Lo más visto

ASI: normativa busca matar a la industria alimenticia

Los industriales del sector de alimentos y bebidas califican la normativa para Tiendas Escolares Saludables como inconsulta y fuera de toda lógica.
Enlace copiado
ASI: normativa busca matar a la industria alimenticia

ASI: normativa busca matar a la industria alimenticia

Enlace copiado

Médico, especialista en nutrición y encargado de la representación del sector de Bebidas y Alimentos en la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Edward Wollants aseguró que ellos no están en contra de la Normativa de Tiendas y de Cafetines Escolares Saludables, pero que la que entró en vigor el pasado 1.º de febrero es definitivamente inconsulta y está fuera de toda lógica.

A su juicio, quienes elaboraron la normativa se basaron en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre la dieta diaria de 2,000 calorías, pero hicieron mal los cálculos.

“En el artículo 8 de esta Normativa empiezan las especificaciones de los contenidos de azúcar. Aquí dice: ‘Los productos procesados y ultraprocesados (o sea que los demás no) deberán tener menos del 10 % del total de energía proveniente de las azúcares libres’. ¿Pero de dónde se sacan esta cifra? No es inventada, pero le voy a contar: es un copy-paste de mala calidad. Todos hemos oído de las famosas 2,000 calorías, pero esa es una referencia de consumo diario. O sea, no más del 10 % de todo lo que como, y que sume 2,000 calorías, debe venir de azúcares libres, pero aquí (en la Normativa) ellos (el Ministerio de Educación) lo plantean como un 10 % de una sola porción. Ningún producto puede cumplir con esto, está fuera de toda realidad matemática”, explicó.

La Normativa señala además que menos del 30 % de la energía de un producto debe provenir de grasas y menos del 10 % de grasas saturadas. Y, en ese sentido, Wollants sostuvo sus críticas con otro ejemplo: “Ni una sola semilla de maní preenvasada cumple, porque su principal contenido es grasa, es más del 30 %, es el 90 %. ¿Pero que no dicen que las semillas son saludables? Sí, pero no cumplen”.

De acuerdo con Wollants, el sector empresarial industrial de Alimentos y Bebidas quiso participar en la discusión previa a la elaboración de la normativa, pero después de dos reuniones en 2016 y de esperar toda la mitad de 2017 no los volvieron a llamar.

“Como sabíamos que había un borrador, lo pedimos por medio de la Ley de Acceso a la Información Pública. Un viernes nos contestaron que no podían entregarlo porque no existía y para el día lunes apareció la normativa. Una de dos: O nos mintieron y violaron la Ley de Acceso la Información Pública o no nos mintieron y la elaboraron en un fin de semana”, advirtió Wollants.

Lee también

Comentarios