Lo más visto

Más de El Salvador

Adultos mayores afectados con amputaciones por pólvora

Durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, 133 personas sufrieron quemaduras por el mal manejo de pólvora; de esa cantidad, 62 son menores de edad.

Enlace copiado
Cambio cultural.  Las autoridades de salud no descartan la discusión sobre la prohibición total del uso de pirotécnicos para cualquier tipo de celebración en El Salvador.

Cambio cultural. Las autoridades de salud no descartan la discusión sobre la prohibición total del uso de pirotécnicos para cualquier tipo de celebración en El Salvador.

Enlace copiado

Las personas quemadas con pólvora en la temporada navideña y de fin de año alcanzaron las 133, esto según el reporte de la Dirección Protección Civil del 24 de diciembre al 1.° de enero. De este total 62 son menores de edad; la cifra está muy por encima de los lesionados con pirotécnicos en las festividades de 2018 cuando fueron 118 personas y de estas 24 fueron niños.

Hasta las 6 de la mañana del primer día de este año, de las 133 personas que resultaron quemadas con pólvora, hay un quemado más pero no fue con cohetes, la mayoría fueron hombres (111).

La cifra representa un aumento de 15 casos con respecto al año pasado y la mayor parte de las víctimas tiene entre 15 y 59 años de edad.

La ministra Ana Orellana Bendek destacó, en una entrevista en la televisión, un caso que ocurrió en la zona paracentral del país, donde dos grupos armaron una especie de guerra con silbadores y morteros y varias personas resultaron quemadas.

También mencionó el de una mujer embarazada a quien le explotó un mortero en su abdomen, cuando ella transitaba por la calle. Aunque las lesiones que sufrió fueron superficiales, una situación de estrés podría haberle generado complicaciones en su embarazo; "entonces, no tenemos esa cultura de consciencia los salvadoreños, sobre que tenemos que ser respetuosos con nuestros vecinos, con las personas que circulan", declaró la funcionaria.

A su juicio, es necesaria la discusión de reformar la ley en el sentido de implementarla con mayor contundencia para fabricantes y comerciantes.

"Se han hecho esfuerzos, han sido toneladas, no libras, sino toneladas de incautación de estos productos que han estado siendo fabricados de forma ilegal, poniendo en riesgo a los vecinos, a ellos mismos y a todo el que lo compre, pero hace falta incidir más, porque no solo es en esta época: hay fiestas patronales en 262 municipios y lo más común es la quema de pólvora, los toritos pinto, las varas de cohete y todo ese rollo, no es solo fin de año. Hay quemados durante todo el año, es el patrón cultural el que debemos ir cambiando", señaló Orellana Bendek.

Del total de casos que corresponden a menores de edad; el último de estos casos fue el de un niño que había manipulado un mortero número 10, cuya fabricación y comercialización está prohibida.

Además de reiterar las sanciones a madres y padres de familia cuyos hijos resultan con quemaduras por manipulación de pólvora sin supervisión, la titular de Salud agregó un nuevo fenómeno.

"Otra cosa curiosa que ha pasado es que los padres han llegado a consultar dos o tres días después de que su niño se quemó, probablemente por temor al llamado de atención y porque existe una ley vigente que los castiga. Han llevado a los niños ya complicados, con severas infecciones. Probablemente la quemada no necesitaba ingreso, pero por la forma de las curaciones folclóricas o caseras se han contaminado, y ya llegan con infecciones severas que ameritan ingresos para suministrarles antibióticos endovenosos", criticó.

Otra cifra que la funcionaria destacó son los 45 decesos en accidentes viales durante el período festivo, con un aumento del 45.16 %. Los siniestros fueron más letales. "Es una situación epidémica", manifestó sobre estos casos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines