Lo más visto

Más de El Salvador

ARENA va a tener una estrategia clara, definida y efectiva”

Edwin Zamora competirá para dirigir el COENA 2016-2019. De ser electo, se compromete a crear una estrategia para recuperar la presidencia de la República.
Enlace copiado
ARENA va a tener una estrategia clara, definida y efectiva”

ARENA va a tener una estrategia clara, definida y efectiva”

ARENA va a tener una estrategia clara, definida y efectiva”

ARENA va a tener una estrategia clara, definida y efectiva”

Enlace copiado
Edwin Zamora, empresario que entró en la política y que en la actualidad es regidor propietario en el concejo de San Salvador y director ejecutivo del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), competirá por la presidencia de ARENA. Asegura que su principal objetivo será sacar al FMLN del poder y lograr recuperar el poder Ejecutivo que tuvieron durante 20 años, además de seguir con la renovación y apertura del partido. Adelantó que el empresario Albino Román y el diputado del PARLACEN Gerardo Suvillaga formarán parte de su planilla.

¿Por qué quiere ser presidente del COENA?

Déjeme contarle primero cómo es que llegué a ARENA y a la política. Después de cumplir una meta de dar 10,000 empleos en el país, en la industria textil, pensé de qué otra manera puedo servir al país, y entonces llegué a la conclusión que el siguiente lugar donde podía servir a mi país era a través de la política y el único partido con que yo me podía identificar, que había seguido toda mi vida y que había trabajado cuidando urnas desde las elecciones del expresidente Alfredo Cristiani, era ARENA. Entonces, tuve la oportunidad de acercarme al partido y me invitaron a pertenecer al sector empresarial de ARENA. Fue así como empezamos a trabajar desde entonces y tuve la oportunidad de entrar al COENA en aquel momento. El partido acababa de sufrir un gran golpe, se había dividido la fracción de ARENA, acabábamos de pasar de una crisis electoral y yo creía que era el momento de incorporarse y apoyar a nuestro país a través de ARENA.

Entré al COENA y luego me dieron la oportunidad de competir por primera vez como diputado con voto por rostro. Desde que llegué al partido, mi idea era servir desde la trinchera que me tocara. Y ahora se abre esta oportunidad histórica, por primera vez ARENA va a elegir democráticamente al COENA. Ante esa oportunidad, consideré que era el momento apropiado para reafirmar mi compromiso con la patria, para ratificar mi vocación renovadora del partido y para asegurarles al país y a los areneros que vamos a sacar al FMLN del Gobierno y vamos a rescatar nuestra patria. La razón por la que quiero participar en la elección del COENA es porque esa es la trinchera que yo creo que ahorita mi partido me pide, que me incorpore, y el objetivo es ganar las elecciones (presidenciales) de 2019 y lograr sacar al FMLN.

¿Cuáles serían otros retos de trabajo en la dirigencia?

Continuar con el camino de vanguardia que lleva el partido. ARENA se embarcó en este proceso de modernización y apertura desde hace como cinco años. Esos avances ya nos dieron los primeros resultados; las elecciones primarias para elegir a nuestros candidatos y alcaldes dieron magníficos resultados, tenemos la bancada más numerosa de la Asamblea Legislativa y somos el partido que tiene más alcaldías, cubrimos más del 50 % de los municipios del país y gobernamos al 49 % de la población salvadoreña.

¿Quisiera hacer un antes y un después en el partido?

ARENA es un partido de constante evolución. Yo siempre he creído que no debe haber una revolución, sino que una evolución gradual del partido, para poder aprovechar el potencial y las grandes experiencias que tienen todos los actores que han trabajado por nuestro país, alcaldes, diputados, expresidentes. No podemos de dejar atrás ese cúmulo de experiencia, pero sí tenemos que seguir abriendo el partido a gente joven, que gente nueva en política se incorpore y siga enriqueciendo a ARENA y sea cada vez más fuerte. Mi idea es seguir esa transformación. Vemos cómo todos los partidos se quedan estancados y ARENA comenzó esto antes de que la Corte Suprema de Justicia sentenciara sobre las elecciones democráticas.

¿Qué hará de diferente en el partido para que los areneros vean un trabajo distinto?

Yo creo que debemos de seguir profundizando lo bueno que se ha hecho. No podemos pensar que debemos hacer un borrón y cuenta nueva. En el quinto congreso nacionalista las estructuras y las bases nos dieron un mandato claro: más democracia, más apertura, más oportunidades y sintonía con lo que la gente quiere, y eso es lo que estamos haciendo. El COENA que está por terminar en septiembre ha tenido el gran reto de comenzar a implementar esos cambios. Yo recuerdo que muchos decían esto se va a quedar en letra muerta. Ahora con mucha satisfacción pueden decir que los estamos viendo hacerse realidad.

ARENA va a tener una estrategia clara, definida y efectiva para comenzar a construir nuestras candidaturas para 2018 (elecciones legislativas y municipales) y 2019 (presidenciales) desde ya.

