Lo más visto

ASI entregará premio a padre Flavián Mucci

La obra del sacerdote franciscano inició con 18,000 colones ($2,057), ahora se destinan $35,000 diarios a 50 proyectos.
Enlace copiado
Lotificados.  Los terrenos lotificados eran propiedad de la asociación que los adquirió tras el conflicto armado con financiamiento internacional.

Lotificados. Los terrenos lotificados eran propiedad de la asociación que los adquirió tras el conflicto armado con financiamiento internacional.

ASI entregará premio a padre Flavián Mucci

ASI entregará premio a padre Flavián Mucci

ASI entregará premio a padre Flavián Mucci

ASI entregará premio a padre Flavián Mucci

Enlace copiado
La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) entregará mañana el Premio Benefactor al presidente de la Asociación Ágape de El Salvador, padre franciscano Flavián Mucci, quien llegó hace 50 años a El Salvador, donde ha desarrollado programas sociales en beneficio de los más pobres.

Los premios ASI 2017 serán entregados en San Salvador y el que recibirá Mucci es una distinción pública que la gremial industrial hace a empresas que han contribuido al desarrollo económico y social del país, y se otorgará en el día dedicado a la industria.

De acuerdo con la ASI, el Premio Benefactor es el máximo galardón que entrega a los empresarios que destacan por su trayectoria. El reconocimiento se realiza desde 1959 y ha sido entregado a más de 50 hombres o empresas.

De acuerdo con los organizadores, el premio muestra el rostro humano y la sensibilidad de aquellos héroes anónimos, empresarios o ciudadanos ejemplares que dedican su tiempo, esfuerzo y entrega para brindar mejores oportunidades a los más necesitados.

Este año la gremial seleccionó al padre Mucci por ser un estadounidense que llegó a El Salvador para crear AGAPE y trabajar en programas de educación y salud. La institución que dirige nació en Sonsonate y con más de 50 proyectos se ha extendido en todo el país, para lo cual invierte $35,000 diarios, muy diferentes a los 18,000 colones con que inició la obra.

El religioso de 82 años de edad sostiene que desde que fue ordenado sacerdote en 1963, fue a Honduras, Guatemala y luego a El Salvador, pero desde que llegó acá se enamoró de la gente. “Mi idea fue ayudar a los más pobres en un país pobre, que no tenían para la educación ni la salud”, recordó Mucci.

“Recibiré el premio en nombre de los empleados. Lo recibo no porque sea el más guapo o el más feo, lo recibo por ellos, porque son los que representan el éxito de AGAPE”, dijo.

Tags:

Lee también

Comentarios