Lo más visto

Más de El Salvador

A prisión pandilleros que mataron a agente que quiso evitar asalto

Luego de forcejear con el elemento policial, lo empujaron hacia afuera del bus. Policía luchó por su vida cuatro días.

Enlace copiado
A siguiente fase. El Juzgado de Paz de Nahuizalco determinó que el caso pase a fase de instrucción y que, mientras tanto, los dos delincuentes sigan en prisión.

A siguiente fase. El Juzgado de Paz de Nahuizalco determinó que el caso pase a fase de instrucción y que, mientras tanto, los dos delincuentes sigan en prisión.

Enlace copiado

El Juzgado de Paz de Nahuizalco, Sonsonate, decretó ayer instrucción formal con detención provisional para dos pandilleros acusados de asaltar y matar a un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) en la zona del municipio de Nahuizalco.

La resolución del tribunal fue para Moisés Antonio Jiménez, de 25 años, y Jorge Alberto Gómez, de 18, ambos acusados de homicidio y robo agravado en perjuicio del agente Sergio Antonio Miranda Lucha, quien murió el miércoles 6 de septiembre en un hospital de la capital.

La Fiscalía General de la República (FGR) expuso durante la audiencia de ayer que los dos miembros de estructuras criminales subieron el 3 de septiembre a un autobús de la ruta 249, cuando hacía su recorrido entre Sonsonate y la ciudad de Ahuachapán.

Durante el trayecto, específicamente cuando la unidad iba por el cantón La Guacamaya, en Nahuizalco, los dos delincuentes comenzaron a asaltar a los pasajeros; el agente, quien iba a bordo, quiso impedir el robo y forcejeó con los delincuentes.

Según la PNC, el oficial fue empujado por los sujetos hacia afuera de la unidad y al caer sufrió golpes graves en la cabeza.

Miranda Lucha fue llevado de emergencia al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) de Sonsonate, pero los médicos decidieron trasladarlo al hospital del ISSS en San Salvador.

El agente murió cuatro días después y la policía detuvo a los dos pandilleros como los principales involucrados.

La audiencia fue programada ayer a las 9:30 de la mañana, y abogados y familiares de los detenidos llegaron a las afueras del juzgado nahuizalqueño. Una hora después inició sin la presencia de los implicados.

Lee también

Comentarios