Lo más visto

A juicio acusados de corrupción en San Rafael Cedros

No pudieron justificar el destino de $27,000 ni el de fondos de obras inconclusas.
Enlace copiado
Operativo. La Alcaldía de San Rafael Cedros fue allanada el 25 de abril de 2016 por la Fiscalía y la Policía para recopilar pruebas que posteriormente fueron usadas en el caso.

Operativo. La Alcaldía de San Rafael Cedros fue allanada el 25 de abril de 2016 por la Fiscalía y la Policía para recopilar pruebas que posteriormente fueron usadas en el caso.

Enlace copiado

El Juzgado Segundo de Instrucción de Cojutepeque envió a juicio a los 11 imputados en el caso de peculado (apropiación de fondos públicos) y malversación de fondos cometidos en el ejercicio de sus funciones en la Alcaldía de San Rafael Cedros, Cuscatlán.

Los acusados deberán seguir en prisión preventiva, a excepción de la exalcaldesa de ARENA Dina Arévalo, quien todavía está prófuga. Para ella, la Fiscalía General de la República (FGR) anunció en mayo de 2016 que solicitaría la difusión roja en INTERPOL, pero todavía no aparece en la lista de la organización.

Las autoridades analizaron el destino de $126,000, que correspondían a una cuenta donde se depositó un préstamo del Banco Hipotecario. El dinero fue transferido a otra, identificada como FODES. Los imputados pudieron justificar hasta $107,161.61, que fueron ejecutados en pagos para planillas y otros gastos corrientes. Los $18,838.39 restantes, por lo tanto, fueron a parar a destinos distintos a los que marca la ley. Otra parte de la investigación recayó sobre $9,111.45 que le fueron entregados a la alcaldesa Dina Arévalo como beneficio adicional a su sueldo entre 2014 y los cuatro primeros meses de 2015, que no tenían ninguna justificación.

Obras inconclusas

La alcaldía no realizó, por otro lado, dos obras para las que iban dirigidos los fondos de un préstamo. Una de ellas iba a ser una plaza que bautizarían como Los Lavaderos, en el cantón El Espinal. Su precio sería de $35,613.16. Sin embargo, solo se completó una carpeta técnica de la edificación, por la que la municipalidad pagó $1,125. El dinero sin ejecutar de esta obra ascendió, por lo tanto, a $33,485.62. Igual suerte corrió la segunda, un Eco Familiar del Ministerio de Salud, para el que solo se utilizaron $1,300 en la elaboración en papel del proyecto. El resto de los $22,000 no fue usado.

Este no es el único proceso en el que está incluida la exalcaldesa. También fue acusada por aceptar sobornos a cambio de adjudicar contratos de obra pública a determinados empresarios en el municipio cuscatleco. Recibió dádivas de entre $5,000 y $50,000 por estas actividades, según la Fiscalía.

Lee también

Comentarios