Lo más visto

ANDA potabiliza menos agua por la turbidez de Lempa

Ya se ha tenido que detener la planta de Las Pavas hasta tres horas para esperar que el río Lempa se limpie a medida que baja la creciente originada por las lluvias. Los técnicos sostienen que las últimas precipitaciones han sido intensas y cortas y que esto produce más erosión.
Enlace copiado
ANDA potabiliza menos agua por la turbidez de Lempa

ANDA potabiliza menos agua por la turbidez de Lempa

ANDA potabiliza menos agua por la turbidez de Lempa

ANDA potabiliza menos agua por la turbidez de Lempa

Enlace copiado
ANDA está potabilizando un 30 % menos de agua en la planta de La Pavas, debido a la turbidez que presenta el río Lempa, lo que incurre en un suministro menor para los usuarios, principalmente del Gran San Salvador. Así lo dio a conocer ayer la autónoma, y afirmó que, sin embargo, esto no ha propiciado la suspensión del servicio.

Un comunicado interno del jefe de laboratorios dirigido al presidente Marco Fortín advierte que “en algún momento hay que tomar la decisión técnica de parar operaciones en la planta para que se pasen los picos de máxima turbidez”.

LA PRENSA GRÁFICA consultó ayer sobre el problema y Douglas García, jefe de laboratorios, confirmó que efectivamente ya se ha tenido que detener la planta de Las Pavas en varias ocasiones.

El proceso incluye un retrolavado de los filtros, los que pueden tener un proceso de ocho a 12 horas trabajando, pero que ante la cantidad de sedimento deben ser limpiados para luego continuar con la tarea.

García aseguró que en algunos casos la pausa en las labores alcanzó hasta las tres horas. Enfatizó que la planta no trabaja con todo su potencial por los ajustes que necesita y que sometida a las irregularidades de la turbidez su capacidad se ve más diezmada.

“Hemos tenido precipitaciones muy altas en espacios cortos de tiempo, esto genera escorrentías más fuertes que tienen una mayor capacidad para erosionar”, aseguró García.

Las Pavas, en las condiciones que ya opera, tiene una capacidad para producir 1.8 metros cúbicos de agua potable por segundo, pero con la pérdida de ese 30 % por la turbidez, la producción se reduciría a 1.26 por segundo. Aun así García asegura que no ha tenido que suspender el suministro para los usuarios de ANDA, que en todo caso lo que ha sucedido es una presión menor.

La autónoma no tenía el dato exacto de la cantidad de agua que se ha dejado de potabilizar, pero aseguró que ya se tomaron algunas medidas que pasan por el cambio del químico que utilizan para limpiar el líquido tomado del río Lempa. Anteriormente utilizaban sulfato de aluminio y ahora la limpieza se realiza con policroruro de aluminio, que si bien su costo es mayor en el mercado, también es más efectivo para eliminar la tierra que trae el agua.

A manera de ejemplo, García explicó que para tener una dimensión de la cantidad de tierra que trae el Lempa y pasa a la planta, es como que a un vaso con agua se le agregue un 30 % de tierra y luego se agite. “Es como una horchata”, dijo; luego explicó que en el vaso la tierra se va al fondo casi de inmediato, mientras que en el río pasa, por la creciente, mucho más tiempo en movimiento, es como “un caudal de lodo”.

El jefe de laboratorios también aseguró que en años anteriores no se sufrió estos problemas porque fueron años secos, pero que también en 2016 se agudiza por la deforestación, la extracción de tierra y arena de los ríos y la quema para la siembra o zafra –que junto a la tala facilitan la erosión–, por lo que se debe hacer conciencia por esos métodos.

A pesar del problema la autónoma sostiene que no se ha visto afectada la calidad del agua. “Se produce menos, pero con igual calidad”, dijo García, y expuso que el policloruro sirve únicamente para sacar la tierra del agua que se potabilizará, para que luego pase al proceso de desinfección.

Las Pavas ha tenido que trabajar al límite de su capacidad por la turbidez, de allí que cuando el agua viene demasiado sucia el trabajo se suspenda hasta que el río alcance, por sí solo, un nivel de limpieza más adecuado para reanudar.

En la actualidad ANDA negocia dos préstamos por $76.8 millones (del BCIE y el Gobierno de Francia) para la modernización de la planta de Las Pavas, pero estos no han alcanzado el consenso para la aprobación en la Asamblea Legislativa.

La autónoma también acaba de superar una crisis por el descenso en el nivel de agua de muchos de los pozos. El país estuvo en emergencia por ello.

Tags:

  • las pavas
  • turbidez
  • agua
  • anda

Lee también

Comentarios