Como sabe, el presidente del COENA y los otros siete puestos, no pueden ir a elecciones (populares) por los nuevos estatutos y nos vamos a comprometer a asegurarnos que ARENA gane el 2018 y 2019, sin ninguna aspiración personal a ninguna candidatura. Nuestra primera tarea va a ser construir esa estrategia ganadora. Comenzar a identificar a aquellas personas que pueden ser nuestros candidatos, comenzar a enamorarlos para que se metan al proceso, porque el país necesita un rescate inmediato. Después de haber definido claramente esa estrategia, vamos a hacer el trabajo territorial afín a esa estrategia. Segundo, vamos a iniciar un proceso transparente, justo para la selección de las candidaturas idóneas. Vamos a tener los mejores candidatos para 2018 y 2019. Y tercero, vamos a tener una estrategia comunicacional efectiva para asegurarnos que toda la gente, hasta el militantes más distante, sepa con claridad de nuestra estrategia y de los objetivo y que lo comunique. Con esos ingredientes vamos a lograr convencer a los votantes de que ARENA es la única opción para salvar al país de la desgracia que nos tiene el FMLN.

¿Ya tiene definido con quiénes conformará la planilla para completar los 13 cargos?

Ahorita estoy trabajando todavía en la planilla porque recién lo anuncié. Yo quisiera que el COENA fuera de 200 personas, para meter gente tan buena que pueda colaborar. Afortunadamente hay varias comisiones de trabajo y los que no alcancen, los podemos poner en estas. Hoy por hoy le puedo dar dos nombres, el empresario Albino Román, que ha contribuido mucho por el partido y el país, un hombre de extraordinarios principios y de mucho trabajo; y también el diputado del PARLACEN Gerardo Suvillaga, un hombre con mucha experiencia en el partido. Gerardo ya ha sido parte del COENA, Albino creo que no.

ARENA ha perdido dos elecciones presidenciales ¿En qué cree que ha fallado el COENA?

Yo no he tenido la cercanía con los procesos que involucran estos cuatro pasos de los que le estoy hablando, así que yo mal podría juzgar cómo fue que llegamos a eso.

¿ARENA es una oposición propositiva?

El 15 de marzo le entregamos al Gobierno una lista de las cosas que deben hacer para que el país corrija su rumbo. Pasaron cuatro meses sin respuesta y el Gobierno desesperado por los $1,200 millones, pero era incapaz de contestarnos nuestras propuestas. Nosotros les hemos dicho “les vamos a ayudar con el dinero que necesitan, si ustedes llenan estos requisitos, pero no les vamos a dar un cheque en blanco”. Pero en vez se sentarse y ver responsablemente qué es lo que deben hacer. Buscan cómo robarse las pensiones de los trabajadores. A eso nos tenemos que oponer. ARENA es el único partido que puede sacar al país adelante y creo que ARENA es un gigante listo para salir a competir y ganar las elecciones.

¿Está de acuerdo con la reforma de estatutos que prohibe a ocho cargos en el COENA buscar puestos de elección popular, porque se deben dedicar únicamente al trabajo partidario?

Yo estoy de acuerdo con el trabajo de la comisión política porque han pasado nueve meses tratando de conciliar posturas extremas dentro del partido. Es un poco como las sentencias de la Sala de lo Constitucional, para mí son de obligatorio cumplimiento. Me consta que han hecho un esfuerzo serio para hacer unos buenos estatutos, por conciliar posiciones extremas. Lo que se quiere es que las personas que dirigen el partido estén enfocadas en eso.

¿Las reformas de estatutos y reglamentos no van a generar alguna controversia entre los areneros?

Con la gente que he estado platicando hay una sensación de fiesta y optimismo. Yo creo que la gente sabe que esto nos va a fortalecer. No todo mundo queda contento, pero así son las leyes.

Usted ya fue candidato para la Alcaldía de San Salvador, ¿cree que tenga apoyo de la militancia o una derrota significa ceder el espacio a otro ?

La experiencia de la campaña le ayuda a uno a ver las cosas que se deben hacer bien y las cosas que no se deben hacer. Eso me da la experiencia necesaria para tomar las decisiones acertadas como presidente del partido.

¿Qué no se debe hacer?

A veces confiar en gente que uno no debe confiar, y seleccionar un equipo más fuerte desde el principio.

¿Considera que ARENA está fallando como partido de oposición?

El trabajo de una oposición responsable es el trabajo más difícil. Ser una oposición que le dice no a todo es muy fácil, y que fue lo que hizo el FMLN en 20 años, sin importarle el costo del país. ARENA ha hecho un esfuerzo enorme por ser una oposición responsable. No podemos ser negativos y parecer simplemente de ataque. Vamos a seguir comprometidos por ser una oposición responsable, con sentarnos a dialogar todas las veces que sean necesarias para que el Gobierno entienda el rumbo que tiene que tomar el país. Les hemos dicho: recorten su mal gasto, reactiven la economía, incentiven la inversión y no nos han querido hacer caso.

¿Aunque no se exige por esta vez, ¿usted dejará el cargo de concejal y de director ejecutivo del COENA?

Yo estoy esperando que salgan los reglamentos oficializados para tomar esa decisión, cuando haya que retirarme del COENA lo haré de acuerdo con los reglamentos y estatutos acordados. En cuanto al concejo de San Salvador, eso lo tendré que ir midiendo, el trabajo de concejal no quiere tanto tiempo como el de un alcalde o diputado. Aunque ya lo hice en el pasado, esta no sería la primera vez. Yo pedí permiso para ser candidato a diputado y para otras candidaturas. He predicado con el ejemplo en ese sentido.

Lee también

Comentarios