y adolescencia del MINSAL

En 2017, en el Seguro Social nacieron un total de 21,344 niños a escala nacional; de esta cifra, 418 presentaban anomalías congénitas.

Para dar a conocer la situación de mortalidad por enfermedades congénitas, en el marco del Día Nacional de Prevención y Atención de las Anomalías Congénitas, la Alianza Neonatal de El Salvador realizó la VI jornada científica de prevención y atención de este tipo de problemas de salud con los que nacen los niños y niñas en el país.

Con este tipo de jornadas se pretende dar a conocer a los salvadoreños esta realidad y alertar sobre la necesidad de impulsar acciones interinstitucionales articuladas para la prevención, detección y atención de los defectos del nacimiento, a fin de brindar una respuesta para reducir la morbi-mortalidad neonatal.

“Como Ministerio de Salud es por eso que hemos instalado la consulta de alto riesgo reproductivo, porque muchas veces las madres que salen embarazadas son mamás con enfermedades crónicas que ya tienen de base, por ejemplo, la diabetes, la hipertensión arterial, las colagenopatías como el lupus, síndrome antifosfolipídico que pueden ser causantes de anomalías congénitas”, manifestó la coordinadora de persona integral de la niñez y adolescencia del MINSAL.


270
 mil recién nacidos fallecen al año en el mundo durante los primeros 28 días de vida.


1,173
 niños presentaron anomalías congénitas en el 2017 a escala nacional.

16%
 de las anomalías congénitas en los bebés  son cardiopatías.
 

Lee también

Comentarios