A 36 años del martirio del beato Romero, se buscan sus milagros

La Iglesia ha solicitado a los fieles presentar milagros de Romero, el proceso de canonización continúa y aún no se vislumbra que concluya. Este día se celebra el primer año como beato del obispo mártir.
Enlace copiado
Beato.  Monseñor Óscar Arnulfo Romero fue beatificado el 23 de mayo del año pasado y se continúa el proceso para su canonización, para la que se espera la participación del papa Francisco.

Beato. Monseñor Óscar Arnulfo Romero fue beatificado el 23 de mayo del año pasado y se continúa el proceso para su canonización, para la que se espera la participación del papa Francisco.

Cultura.  Estudiantes de diferentes centros educativos participan en actividades culturales para conmemorar el 36.º aniversario del asesinato del arzobispo de San Salvador, en 1980.

Cultura. Estudiantes de diferentes centros educativos participan en actividades culturales para conmemorar el 36.º aniversario del asesinato del arzobispo de San Salvador, en 1980.

A 36 años del martirio del beato Romero, se buscan sus milagros

A 36 años del martirio del beato Romero, se buscan sus milagros

Conmemoraciones por los 36 años de muerte de Beato Romero comienzan mañana

Enlace copiado
“Facultamos para que el venerable siervo de Dios Óscar Arnulfo Romero Galdámez, obispo y mártir, pastor según el corazón de Cristo, evangelizador y padre de los pobres, testigo heroico del pueblo de Dios, reino de justicia, fraternidad y paz, en adelante se le llame beato y se celebre su fiesta el día 24 de marzo en que nació para el cielo”, así se pronunció el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el 23 de mayo de 2015, cuando Monseñor Romero fue declarado beato.

Diez meses y un día después de ser elevado a los altares, se conmemoran los 36 años del martirio del arzobispo de San Salvador, asesinado por odio a la fe cuando oficiaba misa en la parroquia La Divina Providencia, con un enfoque diferente a los anteriores: la canonización, un camino que no parece ser tan corto como muchos esperaban y que no basta con el beneplácito del papa Francisco, sino que requiere de un milagro, como lo exigen los cánones.

La Iglesia católica en medio de la liturgia de la Semana Santa tuvo que adelantar los actos en honor de Romero, cuya fecha se conmemora hoy, Jueves Santo, día en que la tradición ordena el lavado de pies y la Procesión del Silencio, que emula la captura de Jesús.

El arzobispado celebró los actos el pasado viernes 18 en un acto en el que la petición para los fieles fue la presentación de milagros para aupar la causa de canonización, ese mismo día se notificó que la parroquia La Resurrección, ubicada en la colonia Miramonte, pasaba a llamarse Beato Óscar Romero, Obispo y Mártir. El domingo 20, Domingo de Ramos, también se implementó una procesión de las luces, acto anticipado al día de Romero en el calendario.

La petición que hace la Iglesia de presentar milagros no es casualidad, lo hizo en los actos del 18 como solicitud de reforzar el proceso de canonización, el cual inició una vez fue nombrado beato.

El padre Simeón Reyes, vocero oficial del arzobispado, aseguró: “Se mantiene la petición de la Iglesia que los fieles evoquen a Monseñor Romero porque para la canonización hace falta un milagro. Hemos presentado tres casos, pero Dios sabrá en qué momento será aceptado uno”.

Reyes quiso matizar el hecho de que los tres primeros casos presentados ante la Congregación de los Santos para optar a la canonización no hayan sido aceptados por el Vaticano y tengan que recurrir a más peticiones ante los fieles.

“Queremos recordar que Monseñor Romero está en el cielo e intercede por todos. Poner de manifiesto esa dimensión de intercesión que hacen los santos”, dijo el sacerdote el pasado viernes, luego agregó: “Es parte del proceso. Para que Monseñor Romero llegue a la canonización hace falta un milagro”.

Difícil canonización por el momento

El canciller del arzobispado, monseñor Rafael Urrutia, fue más específico sobre el caso: “Los milagros enviados hasta hoy no son suficientes y necesitamos recoger y enviar otros para que la sagrada congregación escoja y ordene instruir alguno de ellos”.

Aun así Urrutia no pierde la fe y cree que se pueden presentar más casos para abonar a la causa, de allí que la Iglesia instruya a los fieles a presentar milagros recibidos del beato: “La cercanía de la canonización está en la medida en que podamos demostrar que el beato Óscar Romero ha hecho un milagro aceptado por la Iglesia, después del 23 de mayo de 2015”.

Aún con la esperanza el canciller no ve inmediato que el papa Francisco pueda canonizar a Romero, y descarta una posible visita del pontífice para tal acontecimiento: “Por el momento no existe la posibilidad de que sea canonizado, ni que el papa Francisco venga al país por esa razón”.

Sin embargo, monseñor Urrutia ve con regocijo que la Iglesia haya conmemorado ya un año del arzobispo asesinado en la categoría de beato y asegura que se ha “asumido la santidad de vida” de Monseñor Romero.

Recordó que el martirio solamente confirmó “una vida de fe en Dios, en Jesús y su evangelio y un amor desbordado a Dios a través del servicio a los pobres hasta dar su vida por ellos”.

Lee también

Comentarios

Newsletter