Lo más visto

Más de El Salvador

Acuerdan no trasladar la clínica TAR de San Miguel

Tras protesta, por medida inconsulta que afectaría a 900 personas, asesores del MINSAL acordaron detener el traslado pautado.
Enlace copiado
Logro. La Mesa Temática de VIH y Derechos Humanos se mostró satisfecha con el acuerdo por parte de los asesores del MINSAL, pero estarán atentos.

Logro. La Mesa Temática de VIH y Derechos Humanos se mostró satisfecha con el acuerdo por parte de los asesores del MINSAL, pero estarán atentos.

Acuerdan no trasladar la clínica TAR de San Miguel

Acuerdan no trasladar la clínica TAR de San Miguel

Enlace copiado
Organizaciones sociales junto a FUNDASIDA denunciaron ayer frente al Ministerio de Salud (MINSAL) el traslado inconsulto de la clínica de personas con VIH del Hospital San Juan de Dios en San Miguel.

Minutos después de haber iniciado la protesta, una comisión de ellos fue llamada por parte de las autoridades del MINSAL para conocer en detalle lo que vociferaban en la calle, acompañados de pancartas en rechazo a las medidas.

Tras una hora de reunión, y mientras el resto de personas de las organizaciones se mantenían afuera con las pancartas en alto, la comisión salió triunfante de los acuerdos tomados.

“Asesores de la ministra de Salud se comprometieron a parar en este momento el traslado de la clínica de atención integral de San Miguel para analizar y revisar la situación, lograr que la clínica quede dentro del hospital con las incomodidades que generará por la construcción del espacio del Seguro Social”, dijo Odir Miranda, presidente de la Asociación Atlacatl que lideró la comisión.

Desde febrero se había dado a conocer que en el Hospital San Juan de Dios de San Miguel, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) construiría nuevas instalaciones y por ello suscribieron un convenio con el MINSAL, para instalar temporalmente un área para el ISSS dentro de las instalaciones, específicamente donde está ubicada la clínica de atención integral para personas con VIH (conocida como TAR).

Los manifestantes enfatizaron que la medida impactaría significativamente la atención de las personas con VIH, ya que la clínica TAR se trasladaría a una casa privada en las afueras del centro médico, ya que existe temor a la discriminación y que no se respete el derecho a la confidencialidad.

“Al afectarse la confidencialidad, el problema es que la gente ya no va a querer asistir a sus controles; y al perder los controles y dejar de tomar el tratamiento, va a haber un atentado contra su vida al reactivarse el virus posiblemente y poder tener otra vez infecciones oportunistas que los puede llevar a la muerte”, explicó el jefe del departamento de VIH y Derechos Humanos de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Jaime Argueta.

La preocupación ha sido porque en San Miguel se atienden a 900 personas en la clínica TAR y se les advirtió que ante esta medida no se atendería en la modalidad de Hospital de Día, y tampoco se les garantizarían las condiciones para atender con seguridad a las personas con VIH.

Tags:

Lee también

Comentarios