Lo más visto

Más de El Salvador

Acusados de ser pandilleros en EUA por usar colores de El Salvador y 503

La Policía de Long Island y las unidades del HSD están apuntando sus acciones contra jóvenes inmigrantes que no son integrantes de pandillas y que visten prendas azul y blanco.
Enlace copiado
Acusados de ser pandilleros en EUA por usar colores de El Salvador y 503

Acusados de ser pandilleros en EUA por usar colores de El Salvador y 503

Enlace copiado

“Cuando llegué a Estados Unidos fue muy feo. Al principio, muchos no me hablaban o no se me acercaban, me veían como con miedo y se notaba que no me querían hablar. Al poco tiempo, uno de mis compañeros me preguntó si yo era pandillero y le dije que no. Luego, él me dijo que en la escuela pensaban que yo era pandillero porque usaba siempre la camisa azul y blanco que traje de El Salvador”.

Los primeros días de Juan, un joven inmigrante salvadoreño que llegó a Estados Unidos, no fueron fáciles después de haber emigrado por la violencia. Muchos en la escuela y en la calle pensaban que era pandillero, solo por el hecho de haber llegado desde el país que es famoso en algunas ciudades norteamericanas por las pandillas.

Como este caso hay más y los jóvenes como Juan no solo son etiquetados por sus compañeros de escuela. Según el estudio “Barrio en barrio, el impacto de los argumentos de pandillas en los inmigrantes de Nueva York”, la Policía en Long Island y las unidades del Departamento de Seguridad Nacional (HSD) están apuntando sus acciones contra jóvenes inmigrantes que no son integrantes de pandillas y que visten o usan prendas con los colores azul y blanco, o con el código salvadoreño 503.

“Las fuerzas de seguridad local están deteniendo e interrogando a individuos solo por vestir –como ellos consideran– como pandilleros, con ciertas marcas de zapatos, con colores específicos y esto no tiene ninguna verificación y se usa como argumento en casos criminales contra personas, basado nada más en las apariencias de cómo se viste”, dijo Babe Howell, profesora de la Escuela de Criminología de Nueva York.

La organización New York Immigrant Coalition (NYIC) expone en el estudio como mejor ejemplo de estas persecuciones y señalamientos infundados, en los que se usa a la pandilla contra los inmigrantes, casos de la recién ejecutada Operación El Matador, calificada por el gobierno de Donald Trump como una de las mejores acciones por la cantidad de arrestos de pandilleros y personas relacionadas con la MS en varios condados de Long Island y otras ciudades del estado de Nueva York.

“ICE y las fuerzas de seguridad local están deteniendo a cualquiera, preguntando por su identificación, por sus tatuajes, solo porque visten los colores azul y blanco, que son los colores de la bandera de El Salvador, o con el número del país 503, con gorras de los Chicago Bulls o prendas rojas y con esto argumentan ante los jueces de migración que estos individuos representan un peligro para la comunidad”, dijo Emily Torstveit Ngara, del Departamento de Leyes de la Universidad Hofstra.

Juan no fue detenido por la policía porque cuando supo por qué en la escuela sus compañeros no le dirigían la palabra y lo evitaban por cómo se vestía dejó de su usar su camisa con la que él recordaba a su país y a sus amigos. Pero pudo haberle pasado.

Al respecto de los señalamientos de la NYIC, en su estudio, un oficial de ICE dijo a LA PRENSA GRÁFICA: “Cada objetivo, en estas acciones del cumplimiento de la ley, es un reconocido miembro de la pandilla o asociado y esto se basa en la información recopilada en la investigación... Si una persona está presente en Estados Unidos en contra de la Ley de Inmigración, el trabajo de ICE es hacer cumplir las leyes establecidas por el Congreso”.

LA PRENSA GRÁFICA también consultó a la oficina del fiscal del condado de Suffolk, Tim Sini. Vía correo electrónico se solicitó información sobre procedimientos en casos relacionados con pandillas y sobre el procesamiento de la información para evitar que haya personas inocentes detenidas o vinculadas a investigaciones sobre pandillas, pero al cierre de esta nota, la oficina del fiscal no emitió ninguna respuesta.

Estigmatización por ser inmigrantes

Narmeen Arastu, profesora e investigadora de la Escuela de Leyes y de la organización CLEAR, explica que en Nueva York las autoridades están repitiendo patrones y estereotipos similares a los que fueron utilizados después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 para perseguir y atacar severamente a la comunidad musulmana.

“Tras la tragedia de 9-11, las autoridades en Nueva York persiguieron y detuvieron a personas inocentes. Se usó el estereotipo de la persona musulmana en las redes sociales para perseguir a los inmigrantes musulmanes y ahora estamos viendo algo similar con el estereotipo a los inmigrantes latinos por la pandilla”, dijo Arastus.

De acuerdo con varios investigadores y profesores de criminología que participaron en la conferencia de prensa sobre el informe de la NYIC, la Policía, ICE y las unidades especiales antipandillas de Nueva York, han creado, en los últimos dos años, una lista con nombres de personas involucradas en “actividad de pandillas” sin que esa supuesta afinidad a la pandilla sea comprobada.

“Las autoridades ponen los nombres de estas personas en la base de datos de pandillas que tienen, pero esa información, que a veces viene de llamadas anónimas, no es corroborada. No se prueba que estas personas tienen relación con la pandilla y para ellos el seguimiento que les dan en las calles, los tatuajes o el uso del 503 es suficiente para retener a un muchacho por horas, con la excusa de que hay una investigación relacionada con pandillas”, dijo Arastus.

Los resultados del estudio también señalan que la Policía e ICE están utilizando las redes sociales y los post publicados en las cuentas de jóvenes inmigrantes centroamericanos para juntar información en su contra, según como visten en sus fotografías, qué colores utilizan o cualquier cosa que publiquen que pueda ser relacionado con actividades de pandillas.

“No soy de pandillas, tampoco fui de ninguna pandilla en mi país. Vine a este país porque las cosas en El Salvador están mal, porque hay mucha violencia y porque mi familia se preocupó por traerme a este país y no es justo que se diga que somos pandilleros solo porque nos vestimos de una manera, o porque hablamos de una manera o porque venimos de un país como el mío”, dice Juan.

La NYIC considera que todo esto está siendo usado por las agencias del Departamento de Seguridad Nacional, especialmente por ICE, como un pretexto para ejecutar políticas, una agenda antiinmigrante y la narrativa de que los inmigrantes latinos son peligrosos para Estados Unidos.

De hecho, el presidente Donald Trump, en su última visita a Long Island, insistió en relacionar a los menores no acompañados con la MS-13 e insistió en llamarlos “animales”, mientras le pedía a los cuerpos de Seguridad que sean mucho más rudos con ellos.

Ricardo Vidal, de Homies Unidos, ONG que apoya a jóvenes en riesgo y exintegrante de pandillas, dice que ante las acciones y la postura que han tomado oficiales o agencias de seguridad local recomienda a los jóvenes revisar lo que visten antes de salir de la casa.

“Hay un sentimiento de ansiedad en los jóvenes porque vemos que hay algunos policías y oficiales racistas. Los jóvenes están asustados porque se les está deteniendo en las calles, por eso nosotros les hemos recomendado que revisen lo que usan cuando se visten, que vean la forma en la que visten. Pero el punto es que esos colores no son de una pandilla, esos colores representan un orgullo para los jóvenes porque son de sus países”, dijo Alvarado.

Lee también

Comentarios