Lo más visto

“A Jocelyn la mató el machismo de Rónald”

Familiares y amigos de Jocelyn Abarca la despidieron ayer en un cementerio privado de San Salvador. Rónald Urbina enfrentará la audiencia inicial hoy.
Enlace copiado
Adiós. Familiares y amigos de Jocelyn Abarca llegaron a un cementerio privado para despedirla. Jocelyn fue víctima de feminicidio agravado.

Adiós. Familiares y amigos de Jocelyn Abarca llegaron a un cementerio privado para despedirla. Jocelyn fue víctima de feminicidio agravado.

Enlace copiado

Familiares, amigos, compañeros de trabajo y estudiantes de Licenciatura en Psicología llegaron ayer hasta un cementerio privado de San Salvador para sepultar a Jocelyn Milena Abarca Juárez, de 26 años, y también para “alzar la voz en contra del machismo en este país”, por el que su pareja, Rónald Urbina, según dijeron, la asesinó, desmembró y lanzó sus restos en diferentes puntos de la capital y Antiguo Cuscatlán.

“A nuestra querida Jocelyn la mató el machismo de Rónald. Esto es parte del machismo que hay en el país. Pedimos que se haga justicia”, dijo Raquel Orellana, una amiga de Jocelyn.

Los familiares de Jocelyn, quienes pidieron a los periodistas no mencionar sus nombres, expresaron su satisfacción con la investigación del caso y a la vez exigieron que “no se caiga en los tribunales”.

“Pedimos justicia. Como familia cristiana se lo dejamos todo a Dios. Estamos satisfechos y agradecidos con el fiscal por su investigación; lo demás estamos esperando”, dijeron los familiares.

Tatiana Galeano, amiga de Jocelyn, expresó que desde niña la conoció y que le consta que era una buena mujer y una persona admirable por todo lo que había logrado al egresar de la carrera de Psicología. También dijo que espera que “Rónald sea enviado a la cárcel y que de ahí no salga”.

El proceso judicial en contra de Rónald Urbina inicia este día, en el Juzgado Décimo Primero de Paz de San Salvador, donde enfrentará su audiencia inicial acusado de feminicidio agravado.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), hay suficientes pruebas para que el caso sea trasladado hacia el Juzgado Especializado para una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres.

Las evidencias, según el ministerio público, también son suficientes para condenar a Urbina a 50 años de prisión.

Entre las pruebas con que la Fiscalía cuenta están las grabaciones de las cámaras de videovigilancia que ubican a Urbina en el lugar y momento en que los restos de Jocelyn fueron lanzados al río Acelhuate, exactamente en el tramo que pasa por la calle Gerardo Barrios y la quebrada que está frente al lugar conocido como la Ceiba de Guadalupe, de Antiguo Cuscatlán.

Los investigadores también rastrearon el teléfono celular de Urbina y confirmaron que ese teléfono también se desplazó por los lugares donde fueron encontrados los restos.

Lee también

Comentarios