Lo más visto

ACNUR: Violencia en Centroamérica cambió el patrón migratorio en región

Estadísticas de ACNUR arrojaron que entre 2012 y 2015 el número de refugiados procedentes del Triángulo Norte aumentó cinco veces, con la violencia como razón principal.
Enlace copiado
ACNUR: Violencia en Centroamérica cambió el patrón migratorio en región

ACNUR: Violencia en Centroamérica cambió el patrón migratorio en región

ACNUR: Violencia en Centroamérica cambió el patrón migratorio en región

ACNUR: Violencia en Centroamérica cambió el patrón migratorio en región

Enlace copiado
Un número creciente de centroamericanos huye de sus países por la violencia y hay un “cambio muy notable” en el perfil migratorio en la región, dijo el representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Mark Manly.

“Son perfiles de personas que salen huyendo por la persecución y por la violencia, y no solo migración por motivos económicos”, señaló Manly en entrevista con la agencia internacional de noticias dpa.

Ayer, durante la conmemoración del Día Internacional del Refugiado, el informe de tendencias globales publicado por ACNUR destacaba que mientras la mayor parte de atención estaba volcada sobre lo que sucedía en Europa, “otra crisis de protección se desarrollaba en Centroamérica”.

El documento citado por dpa reseña que “la creciente violencia en El Salvador, Guatemala y Honduras obligó a miles de mujeres, hombres y niños a abandonar sus hogares en 2015, principalmente hacia México y Estados Unidos”.

Las cifras de ACNUR muestran que mientras que en 2012 un total de 20,900 personas procedentes de los países del Triángulo Norte esperaban una respuesta a sus peticiones de asilo, para 2015 los que habían solicitado estatus de refugiado habían aumentado a 109,800. “Aunque estos números son mucho menores a los de algunas crisis de refugiados en África y Oriente Medio, representan un crecimiento de cinco veces en solo tres años”, explica el informe, según la agencia dpa.

El informe de ACNUR también destacó que algunos desplazados del Triángulo Norte ya no están acudiendo únicamente a Estados Unidos y México en busca de estatus como refugiados, sino a otros países que les permiten menos dificultades en obtener tal protección. Así, ACNUR estimó que las peticiones de refugio en Belice, en los últimos dos años (2014-2015), de parte de migrantes de El Salvador, Honduras, y en menor medida Guatemala, aumentaron 770 % en ese período.

La agencia Efe destacó, por su parte, que el reporte de tendencias globales estimó que el número de desplazados por violencia en todo el mundo alcanzó los 65 millones en 2015.

En El Salvador, paradójicamente, al ser uno de los que generan mayor cantidad de desplazados por violencia, las autoridades dijeron no contar con cifras.

El canciller de la República, Hugo Martínez, manifestó ayer que el país no está necesariamente al tanto de cuántos salvadoreños están solicitando estatus de refugiado en otros países a raíz de la violencia, porque no es un trámite que se conozca localmente. Por ello, dijo, no podía establecer si dichas peticiones habían aumentado o disminuido.

Martínez se refirió únicamente a la cifra de migrantes salvadoreños detenidos en México y Estados Unidos, que ha experimentado un incremento con respecto a 2015. “Ya en 2016 hay una condición que son los meses en que se aumenta el flujo normalmente. De manera que vemos con preocupación que haya un incremento de 2015, pero no aceptamos que eso se quiera poner como un incremento de 2014, que fue el momento más crítico de la situación”, dijo Martínez.

El funcionario hacía referencia a la crisis de niños migrantes no acompañados que tuvo su pico en 2014, con un total de 16,404 menores salvadoreños detenidos, quienes no viajaban acompañados hacia Estados Unidos. Un año antes habían sido 5,990.

Según un reporte de la Oficina de Protección Fronteriza y de Aduanas (CBP, en inglés) de EUA, la cantidad de niños salvadoreños no acompañados detenidos en ese país había incrementado. Hasta mayo recién pasado, los menores detenidos alcanzaban ya los 9,617.

La Policía Nacional Civil (PNC), la Dirección General de Migración (DGME) y otras entidades han manifestado que no llevan estadísticas acerca del desplazamiento forzoso por violencia en el país.

Sin embargo, un estudio elaborado por la Universidad Tecnológica (UTEC), desarrollado con migrantes salvadoreños retornados desde México y Estados Unidos, determinó que en 2015, el 42 % habían migrado por motivos de violencia e inseguridad.

Incluso, según la UTEC, el 10.8 % de ese 42 % ya había padecido desplazamiento interno forzado –dentro de las fronteras de El Salvador– por motivos de violencia, antes de decidirse a abandonar del país. Las situaciones de violencia planteadas, en muchos de esos casos, era el acoso de pandillas en sus lugares de residencia.

Lee también

Comentarios